Diego Fischer
Diego Fischer

Durazno dijo basta

"Durazno no tiene nada que festejar”, afirmó el intendente Carmelo Vidalín, días atrás al anunciar que suspendía la Semana de la Juventud, una fiesta que se venía celebrando en la capital departamental desde hace más de quince años consecutivos.

"Durazno no tiene nada que festejar”, afirmó el intendente Carmelo Vidalín, días atrás al anunciar que suspendía la Semana de la Juventud, una fiesta que se venía celebrando en la capital departamental desde hace más de quince años consecutivos.

Vidalín adoptó la medida luego de que se registrara, en los últimos días, el asesinato -en un presunto ajuste de cuentas- de un joven de 20 años con antecedentes penales por tráfico de drogas. El crimen fue perpetrado por un sicario oriundo de Canelones. También jugó un papel decisivo en la resolución un incidente producido casi simultáneamente, en el que un muchacho de 22 años, roció con nafta y amagó con prenderles fuego a dos inspectoras de tránsito, que realizaban un control rutinario a un grupo de motonetistas agrupados en una transitada avenida de la ciudad.

La Semana de la Juventud es una fiesta emblemática de Durazno que se desarrolla en el Parque de la Hispanidad, y en la que durante el día se realizan actividades deportivas y por la noche espectáculos artísticos en los que predominan los recitales de rock, cumbia y hasta folklore. En las últimas ediciones, las presentaciones de los conjuntos musicales más renombrados lograron congregar a más de 10 mil espectadores. En 2016, la Semana de la Juventud se cerró con un incidente en el que un policía, al intentar detener a un joven descontrolado, fue impedido de cumplir con su función por una patota que se le tiró encima.

A instancias de Vidalín, Durazno fue también el lugar en el que entre 2003 y 2009 se desarrolló el Pilsen Rock, un festival de música que convocó en el mismo Parque de la Hispanidad a las bandas más famosas del país y que, en su última edición llegó a reunir a más de cien mil personas provenientes de todos los rincones de la República y también de Argentina. En 2008, el recital no se realizó ya que el Poder Ejecutivo de entonces, anunció el envío al Parlamento de un proyecto de ley que prohibía el auspicio de bebidas alcohólicas y su venta en espectáculos musicales. Volvió a celebrarse en 2009 y a partir de 2010 se realizó en Montevideo.

La capital de Durazno tiene algo más de 38 mil habitantes. En los últimos años, como la mayoría de las ciudades del país, se ha visto afectada por una explosión de motos que, mayoritariamente, son conducidas por jóvenes. En muchos casos, se trata de muchachos de entre 16 y 25 años que con escape libre recorren calles y avenidas a toda velocidad sin respetar semáforos ni normas de tránsito. Por las noches, organizan carreras en las que no solo arriesgan sus propias vidas, sino también de gente inocente. Son jóvenes de clase media y media alta, cuyo lema es desafiar las reglas y desconocer a la autoridad. En la falta de límites debe buscarse la razón de estas conductas y en el exceso de alcohol y el consumo de marihuana los motivos concomitantes.

“Los hechos que se han ido sucediendo en los últimos tiempos deben llevarnos a la reflexión de cuál es la sociedad que pretendemos”, afirmó Vidalín, en rueda de prensa, acompañado por integrantes de su gobierno y de Adeom Durazno.

Resulta interesante, donde aquella infeliz frase de que lo político está por encima del derecho parece haber hecho carne en mucha gente, que un gobernante ponga límites donde no los hay y tome medidas que inviten a pensar sobre el futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)