Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Última oportunidad

En la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores aparece su Comunicado de Prensa del 15 de junio en el cual se nos informa que “El Gobierno de la República Oriental del Uruguay sigue atentamente el curso de los acontecimientos políticos y diplomáticos suscitados entre varios países del Golfo y de la Península Arábiga” y exhorta a los “países amigos involucrados a retomar el diálogo y las negociaciones”.

En la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores aparece su Comunicado de Prensa del 15 de junio en el cual se nos informa que “El Gobierno de la República Oriental del Uruguay sigue atentamente el curso de los acontecimientos políticos y diplomáticos suscitados entre varios países del Golfo y de la Península Arábiga” y exhorta a los “países amigos involucrados a retomar el diálogo y las negociaciones”.

También encontramos condenas de los atentados realizados en Irán y en Londres y otros temas de la agenda internacional. Llama la atención que se considere necesario dejar constancia expresa de la preocupación por acontecimientos en lugares distantes (y no solamente en sentido geográfico), pero que el gobierno mantenga tan recatado silencio sobre lo que sucede en la cercana, en todos los sentidos, Venezuela.

Se estima que ya son más de 70 las muertes y cientos los heridos entre los ciudadanos, muchos de ellos estudiantes, que se enfrentan con las bien pertrechadas fuerzas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), apoyadas por los “colectivos” maduristas.

En Venezuela, el Poder Legislativo (la Asamblea Nacional, donde tiene mayoría la oposición) es ignorado olímpicamente por el Poder Ejecutivo. La fiscal general Luisa Ortega Díaz continúa presentando fundados recursos ante el Tribunal Supremo de Justicia que son desestimados sin siquiera tomarse el trabajo de analizar el fondo del asunto. Ahora, Ortega Díaz afirmó que “El TSJ no da solución efectiva a la crisis del país, lo que se encarga es de acelerar la crisis. Es difícil tener acceso al TSJ. ¿Cómo uno ejerce el derecho a la tutela judicial efectiva expresada en el artículo 26 de la Constitución? El TSJ ha sido un obstáculo para la paz del país”. Algo que no debería sorprender porque sabemos bien que el Tribunal solamente es un entusiasta instrumento de Maduro.

La decidida actitud de la funcionaria le ha ganado la antipatía del gobierno. El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, acusó a Ortega Díaz de ser una agente y le pidió “que evite que esta oposición fascista que la tienen por jefa siga asesinando al pueblo”. Un razonamiento interesante que sugiere que los “fascistas” que se oponen a la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente se matan entre ellos. Es el delirio.

A pesar de toda esa oposición, el gobierno bolivariano persiste en su proyecto de convocar la Asamblea Nacional Constituyente mediante un procedimiento inconstitucional.

Las declaraciones de funcionarios del Poder Ejecutivo venezolano revelan que el verdadero objetivo de la convocatoria no es tanto reformar la Constitución aprobada durante el gobierno del presidente Chávez, sino instalar un nuevo organismo supremo donde predomine el madurismo, sustituya al Poder Legislativo, anule a la Fiscal General y “haga innecesarias”, como se ha dicho, las elecciones de gobernadores que debieron haberse realizado el 16 de diciembre de 2016. Por algo será…

La situación venezolana empeora cada vez más. Solamente la acción internacional puede contribuir a encontrar un camino de convergencia y acuerdo nacional que permita un cambio político dentro de la Constitución. Veremos que hace la OEA esta semana. El tiempo para una salida pacífica se acaba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)