TERRORISMO EN FRANCIA

Los yihadistas del Estado Islámico son "la cara del mal", dijo Obama

"Nuestra meta (...) es reducir y luego destruir este grupo bárbaro", dijo el presidente estadounidense al término de una cumbre de dos días del G20 en el suroeste de Turquía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Estamos unidos contra esta amenaza", dijo Obama. Foto: AFP

Los líderes del G20 avanzaron el lunes en Antalya en el frente diplomático sobre Siria y prometieron luchar contra el Estado Islámico hasta eliminar la "cara del mal", según la expresión empleada por Barack Obama.

"Estamos unidos contra esta amenaza", declaró el presidente estadounidense. Los yihadistas del EI son "la cara del mal. Nuestra meta (...) es reducir y luego destruir este grupo bárbaro", dijo al término de una cumbre de dos días del G20 en el suroeste de Turquía.

Los sangrientos atentados del viernes en París, reivindicados por el EI, volvieron más urgente hacer un frente común contra el terrorismo y avanzar en la resolución del conflicto sirio, donde los yihadistas están implantados.

"El mundo entero siente que esto también le puede pasar", dijo el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, en alusión a los ataques que dejaron 129 muertos y más de 350 heridos.

El grupo yihadista también se adjudicó los atentados del pasado jueves en Beirut (44 muertos) y su brazo egipcio reivindicó haber provocado la caída del avión ruso en el Sinaí el pasado 31 de octubre (224 muertos).

Concretamente, sin embargo, el G20 se limitó a afirmar que reforzará su cooperación frente a la circulación "creciente" de "terroristas extranjeros", luchará contra la propaganda en internet, la financiación del terrorismo a incrementará la seguridad aérea.

Pero un encuentro entre Obama y su homólogo ruso, Vladimir Putin, aliado del presidente sirio Bashar al Asad, permitió dar los primeros pasos hacia un entendimiento entre ambos países, claves para poner fin al conflicto sirio.

Ambos líderes mantuvieron el domingo una inesperada reunión informal, en la que acordaron impulsar una transición política dirigida por los sirios, precedida de negociaciones bajo la mediación de la ONU.

Una reunión internacional el sábado en Viena, liderada por Estados Unidos y Rusia, ya permitió establecer un calendario para ese proceso político.  "Hemos empezado a ver algunos progresos modestos en el frente diplomático", se felicitó Obama.

Sin embargo, no todas las diferencias fueron solventadas, ya que Rusia sigue rechazando la partida inmediata de Asad.

Putin dijo el lunes que los atentados de París le dieron la "razón" cuando pidió "una coalición antiterrorista", algo que los occidentales y los países árabes rechazan mientras Asad siga en el poder.

El presidente francés, François Hollande, que no asistió a la cumbre a raíz de los atentados, dio el lunes señales de su disposición a actuar.
"En los próximos días me reuniré con el presidente Obama y con el presidente Putin", dijo, "para unir nuestras fuerzas y alcanzar un resultado que tarda demasiado en llegar".

'Puertas abiertas' a los refugiados.

Por otro lado, Obama se sumó a los llamamientos de varios países europeos al defender que no se deben cerrar las puertas a los refugiados por temor a atentados terroristas.

"La gente que huye de Siria es la más afectada por el terrorismo, la más vulnerable", dijo el estadounidense, llamando "a evitar asimilar el tema de los refugiados con el tema del terrorismo".

La canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país acogerá este año a casi un millón de refugiados, anunció la celebración de una conferencia humanitaria sobre los migrantes sirios en febrero en Londres.

A dos semanas de la COP21 en París, los líderes del G20 se mostraron por otro lado determinados a alcanzar un acuerdo que "respete" el objetivo de limitar el cambio climático a 2ºC.

Pero las difíciles negociaciones para consensuar este texto de mínimos, que se prolongaron 20 horas en Antalya, muestran que un acuerdo relevante está todavía muy lejos de concretarse.

Las cumbres del G20, que reúne a los países más ricos del mundo, suelen estar dedicadas a temas económicos, pero los atentados, el clima y la guerra en Siria modificaron por completo la agenda de este año.

Así, en el plano económico, los líderes mundiales se limitaron a aprobar definitivamente un acuerdo para frenar la evasión fiscal de las multinacionales.

El G20 decidió además que Alemania asuma la presidencia protémpore del grupo en 2017, después de China el año que viene, que tomará el relevo de Turquía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)