Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Plan Ceibal

El Plan Ceibal es un programa iniciado por nuestro país en el año 2007 para impulsar la integración de la tecnología al servicio de la educación y, de esta forma, contribuir a mejorar la calidad de aquella e impulsar procesos de innovación social, inclusión y crecimiento personal. Sus logros son importantes. Incluyen la entrega de 797.000 equipos que están en uso de los alumnos y exalumnos (datos para el año 2016), todos los centros educativos cuentan con conectividad Wifi y acceso a internet; casi la totalidad de los centros educativos públicos urbanos tienen acceso a internet por fibra óptica y disponen de equipos de videoconferencia. El 95% de las escuelas urbanas de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria tienen clases de inglés y el 73% de los estudiantes aprende inglés por videoconferencias. En el caso de matemáticas, el 41% de los alumnos de 3º de Educación Primaria a 3º de Educación Media utilizaron la Plataforma Adaptativa de Matemáticas. Es un programa que apoya la enseñanza especialmente para sectores de nuestra sociedad con menos recursos económicos.

El 26 de septiembre, el Grupo Banco Mundial publicó el “Informe sobre el desarrollo mundial 2018: Aprender para hacer realidad la promesa de la educación”. Lamentablemente, el documento contiene un parrafo sobre el Plan Ceibal en el que se sostiene que “hay programas totalmente ineficaces, como el denominado ‘una Computadora por Alumno de Perú y Uruguay’, que no tuvo impacto alguno en los conocimientos de lectura o matemática de los estudiantes”.

Como fundamento, el Informe del Banco Mundial cita dos estudios: uno sobre comunidades rurales en el Perú luego de quince meses del programa y otro sobre nuestro país. Este último analiza el impacto del Plan Ceibal en escuelas urbanas y rurales utilizando datos recopilados en el período 2006-2009.

Parece poco apropiado arriesgar una afirmación tan categórica (“totalmente ineficaz”) a partir de un solo estudio, el cual, además, emplea información recopilada hace casi una década, cuando la primera etapa del Plan Ceibal.

Las protestas no se hicieron esperar.

Como resultado, la Representante Residente del Banco Mundial debió reconocer, en una nota al Plan Ceibal, que se había revisado la versión final del Informe y que se había eliminado la expresión “totamente ineficaz”. Además, se incluyó una nueva nota al pie de página en la que se expresa: “Para el caso de Uruguay, se evaluaron los impactos sobre matemática y lectura durante los primeros años del programa, cuando su objetivo principal era el de proveer equipamiento y conectividad a las escuelas. Desde entonces el programa evolucionó, incorporando capacitación docente y herramientas adaptativas para la educación. Nuevas evaluaciones sobre su impacto serán hechas públicas hacia fines de 2017”.

Ahora se ha dado a conocer el primer estudio de impacto de la Plataforma Adaptativa de Matemáticas, en la enseñanza Primaria.

El Plan Ceibal involucra una inversión considerable de recursos limitados. Es sano que funcione con transparencia. Para ello es necesario que se encuentre sujeto a una continua evaluación de objetivos, medios y resultados. Pero esta evaluación debe realizarse a partir de información objetiva, sólida y actualizada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)