Diego Fischer
Diego Fischer

Martínez y la ciudad aérea

El Intendente Daniel Martínez está de aniversario. El sábado cumplió su primer año en el Palacio Municipal y -como era de esperar- salió a los medios de comunicación y a las redes sociales a través de un video en el que publicitó lo que él considera logros y proyectos puestos en marcha en los últimos doce meses.

El Intendente Daniel Martínez está de aniversario. El sábado cumplió su primer año en el Palacio Municipal y -como era de esperar- salió a los medios de comunicación y a las redes sociales a través de un video en el que publicitó lo que él considera logros y proyectos puestos en marcha en los últimos doce meses.

Son muchos los temas que Martínez mencionó, desde la readecuación de costos con miras a reducir el déficit municipal, la firma de un convenio con Adeom “basado en la mejora de la gestión”, pasando por la recuperación del sistema de limpieza, el arreglo de las veredas en la Ciudad Vieja, el cambio de luminarias en 18 de julio, la puesta en marcha del Centro de Gestión de Movilidad, la concreción de cinco grandes obras de infraestructura y el cambio de la matriz energética para el transporte.

El video bien realizado, (puede verse en la página Web de la Intendencia), cuenta con la locución del propio Intendente y tiene la particularidad que las imágenes que muestra de la ciudad, son en su gran mayoría aéreas. ¿De qué otra forma puede verse lindo Montevideo? Solo desde el aire y no crea que me alegra hacer esta afirmación.

Martínez es el quinto Intendente frentista consecutivo de Montevideo. Sucede a las dos peores administraciones que ha tenido la capital en su historia, la de Ricardo Ehrlich y Ana Olivera. Como consignó El País, en un informe el domingo, recibió la Intendencia sin un peso, lo que lo llevó a pedir un crédito de US$ 30 millones al BROU al día siguiente de asumir, pese a que los ingresos anuales de la IMM son de US$ 640 millones (unos US$ 1.800.000 por día). El 50% de ese dinero se destina a sueldos. También es cierto que tuvo que dedicarle tiempo y energía a apagar incendios. El colapso de la basura, Uber y el cierre de Raincoop, son algunas de esas situaciones aún no resueltas.

Martínez recibió una herencia maldita de sus propios correligionarios. Pero se sabe que la autocrítica no es algo que caracterice a la fuerza política que gobierna Montevideo desde hace un cuarto de siglo. ¿Qué obra significativa ha realizado la Intendencia de 1990 a la fecha? ¿El corredor Garzón?

Quienes teníamos entre 25 y 30 años cuando Tabaré Vázquez se constituyó en el primer Intendente de izquierda, hemos sido testigos cómo la ciudad se ha ido deteriorando. Salvo el primer mandato de Mariano Arana, nada se hizo por detener la degradación de la capital. En ese período los impuestos municipales se multiplicaron varias veces, por encima de la inflación. También se crearon nuevas cargas como la tasa de saneamiento. ¿Qué destino tuvo esa masa impresionante de dinero? Ya lo sabemos: más burocracia.

Al Intendente Martínez le gusta andar en bicicleta. Se lo ha visto ir pedaleando de su casa al Palacio Municipal. Es un sano ejercicio. ¿Serán suficientes esas bicicleteadas para ver el estado real de la ciudad: sucia, abandonada y destratada por sus autoridades y parte de sus habitantes?

A Martínez le quedan cuatro años por delante. Ojalá que en los próximos aniversarios, pueda exhibir videos con imágenes del Montevideo que la mayoría de sus habitantes vivimos y padecemos. Y que esas imágenes no sean de la ciudad de los basurales, del tránsito ingobernable y del transporte colectivo como un castigo. Esa sigue siendo hoy la ciudad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)