Juan Martín Posadas
Juan Martín Posadas

¿Cuál paramétrica?

Voy a comenzar escribiendo sobre Ancap pero me encamino hacia algo mucho más importante y más grave. Estos días, y probablemente por varias semanas más, el progreso de la Comisión Investigadora sobre Ancap va a absorber las energías y la atención del sistema político.

Voy a comenzar escribiendo sobre Ancap pero me encamino hacia algo mucho más importante y más grave. Estos días, y probablemente por varias semanas más, el progreso de la Comisión Investigadora sobre Ancap va a absorber las energías y la atención del sistema político.

Ancap es una empresa muy importante para el Uruguay. Es importante por su porte, su participación en el PBI, su facturación millonaria y el número de gente que emplea. Por tanto es importante saber si ha sido bien administrada o no; si la planta de calizas que abrió en Treinta y Tres elabora un producto vendible o, como ha sucedido, es rechazado por sus clientes por mala calidad. Es importante saber si pagó en exceso la planta de etanol, si contrató personal en demasía y toda la larga lista de cosas que está examinando la Investigadora.

Pero, cuidado. Siendo todo esto muy importante es poca cosa comparado con la importancia que tiene Ancap -su dirección, su administración y sus resultados- en la economía de los empresarios y productores uruguayos. Con los costos actuales del combustible y de la energía no hay manera de producir leche, plantar arroz y varias otras actividades de la economía nacional. Por eso me subleva cuando oigo a las autoridades de Ancap o a Sendic y a los otros legisladores del Frente Amplio mencionar la paramétrica para justificar por esa vía los problemas de Ancap. Con el dólar a tanto, aunque haya bajado el precio del crudo, la paramétrica indica que hay que subir el gasoil o la nafta. ¡Señores, la paramétrica que importa es la del tambero, la del arrocero, la del transportista o el industrial! Con ese costo de combustible todos ellos están trabajando literalmente a pérdida. ¡Hábleme de ésta paramétrica! No me explico cómo no han salido a vociferar a los cuatro vientos los legisladores de mi Partido, los senadores y diputados que fueron intendentes del interior que hoy padece. ¿Están esperando los resultados de la Investigadora?

Los precios internacionales de nuestra producción exportable están fuera de nuestro alcance: los costos internos, no. Esos costos son Ancap, UTE, Antel. ¿En qué país viven los que quieren gastar en el Antel Arena? ¿En qué idioma mascullan las gremiales del agro que no se les oye levantar la voz sobre esto?

El Pit-Cnt propició el paro general de la semana pasada con un eslogan: si al trabajador le va bien, le va bien al Uruguay. ¡Falso! Al trabajador que le va bien siempre es al de Ancap que, gane o pierda la empresa, cobra y tiene sus aumentos. El Pit-Cnt actual no tiene la más mínima solidaridad obrera ni conciencia de clase porque los aumentos para los trabajadores públicos son a costillas de los trabajadores privados: en este momento a costillas de los tamberos que producen hoy leche con máxima eficiencia y de los arroceros que sacan doscientas bolsas por hectárea (récord mundial) y ni así empatan con los costos.

Yo no estuve en la reunión de Flores ni en la de San José. ¿Hablaron de esto? No se debe aceptar más ninguna mención a la paramétrica de Ancap o de ninguna otra empresa del estado y todos deberíamos estar comprometidos con la paramétrica de los productores rurales, de los comerciantes, de los empresarios privados de cualquier tamaño. Y no podemos seguir fumándonos un discurso “solidario” del Pit-Cnt que deja afuera a tanto trabajador uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)