Fanny Trylesinski
Fanny Trylesinski

Uruguay ingresó en los "top-ten"

Hace algunas semanas se conoció el dato final de la inflación correspondiente al año 2013. En medio de los tradicionales festejos navideños y dado que el mismo se situó por debajo del 10%, no se hizo mucha alharaca en torno al tema.

Es sabido que el indicador utilizado para medir la inflación es el IPC que mide la variación de los precios de una canasta de bienes y servicios de consumo de los hogares. En 2013 el IPC registró un aumento de 8.52% que, como todo promedio, es resultado de incrementos mayores en algunos rubros (muebles y artículos para el hogar, salud, transporte, educación, restaurantes y hoteles en nuestro caso) y otros menores (bebidas alcohólicas y tabaco, vestimenta y calzado y comunicaciones).
Un servicio en particular, la electricidad posee una importancia relativa en el consumo de los hogares (técnicamente denominada ponderación) de 4.6%. Si la tarifa eléctrica aumentara 10% en un determinado mes, eso se reflejaría en un aumento del IPC de 0.46% aprox

Hace algunas semanas se conoció el dato final de la inflación correspondiente al año 2013. En medio de los tradicionales festejos navideños y dado que el mismo se situó por debajo del 10%, no se hizo mucha alharaca en torno al tema.

Es sabido que el indicador utilizado para medir la inflación es el IPC que mide la variación de los precios de una canasta de bienes y servicios de consumo de los hogares. En 2013 el IPC registró un aumento de 8.52% que, como todo promedio, es resultado de incrementos mayores en algunos rubros (muebles y artículos para el hogar, salud, transporte, educación, restaurantes y hoteles en nuestro caso) y otros menores (bebidas alcohólicas y tabaco, vestimenta y calzado y comunicaciones).
Un servicio en particular, la electricidad posee una importancia relativa en el consumo de los hogares (técnicamente denominada ponderación) de 4.6%. Si la tarifa eléctrica aumentara 10% en un determinado mes, eso se reflejaría en un aumento del IPC de 0.46% aproximadamente en ese mismo mes.

Las autoridades han encontrado un modo para que, cuando se aproxima fin de año, y si la inflación se ubica en niveles peligrosamente cercanos al 10%, lograr reducirla. El procedimiento es muy simple y consiste en una gentileza de la UTE que le "regala" a los usuarios una bonificación en la factura de diciembre. Así que todos contentos: el gobierno aleja el fantasma del 10% y los usuarios tienen algún peso más para gastar en regalos navideños.

La maniobra va por su segundo año y goza de buena salud. Los únicos que osaron cuestionarlo seriamente fueron los integrantes del sindicato de UTE en un comunicado por demás claro en este punto.
Sin embargo, esta maravilla estadística no ha logrado que Uruguay no figurase en el "top ten" de los países con mayor inflación en una muestra de 115 países. Peor aún, estamos terceros en América del Sur, apenas atrás de Venezuela y Argentina cuyas políticas económicas no resisten un manual básico de economía.

La conducción económica se declara preocupada por el aumento de precios, El último comunicado del Comité de Política Monetaria expresa que "tanto la inflación efectiva como las expectativas de los agentes se mantienen por encima del rango objetivo. En un contexto macroeconómico equilibrado, la inflación continúa siendo central en las preocupaciones de la política económica".

Sin embargo el lector no debería pensar que se tomarán medidas para intentar abatir sustancialmente la inflación atacando sus causas. En el mismo comunicado, algunos párrafos más abajo, se lee lo siguiente: "La convergencia paulatina (de la inflación a las metas del Banco Central) es deseable de forma de no generar desequilibrios macroeconómicos que alteren la consolidación de una evolución virtuosa de crecimiento con equidad". En definitiva en un año electoral el gasto público seguirá creciendo y el gobierno seguirá repartiendo lo que no tiene.

Por otra parte la inercia del traspaso a precios de los aumentos de salarios seguirá imperando, El Banco Central solo velará para que la inflación no se desboque y hará de cuenta que está jugando a la contracción monetaria.

Aquello de que la inflación era el impuesto más regresivo porque erosiona los ingresos de los más pobres parece que pasó de moda. Esto nos asegura que en 2014 tendremos nuevamente un puesto asegurado en el "top ten" de los desprolijos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)