Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Plataforma continental

Es alentador que se hayan realizado avances importantes en el proceso de aprobación de la propuesta uruguaya para extender el límite exterior de la plataforma continental. Aunque ha trascendido que la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas no aceptaría totalmente la propuesta, es indudable que el nuevo límite exterior, de aceptarse finalmente, significaría una extensión importante de los derechos de soberanía de nuestro país sobre un vasto territorio submarino. La noticia subraya la importancia de que nuestro país tenga políticas de Estado de largo plazo (el proceso de elaboración de la propuesta presentada a Naciones Unidas comenzó en 1992).

La determinación del límite exterior de la plataforma supone conciliar dos elementos que no siempre viven en armonía: el conocimiento científico, en este caso acerca de la geología de los continentes y los fondos marinos, y el derecho. La Convención sobre el Derecho del Mar es un paquete de principios, nor

Es alentador que se hayan realizado avances importantes en el proceso de aprobación de la propuesta uruguaya para extender el límite exterior de la plataforma continental. Aunque ha trascendido que la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas no aceptaría totalmente la propuesta, es indudable que el nuevo límite exterior, de aceptarse finalmente, significaría una extensión importante de los derechos de soberanía de nuestro país sobre un vasto territorio submarino. La noticia subraya la importancia de que nuestro país tenga políticas de Estado de largo plazo (el proceso de elaboración de la propuesta presentada a Naciones Unidas comenzó en 1992).

La determinación del límite exterior de la plataforma supone conciliar dos elementos que no siempre viven en armonía: el conocimiento científico, en este caso acerca de la geología de los continentes y los fondos marinos, y el derecho. La Convención sobre el Derecho del Mar es un paquete de principios, normas e instituciones que busca equilibrar un conjunto de intereses que se encuentran en pugna y suministrar un marco preciso y previsible para los océanos. Esa complejidad se reflejó en el artículo 77 de la Convención que define a la plataforma y establece el procedimiento que debe seguirse para la fijación de su límite exterior.

Parecería útil intentar responder a tres preguntas: primero, ¿qué es la plataforma continental?; segundo, ¿cuál es su límite exterior?; y, finalmente, ¿qué derechos tiene el país costero sobre ella?
La Convención define a la plataforma continental como el lecho y el subsuelo de las áreas submarinas que forman la prolongación natural del territorio del Estado costero hasta el borde exterior del margen continental. La plataforma solamente comprende el lecho del mar y su subsuelo. No incluye la columna de agua sobre el lecho marino. Ello apareja, entre otras consecuencias, que la extensión del límite exterior de la plataforma más allá de las 200 millas, no afectará el régimen de la pesca en ese sector, que continuará rigiéndose por el principio de la libertad de pesca en la alta mar establecido en la Convención y los demás tratados aplicables.

En principio, el límite exterior de la plataforma es la línea de 200 millas medidas a partir de las líneas de base.

La Convención reconoce que en ciertos casos la plataforma puede internarse en el mar a una distancia aún mayor. En ese caso, el país costero que reclame un límite exterior más distante, deberá presentar la información científica para respaldar su pretensión a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental. Este organismo técnico de Naciones Unidas estudiará ese material y "hará recomendaciones". La Convención dice que "los límites de la plataforma que determine un Estado ribereño tomando como base tales recomendaciones serán definitivos y obligatorios". Tanto para el país costero como para los demás países.

Finalmente, en este espacio submarino no se ejerce soberanía, sino solamente determinados derechos de tipo económico: la Convención establece que el Estado ribereño "ejerce derechos de soberanía" sobre la plataforma solamente "a los efectos de su exploración y de la explotación de sus recursos naturales".
Pero aún así, no es poca cosa…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)