Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

De un plumazo

El impacto de la Disposición 1108/2013 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Argentina continua expandiéndose. Cae el movimiento de contenedores en el Puerto de Montevideo. Una de las empresas operadoras envía trabajadores al seguro de paro. Los productores de peras y manzanas del sur de la Argentina tienen dificultades para exportar su cosecha debido a la prohibición de utilizar Montevideo como puerto de transbordo.

La medida refleja una visión ideológica anticuada que ha sido expresada, cristalinamente, por el subsecretario de Puertos de Vías Navegables y dirigentes gremiales del vecino país: "es absolutamente legítimo y razonable" que todo país exporte directamente sus mercaderías desde sus puertos.

En realidad, la medida no es ni tan legítima ni tan razonable. Por varios motivos.

Primero, la Disposición interfiere con el derecho del importador o del exportador de elegir el medio de transporte marítimo y el puerto más eficiente y económico que

El impacto de la Disposición 1108/2013 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Argentina continua expandiéndose. Cae el movimiento de contenedores en el Puerto de Montevideo. Una de las empresas operadoras envía trabajadores al seguro de paro. Los productores de peras y manzanas del sur de la Argentina tienen dificultades para exportar su cosecha debido a la prohibición de utilizar Montevideo como puerto de transbordo.

La medida refleja una visión ideológica anticuada que ha sido expresada, cristalinamente, por el subsecretario de Puertos de Vías Navegables y dirigentes gremiales del vecino país: "es absolutamente legítimo y razonable" que todo país exporte directamente sus mercaderías desde sus puertos.

En realidad, la medida no es ni tan legítima ni tan razonable. Por varios motivos.

Primero, la Disposición interfiere con el derecho del importador o del exportador de elegir el medio de transporte marítimo y el puerto más eficiente y económico que le parezca. Puede decirse que el Estado exportador tiene la potestad de limitar ese derecho individual y de disponer sobre cómo deben embarcarse los productos que constituyen su comercio exterior. Pero, ese tipo de medidas existen dentro de un determinado marco jurídico de derecho internacional el cual incluye, en nuestro caso, el Tratado de Asunción (que establece la libre circulación de bienes y servicios) y los convenios acordados dentro del Mercosur.
Segundo, es discutible que la medida sea razonable. Existen argumentos para sostener exactamente lo contrario, que es otro ejemplo de las irracionalidades a que nos tiene acostumbrados el vecino país.
Hace tres décadas, nuestra región entró en un proceso de reformas fundamentales de sus políticas de transporte marítimo y de administración de sus puertos.

El modelo de sustitución de importaciones, aranceles altos y de crecimiento hacia adentro fue reemplazado por el nuevo paradigma de apertura de la economía, integración en los mercados globales y de crecimiento hacia afuera.

Para el modelo de sustitución de importaciones, los altos fletes marítimos, los servicios de transporte acuático de baja calidad, la burocracia y la ineficiencia de sus puertos eran problemas de menor importancia. Incluso, los costos más altos causados por esas ineficiencias podían ser bien vistos porque funcionaban como una barrera no arancelaria adicional.

En cambio, la globalización pone énfasis en la reducción de la fricción de las distancias.

Hoy, la prioridad es asegurarle al usuario servicios de transporte marítimo de mejor calidad y más económicos. Las demoras y los costos más altos causados por las medidas discriminatorias y los puertos ineficientes son en una carga inaceptable para usuarios y países. Una de las características más valiosas del transporte intermodal es su capacidad de complementar diferentes medios de transporte. Montevideo ofrece ese tipo de servicios en forma eficiente y económica.

Y esa es la clave del problema.

Como los puertos argentinos no pueden competir con Montevideo en buena ley, ofreciendo mejores servicios en el mercado regional, el gobierno argentino aprobó la Disposición 1108/2013 que, como señaló el periodista Emiliano Galli, en La Nación, "borró de un plumazo a Montevideo de las cartas náuticas del transbordo regional".

Pero, no está muerto quien pelea…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)