Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

El camino a Paysandú

Hace un siglo y medio tuvo lugar una cadena de acontecimientos que convergieron en la Guerra de la Triple Alianza. Parte de esos sucesos se produjeron en nuestro país, otros en el Paraguay.

Hace un siglo y medio tuvo lugar una cadena de acontecimientos que convergieron en la Guerra de la Triple Alianza. Parte de esos sucesos se produjeron en nuestro país, otros en el Paraguay.

Aunque eran dos escenarios geográficos, políticos e, incluso, culturales, distintos y separados por la distancia los sucesos en uno y otro, los hechos se encontraban estrechamente vinculados entre sí.

El Uruguay padecía una de sus endémicas guerras civiles, en esta oportunidad la contienda había sido desencadenada por Venancio Flores, en abril de 1863.

El 12 de octubre de 1864, tropas brasileñas invadieron nuestro territorio y tomaron Melo, su intención era ocupar el territorio de nuestro país al Norte del Río Negro en, lo que su gobierno describió como “represalias”.

El 20 de octubre, Venancio Flores y el comandante de la fuerza naval brasileña en el Río de la Plata, barón de Tamandaré, acuerdan coordinar sus acciones contra el gobierno nacional. Seis días después, el 26 de octubre, los buques de guerra brasileño establecen formalmente el bloqueo de los puertos de Salto y Paysandú, las últimas posiciones del gobierno uruguayo al Norte del Río Negro.

En el Paraguay, el 12 de noviembre, el vapor de guerra de ese país Tacuarí apresa al vapor paquete brasileño Marqués de Olinda que había zarpado pocos días antes de Montevideo con destino al puerto de Corumbá. Ese día el gobierno de Francisco Solano López comunica al representante diplomático brasileño en Asunción que “quedaban rotas las relaciones” y que se encontraba ante el “imprescindible deber” de “echar mano de los medios reservados en su protesta del 30 de Agosto”.

En esa oportunidad, López había advertido al representante brasileño que “cualquier ocupación del territorio oriental por fuerzas imperiales” sería considerada “como un atentado contra el equilibrio de los Estados del Plata, que interesa a la República del Paraguay, como garantía de su seguridad, paz y prosperidad”.

La advertencia paraguaya del 30 de agosto había sido ignorada por el Brasil al invadir, por tierra, el territorio uruguayo, en 12 de octubre. En respuesta, López envía los días 22 y 24 de diciembre una fuerza hacia el Norte, para invadir el Mato Grosso. Los acontecimientos en Melo reverberaban en el alto río Paraguay.

Las tropas de Venancio López y las fuerzas brasileñas, incluyendo el contingente naval, inician el sitio de Paysandú el 2 de diciembre de 1864.

En Montevideo, el gobierno nacional, en protesta, declara “rotos, nulos y cancelados” los tratados de 1851, suscritos con el Brasil, y quema los documentos en la Plaza Independencia, el 18 de diciembre. El representante diplomático británico, Garrow Lettsom, informó al Foreign Office, que “Como una demostración de indignación nacional contra el Brasil, a la que se esperaba que concurriese una vasta cantidad de personas… nunca fui testigo de un fracaso más completo”. Los montevideanos no veían con entusiasmo la idea de que la ciudad se convirtiese en un nuevo Paysandú. Como estuvo a punto de suceder, pocas semanas después.

Entretanto Leandro Gómez informaba al gobierno que “si la pólvora se me acaba, las lanzas y bayonetas están aguzadas… el combate será cuerpo a cuerpo, pero Paysandú, ya convertido en ruinas, no se rinde” (10 de diciembre).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)