Antonio Mercader
Antonio Mercader

Vázquez, Moreira y los descontentos

Aunque por momentos aparecen enfrentados, Tabaré Vázquez y Constanza Moreira se necesitan, y el Frente Amplio los necesita a ambos. Vázquez sabe que pierde por la izquierda los votos de descontentos con el Frente inclinados a votar en blanco o a ese pequeño partido radical, la Unidad Popular (UP), que está más a la izquierda; Moreira le viene bien para retenerlos. Ella, a su turno, sabe que después de las internas de junio deberá apoyar la candidatura de Vázquez (“Vázquez presidente-Moreira senadora”, será su eslogan hasta las elecciones de octubre). Puede desafiar hasta Vázquez, picanearlo un poco, pero sin pasarse de la raya.

Aunque por momentos aparecen enfrentados, Tabaré Vázquez y Constanza Moreira se necesitan, y el Frente Amplio los necesita a ambos. Vázquez sabe que pierde por la izquierda los votos de descontentos con el Frente inclinados a votar en blanco o a ese pequeño partido radical, la Unidad Popular (UP), que está más a la izquierda; Moreira le viene bien para retenerlos. Ella, a su turno, sabe que después de las internas de junio deberá apoyar la candidatura de Vázquez (“Vázquez presidente-Moreira senadora”, será su eslogan hasta las elecciones de octubre). Puede desafiar hasta Vázquez, picanearlo un poco, pero sin pasarse de la raya.

Así pues nadie debería tomar demasiado en serio estos cortocircuitos de ahora entre ambos y que tuvieron su momento estelar en el acto público en el cual los dos discursearon hace un par de semanas. Tampoco hay que tomar en serio lo que dicen los seguidores de uno y otro. Del lado de Moreira, a Vázquez lo acusan de hablar como un “predicador” (ex senadora Margarita Percovich) o de imponer su “impronta pastoral” (Rafael Paternain). Del otro lado contestan que a Moreira y su gente se les va la mano con sus intentos de desmarcarse de Vázquez que consideran lesivos para la cohesión del FA.

Sin embargo, nada de esto es grave, ya lo verán, porque a la postre en el Frente Amplio terminarán votando todos juntos. Así lo entiende el candidato a presidente de la UP, Gonzalo Abella, quien insiste en que Moreira es funcional al FA porque bloquea la salida de disidentes. Abella sostiene que ella votó todas las leyes propuestas por el gobierno y que es “un soldado tranquilo de la obediencia debida” a los dictados del FA. Importa recordar que esta pequeña y radical UP obtuvo unos 15.000 votos en la elección de 2009 (bajo el lema Asamblea Popular) y que, de haber cosechado unos pocos miles más, el FA no hubiera alcanzado la mayoría parlamentaria que benefició a José Mujica en este quinquenio.

Así de escuálida es la mayoría conseguida por el FA en las últimas elecciones. Por eso sus dirigentes están tan sensibles con el tema y Vázquez insiste tanto en arengar a sus huestes a trabajar para conseguir esa mayoría sin la cual —habituado como está a salirse con la suya— se le haría difícil gobernar en caso de ganar las próximas elecciones. De ahí que deba cuidar todos los votos, en particular los de los “desencantados” (como los denomina Couriel) que podrían fugarse tentados por las propuestas ultra de la UP. Y para mantenerlos, Constanza sirve, razón por la cual hay que cuidarla.

Eso Vázquez sabe hacerlo. Lo hizo en el pasado con Danilo Astori a quien enfrentó también en elecciones internas y con quien llegó a estar más distanciado que ahora con Moreira. Sin embargo, llegado a un punto, se juntó con él, se juraron mutua lealtad y Astori terminó por asegurarle a Vázquez los votos de centro que le permitieron ganar en 2004. La función de Moreira es similar aunque con otro signo: cumplirá el mismo rol, sólo que en vez de represar las fugas por el centro se ocupará de contener las fugas por la extrema izquierda.

En suma, ese 10% que Moreira recoge en las encuestas puede significar la gloria o el martirio para el FA; también es la pecera en donde Gonzalo Abella y su Unidad Popular procuran pescar a los frentistas desconformes. Aunque no lo parezca, una parte crucial de las próximas elecciones se juega allí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)