Hernán Sorhuet Gelós
Hernán Sorhuet Gelós

Enormes desafíos

Nuestro país tuvo el honor de ser el organizador de la 12ª Reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención de Ramsar sobre los Humedales (COP 12).

Nuestro país tuvo el honor de ser el organizador de la 12ª Reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención de Ramsar sobre los Humedales (COP 12).

Reunió a más de 800 delegados de unos 150 países en Punta del Este para evaluar la evolución de la Convención y tomar decisiones que aumenten sus posibilidades de cumplimiento.

La Convención Ramsar impulsa la conservación y el uso racional de los humedales, mediante acciones locales y nacionales, y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo.

Estas metas son muy importantes porque los humedales incluyen a los ecosistemas más esenciales para la vida. Son fuente insustituible de agua dulce, de alimentos y materiales de construcción, sostienen una riquísima diversidad biológica en todo el planeta, actúan como controladores naturales de crecidas y amortiguan las sequías, cumplen un papel clave en la depuración del agua, actúan como barrera contra la erosión, resultan esenciales para asegurar la recarga de las aguas subterráneas y cumplen un papel trascendental en la mitigación del cambio climático. A todo esto hay que agregarle los servicios que prestan para las culturas, creencias de muchos pueblos y, desde luego, para el turismo.

Actualmente la Convención aplica una definición amplia de los humedales, que abarca todos los lagos y ríos, acuíferos, pantanos y marismas, pastizales húmedos, turberas, oasis, estuarios, deltas y bajos de marea, manglares, arrecifes coralinos y sitios modificados como estanques piscícolas, arrozales, embalses y salinas.

Como vemos el correcto manejo de los humedales es un desafío a escala mundial para la humanidad, en especial si consideramos que desde 1900 hasta la fecha se ha destruido más del 64% de ellos. Y la tendencia continúa.

El Plan Estratégico de Ramsar que se aplicará, se caracteriza por contar con algunos ejes centrales de enorme importancia para el futuro de todos: la seguridad alimentaria, la seguridad del agua y el cambio climático.

Los desafíos son enormes considerando que la población mundial crece en un planeta que es el mismo, y nuestra gestión de los ecosistemas debe experimentar un brusco giro hacia la conservación y la sustentabilidad.

Por su parte los Sitios Ramsar (2% de la superficie terrestre), que procuran asegurar la conservación de lugares de alta significación por los servicios ecosistémicos que brindan, y de su biodiversidad, cada vez deben ser vistos con mayor interés.

Una vez más quedó claro que esta lucha se librará con éxito en la medida que se alcance una cooperación internacional significativa, tanto en conocimientos, como en apoyo técnico y económico. Pero también se necesita fortalecer la articulación entre actores públicos y privados, de manera de alcanzar un gran involucramiento de la sociedad.

Para ello se necesita que Ramsar tenga una mayor visibilidad y, al mismo tiempo, que aumente significativamente la comprensión de los valores que tienen los humedales para el bienestar de las comunidades, sin importar en qué región del mundo estemos. Cobra especial importancia el éxito que se logre en los próximos años en el campo de la comunicación, educación, participación y concienciación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)