Julia Rodríguez Larreta
Julia Rodríguez Larreta

La herencia chavista

En la reciente Reunión de Medio Año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ocurrida a principios de este mes, los informes sobre Libertad de Expresión, de demasiadas naciones del continente dejaron un sabor más que amargo, nuevamente. El respeto a la libertad de prensa sigue hundiéndose en un estado cada vez más crítico, en muchos de los países del continente.

En la reciente Reunión de Medio Año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ocurrida a principios de este mes, los informes sobre Libertad de Expresión, de demasiadas naciones del continente dejaron un sabor más que amargo, nuevamente. El respeto a la libertad de prensa sigue hundiéndose en un estado cada vez más crítico, en muchos de los países del continente.

En algunos como México y Centro América, principalmente a causa del crimen organizado. En los meses transcurridos desde la 70° Asamblea de la SIP en octubre pasado, han muerto en Brasil 4 periodistas, 2 en Honduras, 1 en Colombia y 2 en México y según la Relatoría Especial de la OEA, en el 2013, perdieron la vida 18 profesionales y una importante cantidad de los crímenes quedan sin esclarecerse y sin castigo, así pasen los años.

En otros casos como Argentina, Bolivia y Ecuador, la guerra constante y artera, proviene de sus gobernantes y no cesa. Se siguen inventando toda clase de artimañas disfrazadas de legales, mientras aumentan las presiones de toda índole. En esta ocasión, sin embargo, la denuncia planteada por el representante venezolano, por escrito y visualmente, por medio de múltiples filmaciones, fue la que causó una impresión más dramática.

Lo que no es de extrañar viendo la violencia con la cual el gobierno de Maduro ha perseguido a los estudiantes que valientemente, desde el mes de febrero, se han manifestado en rechazo a la forma de gobernar el país. A causa de la enorme inseguridad, el patético desabastecimiento, la carestía, la inflación y en denuncia de las 41 muertes, los más de 659 heridos, las torturas a los detenidos y por la liberación de los que el gobierno mantiene entre rejas.

Para entender lo que ha sucedido en Venezuela, se vislumbran dos andariveles paralelos. Por un lado, la insatisfacción de los venezolanos que enfrentan toda clase de estrecheces y dificultades a pesar de contar con las mayores reservas petroleras. Acaban de anunciar el hallazgo de tres nuevos yacimientos en tierra firme que representarían 185 millones de barriles de crudo y 1,1 billones de pies cúbicos de gas, pero la perfomance de Pdvesa ha ido en caída libre a partir de la Presidencia de Hugo Chávez, luego que desmantelara a la gerencia profesional para sustituirla por gente "amiga". El año que lleva Maduro en el gobierno no ha traído ninguna mejoría. La inflación que ha llegado al 56,7% (más alta del mundo) significa un constante deterioro de los ingresos de la gente y un encarecimiento de la vida insoportable. El FMI calcula que llegará a 75% a fines de año. Con varios meses por arriba del 50%, se avizora el peligro de una hiperinflación.

El desabastecimiento producto del dirigismo es enorme y hay escasez de todo un poco; harina, leche, queso, carne roja, pollo, azúcar, papel higiénico. En cambio, lo que no falta es la violencia y los delitos. El índice de homicidios aumentó de 73 muertes cada 100.000 habitantes en 2012 a 79 personas en 2013, según datos de un observatorio independiente (OVV), ya que cifras oficiales creíbles, no hay.

Desde la instauración de la dictadura castrista, ésta apuntó a la creación de un amplio entramado internacional de apoyo a su causa y en Venezuela, la penetración fue total, a partir del absoluto poder obtenido por Chávez, quien destruyó todo viso republicano y su gran admiración por Fidel Castro Al punto que estando entre la vida y la muerte, se fue a tratar en la isla.

Cuba le mandó personas con experiencia en el control de un Estado profundamente centralizado y policíaco, a cambio de los generosos envíos de petróleo y contribuye no solo con médicos, enfermeras y entrenadores deportivos, sino con personal militar y de seguridad y milicias paramilitares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)