Leonardo Guzmán
Leonardo Guzmán

Hay sed de orden

La Feria Judicial se inició anteayer. En tribunales paralizados, no se notó. Los Magistrados iban a las sedes sólo para custodiarlas y explicar por qué no. Les faltaba el uniforme para parecer de Prosegur. ¿A quién le importa el tiempo que se muere en clamores por justicia? La amputación de cada derecho humano concreto arrasado por “el sistema” es asunto personal del que le toca. Arreglate como puedas, llanto incluido.
Sobre el tema, en una sesión que terminó a empellones, la mayoría regimentada votó otra ley inconstitucional: por acto legislativo deroga lo que era cosa juzgada, viola derechos adquiridos y re-atropella la independencia judicial.

La Feria Judicial se inició anteayer. En tribunales paralizados, no se notó. Los Magistrados iban a las sedes sólo para custodiarlas y explicar por qué no. Les faltaba el uniforme para parecer de Prosegur. ¿A quién le importa el tiempo que se muere en clamores por justicia? La amputación de cada derecho humano concreto arrasado por “el sistema” es asunto personal del que le toca. Arreglate como puedas, llanto incluido.
Sobre el tema, en una sesión que terminó a empellones, la mayoría regimentada votó otra ley inconstitucional: por acto legislativo deroga lo que era cosa juzgada, viola derechos adquiridos y re-atropella la independencia judicial.

El conflicto no nace en los números crudos que hace años no se previeron y hoy no alcanzan. Surge de una larga destilación de visiones menoscabantes para el Derecho, los Jueces, los abogados y los escribanos. Lo atiza la creencia —supersticiosa— de que una pulseada abrupta puede resolver sola las pujas económicas, sin principios de Derecho, sin ideas claras y sin rigor lógico. A la que te criaste. Para la vida republicana, esto es una amenaza que debe unir a todos quienes —hayamos votado como fuere— no queremos la quiebra del Derecho.
Otro conflicto. Acosado por requerimientos, zampó Fernández Huidobro: “Si Serpaj me autoriza a torturar, yo capaz que le consigo información”. Dislate triple: torturar asquea, es delito y no hay ONG que pueda autorizarlo. Hubo quejas. El Ministro se negó a analizarlas. Respondió que “sería como aclarar que el caballo que está en la Plaza Independencia es de mentira… aclarar lo obvio, que ese caballo es una alegoría, no anda ni… ni…”; presto, cumplió la diaria cuota de vocablos uro-intestinales de la dieta oficialista.

Duplicó la apuesta contra Serpaj: “Son unos imbéciles”. “No tenemos una fundación extranjera… a la que… rendir cuentas… para que nos siga pagando el sueldo.” Hay “una campaña mundial que desestabiliza muchísimos países” con “objetivos oscuros”. “Es la misma gente que organizó la primavera árabe, las revueltas de Ucrania. Se busca división y atrás de eso hay grupos nazis más viejos que Hitler”.

A este bochorno con pirotecnia internacional también se llega por errores añejos. En 1985, se desoyó el mensaje de Pivel Devoto para revivir “La Amnistía en la tradición nacional”. Hoy, por hechos de40 años atrás, no basta ni siquiera tener en la cárcel a una docena de ancianos. Se pide más, se escracha por más. Y los mismos muros que proclamaban “Ni olvido ni perdón” ahora lucen a Fernández Huidobro con birrete de Papá Noel, reprochado por “Otra Navidad con impunidad”. Se llega a la puja entre correligionarios y hasta de cada uno consigo mismo.

Estos conflictos judicial son dos de los muchos frutos amargos que arroja el culto por lo irracional, al cruzar materialismo con relativismo, matar la fe en la reflexión y sepultar la imperatividad de la ley. La convivencia se nos ha reducido a una lucha darwinista por el poder, impuesta como inevitable, sin horizonte ni ideal que la redima.

Haber llegado con semejante cuadro al Día de las Familias de nuestro almanaque laico —hecho sin religión, pero vertebrado con los valores de la Navidad— debe exigirnos dejar atrás las ruinas de esto que a la vista está y refundar la esperanza en las bases de nuestro Derecho, para regenerar un orden que no dependa de la intemperancia de nadie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)