Casilda Echevarría
Casilda Echevarría

Uruguay en la primera plana

Varias han sido las oportunidades en los últimos años en que Uruguay ha sido destacado en las publicaciones de distintos países. Cada uno tendrá su opinión de la forma en que nos hemos hecho famosos en las primeras planas.

Varias han sido las oportunidades en los últimos años en que Uruguay ha sido destacado en las publicaciones de distintos países. Cada uno tendrá su opinión de la forma en que nos hemos hecho famosos en las primeras planas.

En el caso que hoy ocupa estas líneas, un honor por segunda vez otorgado a un compatriota, el padre Daniel Sturla ha sido ungido cardenal de la Iglesia Católica, con la capacidad de elegir al Papa o de ser elegido él mismo como tal, en futuras elecciones.

Independientemente de la fe que cada uno pueda profesar o incluso si no se tiene ninguna, la historia de este sacerdote tiene un lugar de relieve no solo por su carrera dentro de la Iglesia, sino también por su actitud hacia la gente. Un hombre destacable por lo humano de su comportamiento, entendiendo por ello la sensibilidad hacia los más necesitados y el trabajo social, sin descuidar su testimonio en temas cotidianos, con un carisma muy especial entre los jóvenes.

El padre Sturla y sus hermanos tuvieron una vida difícil en sus comienzos. Perdieron a sus padres a muy temprana edad pero ello no impidió que fueran el ejemplo de lo que se puede lograr con el esfuerzo y la cohesión familiar. Ese pequeño clan, integrado por él, sus tres hermanas y su hermano, lograron formar un núcleo solidario y pujante que les permitió lograr una familia unida con destaques personales de pública relevancia.

Hoy Sturla ha honrado al Uruguay con su designación y su temprana vocación de servicio se ha visto coronada con la posibilidad de incidir en una sociedad con valores desprestigiados en la cual, según ha expresado en algunas entrevistas, no espera imponer ideas, sino interactuar con la sociedad real tal como es, de modo de acercar a la Iglesia a quienes más necesitan del mensaje liberador de Cristo.

Desde muy joven colaboró en distintas instituciones de apoyo a los necesitados, consolidado una vocación religiosa, que ahora, desde los más altos cargos dentro de la Iglesia, ve su misión como integradora de los distintos grupos, orientaciones y corrientes de la sociedad. Busca el encuentro con Cristo desde la comprensión y el respeto, sin dejar de lado los principios cristianos o las creencias de la Iglesia.

Es un ejemplo de humildad en sus apariciones públicas y en su actitud en las misiones que desarrolla con grupos muy variados, en distintos lugares en el país.

De carácter independiente, el hoy cardenal Sturla se ha destacado por la cercanía con los jóvenes y por la sana influencia hacia ellos. Su independencia llega a lo político, materia en la que incide desde su pensamiento individual, sin afiliarse a corriente partidaria alguna, pero dando opinión en materias críticas y comprometidas, con una actitud abierta a una sociedad plural y dispuesto a la colaboración entre la Iglesia y el Estado con el fin de promover una mejor educación para los niños. Su visión de la Iglesia es articuladora de puentes, no la entiende como intentar imponerse en forma hegemónica, lo que puede ser muy auspicioso en cuanto a lo que puede generar en una sociedad que en algunos aspectos se encuentra muy polarizada.

Desde estas líneas deseo el mayor éxito al novel cardenal en la difícil y a la vez honrosa tarea que se le ha encomendado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)