Julia Rodríguez Larreta
Julia Rodríguez Larreta

El fiscal Nisman ya no está

Si ha habido un hecho que ha conmovido a la Argentina y a todos aquellos que nos interesamos en ella, ese ha sido el hallazgo del cuerpo sin vida del fiscal, Alberto Nisman ¡Qué golpe a la República!

El prestigioso intelectual y filósofo Santiago Kovadloff, a poco de conocida la noticia, lo sintetizó en una penetrante frase; “un crimen político y un magnicidio institucional”. Cada día que pasa se suma alguna novedad, por lo que es difícil opinar, pero a la vez es imposible ignorar la repentina muerte del fiscal la noche antes de su presentación en el Congreso.

Tenemos la investigación sobre el atentado de la AMIA que lleva 20 años, cuyo rumbo se trataba de torcer desde las más altas esferas. Importante sería develar las verdaderas razones que habría tenido el Gobierno, o gente dentro del mismo, para facilitarles la vida a los iraníes acusados, sobre cuyas pistas andaba el infortunado Nisman. Sobre ello iba a declarar en el Parlamento. Las consecuencias hubieran podido se

Si ha habido un hecho que ha conmovido a la Argentina y a todos aquellos que nos interesamos en ella, ese ha sido el hallazgo del cuerpo sin vida del fiscal, Alberto Nisman ¡Qué golpe a la República!

El prestigioso intelectual y filósofo Santiago Kovadloff, a poco de conocida la noticia, lo sintetizó en una penetrante frase; “un crimen político y un magnicidio institucional”. Cada día que pasa se suma alguna novedad, por lo que es difícil opinar, pero a la vez es imposible ignorar la repentina muerte del fiscal la noche antes de su presentación en el Congreso.

Tenemos la investigación sobre el atentado de la AMIA que lleva 20 años, cuyo rumbo se trataba de torcer desde las más altas esferas. Importante sería develar las verdaderas razones que habría tenido el Gobierno, o gente dentro del mismo, para facilitarles la vida a los iraníes acusados, sobre cuyas pistas andaba el infortunado Nisman. Sobre ello iba a declarar en el Parlamento. Las consecuencias hubieran podido ser un escándalo de mayúsculas proporciones, al salir a la luz el entramado de una diplomacia paralela, en manos de personas de tercer orden, como el líder piquetero D’Elía y uno comunitario, llamado Yussuf Khalil. En otros países, por mucho menos han renunciado altos funcionarios, enfrentados eventualmente a juicios políticos. Un borrador de Nisman, cuestionado por el Jefe de Gabinete, Capitanich, en una chocante demostración durante la cual rompió ante las cámaras el ejemplar del diario Clarín, y cuya existencia luego quedó comprobada tras unos extraños tropiezos de la fiscal actuante, Viviana Fein, pedía el arresto de la Presidente y el Canciller. Sin embargo hoy Nisman ya no está para poder llevar adelante la acusación. ¿Y el original?

La causa de la AMIA había sido enviada por Nisman al Juzgado Federal del Dr. Lijo pero este no quiso agregar a la misma, su denuncia por encubrimiento. Además, luego se excusó. Por sorteo se derivó el asunto al Juez Rafecas, quien también intentó escurrirse con razones leguleyas, aunque la Cámara lo ha obligado a actuar. ¿Será por miedo, presiones o porque parte de las pruebas han desaparecido y el asunto ya no se sustenta?

Tres causas se enredan unas con otras. I) El atentado de la AMIA en el que trabajaba el fiscal muerto II) La investigación sobre las extrañas gestiones, aparentemente promovidas desde la Presidencia y la Cancillería, para lograr el levantamiento de las sanciones a los jerarcas iraníes, imputados del crimen de la AMIA. ¿Porqué? Porque no se pueden mover de su país. De hacerlo, serán arrestados por Interpol por el pedido realizado por Argentina tiempo atrás. ¿Con que objeto? De retirarse las acusaciones, se pondrían en marcha ciertos negocios. III) Ahora, hay que sumar las actuaciones respecto de la muerte, altamente sospechosa de un fiscal federal. Al principio se lanzó la teoría que habría sido un suicidio, avalada por declaraciones de la Presidente. Pero dicha versión no caló. La lista para las compras en el supermercado para el día siguiente dejada a la mucama, la trayectoria de la bala, la falta de pólvora en su mano, ineludible en una pistola, además de otros indicios, destruyeron esa hipótesis. Con gran rapidez, la Presidente cambió su libreto y se sumó a la inmensa mayoría de la población en el descreimiento del suicidio.

La versión oficial actualmente es que a Nisman lo mataron miembros despedidos de los servicios de inteligencia y siembran dudas sobre uno de ellos especialmente Antonio Stiusso. Tampoco faltan los posibles chivo expiatorios. La imagen de Lagomarsino en una reciente foto, (colaborador del fiscal en escuchas telefónicas e informática, quién le prestó la pistola) lo muestra con cara de asustado. Otros apuntan a los servicios iraníes y no es de descartar una operación conjunta.
Cabe la pregunta ¿qué le ha hecho más daño al gobierno y al Frente para la Victoria (FPV)?.

¿La denuncia de Nisman, o su rara muerte? Muchos creen que un asesinato, aunque no sea posible atribuírselo a la Presidente, tendrá consecuencias muy negativas, vistas las próximas elecciones. Sobretodo porque la historia del suicidio no cuajó, de lo contrario la situación hubiera sido otra. Por otra parte, el pedido de arresto que pensaba ordenar Nisman, puede que no se cumpliera, teniendo en cuenta las interferencias del poder a todo nivel que se perciben en ese país.

Durante toda esta crisis, los de la oposición, salvo Lilita Carrió y Patricia Bullrich, se han comportado tímidamente. Quizás algunos políticos no quieran hacer más daño a la investidura presidencial, piensen que echar leña al fuego desprestigia al país. Pensarán que el FPV ya no puede ganar. Parecen aturdidos o tienen miedo y no pocos están de vacaciones. Pero de aquí a 6 meses, para los comicios, ¿cuán presente tendrán los argentinos, la muerte de Nisman?

Qué triste lo que sucede en la otra orilla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)