Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

El mundo tal cual es

La Decisión 1108/2013 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Argentina refleja una visión política de largo plazo acerca de cómo deberían desarrollarse dos actividades complementarias pero separadas: la actividad portuaria y la actividad del transporte marítimo.

Aunque la norma se refiere a la operativa del transporte de carga por agua, su contenido también revela el pensamiento argentino sobre cuál debería ser el principio básico para la actividad de los puertos.

Ese principio fue explicado por el subsecretario de Puertos y Vías Navegables argentino, en dos extensas entrevistas publicadas en El País. Y, si alguna duda hubiese sobrevivido a esas definiciones de política, tan claras, están las declaraciones del secretario general del sindicato portuario de Dragado y Balizamiento argentino, también publicada en este diario.

De acuerdo a esas declaraciones, la base de la política de puertos de la Argentina es que "las cargas argentinas de origen de l

La Decisión 1108/2013 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Argentina refleja una visión política de largo plazo acerca de cómo deberían desarrollarse dos actividades complementarias pero separadas: la actividad portuaria y la actividad del transporte marítimo.

Aunque la norma se refiere a la operativa del transporte de carga por agua, su contenido también revela el pensamiento argentino sobre cuál debería ser el principio básico para la actividad de los puertos.

Ese principio fue explicado por el subsecretario de Puertos y Vías Navegables argentino, en dos extensas entrevistas publicadas en El País. Y, si alguna duda hubiese sobrevivido a esas definiciones de política, tan claras, están las declaraciones del secretario general del sindicato portuario de Dragado y Balizamiento argentino, también publicada en este diario.

De acuerdo a esas declaraciones, la base de la política de puertos de la Argentina es que "las cargas argentinas de origen de la economía argentina" sean exportadas desde puertos argentinos. El subsecretario de Puertos y Vías Navegables dijo a El País que es "absolutamente legítimo y razonable que todo país, como el Uruguay creo que lo debería y pretende hacer, exporte sus mercaderías desde sus puertos".(El País, 23 de enero).

Consultado sobre si esa política no interfería con el derecho del exportador, de enviar sus cargas a través del Puerto de Montevideo, porque es más económico, el funcionario argentino respondió: "No, no. … La soberanía, la política en cuanto a la producción y uno de los factores más sagrados que es la protección del empleo de los argentinos, está por encima de cualquier interés coyuntural de cualquier empresario. Fijar una política donde se proponga y promueva que las exportaciones de un país salgan por los puertos del propio país es un principio elemental de soberanía".

Se podrá estar de acuerdo, o no, con esas declaraciones pero ellas reflejan la visión de los históricos intereses portuarios argentinos.
Ahora nos enteramos que la Disposición 1108/2013 no fue una novedad para nuestro gobierno. El subsecretario de Puertos y Vías Navegables explicó que "Hace 20 meses que estamos negociando con el equipo portuario uruguayo y este tema había sido suficientemente explicitado. Nadie que haya participado de la dinámica de estas cuestiones puede haberse sentido sorprendido, porque era una variable que estaba en conocimiento de los actores de las conversaciones."(El País, 18 de marzo).

¿Veinte meses? Esto nos ubica aproximadamente en mayo de 2012.
La afirmación (que no ha sido desmentida) plantea varias interrogantes.
Incluyendo ¿por qué no se tomaron a tiempo, medidas para mitigar el impacto previsible que la Disposición habría de tener sobre el movimiento de contenedores en el Puerto de Montevideo?

También ¿es lógico que el gobierno continúe, como si nada, con sus anuncios sobre el inminente puerto de aguas profundas, cuando la viabilidad económica y operacional del proyecto depende de atraer, en el corto plazo, nada menos que 22 millones de toneladas anuales de gráneles argentinos? Esa carga representa el 42 % de la demanda estimada por el proyecto. ¿Alguien piensa que los intereses portuarios argentinos nos harán semejante regalo?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)