Hernán Sorhuet Gelós
Hernán Sorhuet Gelós

Qué turismo necesitamos

El turismo es una actividad esencial para la economía nacional. Cada año nos visitan contingentes muy significativos de extranjeros atraídos por las bellezas naturales, pero también por la tranquilidad y el buen trato que aquí reciben.

Aunque nuestra infraestructura dista mucho de ser la ideal, de cualquier modo se compensa con calidez y cier-ta sensación de recibir una atención más solidaria y "humana".

Lo cierto es que el turismo en Uruguay sigue creciendo y ello significa un mayor desafío en la medida que demanda muchos más profesionalidad y racionalidad en el uso de los recursos naturales y humanos.

El gran objetivo es procurar que cada vez más esta industria se acerque a la sustentabilidad. Significa que al mismo tiempo logremos más venta de servicios de mejor calidad, mayor cantidad de empleos permanentes pero sin deteriorar los ecosistemas. En otras palabras, deben estar previstas todas las medidas necesarias para evitar la contaminación del agua, del suelo y el aire, pero al mismo tiempo evitar la sobreutilización de los recursos naturales o el mal uso de ciertos ambientes muy codiciados por su belleza, pero que son a la vez particularmente sensibles al impacto humano.

El principal atractivo turístico del territorio uruguayo sigue siendo su costa (y sus playas), tanto sobre el Río de la Plata como del océano Atlántico. Allí se concentra el 80% de la preferencia turística.

En sabido que estos ecosistemas costeros son particularmente sensibles a la presión antrópica. La singular dinámica que en ellos se da es debida al complejo relacionamiento que se registra en la interface del agua y el suelo.

Su inagotable atractivo para las personas da como resultado la marcada predilección que demuestran las personas de residir y pasear en la faja costera.

El resultado inevitable es que allí cada año se registre un aumento en la urbanización, la caminería, la oferta de servicios hoteleros, gastronómicos y de centros comerciales, etc.

¿Cómo lograr que este desarrollo siempre creciente también sea sustentable?

Debemos lograr una alianza equilibrada e inteligente entre la sociedad civil y el estado, para llegar a contar con regulaciones adecuadas, planificación a largo plazo, compromisos sectoriales e individuales, controles eficientes y beneficios con equidad.

El estado nacional, los gobiernos departamentales y las autoridades municipales deben mejorar significativamente sus planes y coordinaciones en las gestiones del territorio, priorizando siempre el bien común sobre los intereses particulares.

Por su parte la sociedad civil tiene un papel de contralor muy importante a ejercer. Pero al mismo tiempo resultará esencial que asuma un notorio protagonismo propositivo en todo lo que tiene que ver con el presente y futuro uso de los recursos naturales.

Como en estos desempeños la comunicación resulta una herramienta esencial, no nos olvidamos de los medios de comunicación. Deben jugar un papel clave en todo este proceso de encaminar al país hacia un modelo de desarrollo más justo y sustentable.

Este no es un tema más, pues estamos en un momento crítico porque se están tomando decisiones que pueden ser muy importantes para el futuro del país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)