VIDEO

Yihadistas detrás del atentado

El terrorista era un británico de 52 años con antecedentes penales por delitos comunes.

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó ayer jueves el atentado de Londres que dejó cinco muertos (contando al agresor) y 40 heridos. El autor material del atentado fue identificado como Khalid Masood, un británico de 52 años, con antecedentes por delitos comunes pero que nunca había estado bajo la mira de la policía por vínculos con grupos terroristas.

"El autor del ataque frente al Parlamento británico en Londres es un soldado del EI", y su acción respondió al llamamiento a atacar "a los países de la coalición" internacional antiyihadista, indicó Amaq, la agencia de propaganda del Estado Islámico.

Nacido en Reino Unido, Masood "no era objeto de ninguna investigación en la actualidad" pero "tenía varias condenas por agresiones (...) y delitos de desórdenes públicos", aunque no por delitos de terrorismo, según la policía.

Su última condena databa de diciembre de 2003, por posesión de arma blanca. Su edad, 52 años, era llamativa e inusual en atentados semejantes, en los que el Estado Islámico empleó a gente joven.

Ocho personas fueron detenidas entre la noche del miércoles y el jueves en Birmingham y en Londres, en el marco de una redada que se extendió a Brighton y Carmarthenshire, un condado en el sur de Gales. (Ver nota en esta página)

El Parlamento volvió al trabajo ayer jueves con un minuto de silencio, tras el cual la primera ministra británica Theresa May explicó que Masood había sido "investigado hace años en una ocasión por el M15 (servicio de inteligencia) por sospechas de violencia extremista".

Masood arrolló con su coche a un grupo de peatones antes de acuchillar a un policía que custodiaba el Parlamento y ser abatido.

Una vecina suya lo describió, en declaraciones a la prensa, como "un tipo amable", aunque su historial judicial ofrece una imagen diferente.

"Masood, de 52 años (25/12/1964), nació en Kent", en el sudeste del Reino Unido, "y los detectives creen que últimamente vivía en West Midlands", la región de Birmingham, en el centro de Inglaterra, explicó la policía en un comunicado.

El hombre "no era objeto de ninguna investigación en la actualidad y no hay constancia de información anterior sobre su intento de organizar un atentado terrorista".

"De todos modos", añadió el comunicado, "tenía varias condenas por agresiones, incluidas agresiones con el resultado de daños físicos graves, posesión de armas y delitos de desórdenes públicos".

Ni May ni la policía se refirieron explícitamente a él como "ciudadano británico", pese a haber nacido en el Reino Unido y vivido gran parte de su vida en el país, como hace pensar su historial delictivo.

Recibió su primera condena en noviembre de 1983, cuando debía tener entre 19 y 20 años, y la última, por posesión de arma blanca, en diciembre de 2003.

Iwona Romek, una empleada de una fábrica que vive cerca de una de las viviendas registradas ayer jueves en Birmingham por la policía, reconoció a su vecino hasta hace poco en las fotos difundidas del atentado.

En ellas, se podía ver a Masood en una camilla, herido por los disparos de la policía que finalmente acabarían con su vida.

"Estoy muy conmocionada. Eran una familia amable, muy reservada. Él era muy tranquilo. Vi su foto en la televisión y me di cuenta de que era la persona que vivía ahí", explicó a la prensa Romek, que lleva años viviendo en el barrio.

Masood y su familia se mudaron del barrio sin despedirse hace unos meses, según Romek, pero la policía registró su antigua casa de todos modos.

"Era un tipo amable. Lo veía a menudo fuera en el jardín. Nunca causó problemas".

El auto Hyundai que usó para atropellar a los peatones en el puente de Westminster fue alquilado en un establecimiento Enterprise de Solihull, en las afueras de Birimingham.

Según la BBC, Masood alquiló el auto en persona y se presentó como profesor.

Las diferentes versiones que circulaban en la prensa británica poco rato después de anunciarse el nombre del atacante, afirmaban que vivía con su mujer y una hija pequeña, pero otras hablan de hasta tres hijos en total.

El del miércoles fue el ataque más mortífero en Reino Unido desde los atentados suicidas del 7 de julio de 2005 en Londres, que dejaron 56 muertos, incluidos los cuatro kamikazes. (En base a AFP)

El puente de Westmister fue reabierto ayer jueves bajo fuertes medidas de seguridad. Foto: AFP
El puente de Westmister fue reabierto ayer jueves bajo fuertes medidas de seguridad. Foto: AFP

Hay ocho detenidos sospechosos de terroristas

La policía británica anunció ayer jueves que las ocho personas detenidas tras el atentado del miércoles en Londres son sospechosas de preparar actos terroristas. En un comunicado, la policía precisó que siete de estas personas fueron arrestadas en Birmingham y una en Londres, y que también fueron realizadas operaciones en Brighton y en el Carmarthenshire, un condado en el sur de Gales. La policía británica detalló que los ocho detenidos son cinco hombres y tres mujeres, de entre 21 y 58 años.

Todos ellos son sospechosos de haber participado en la preparación de actos terroristas.

Scotland Yard ha identificado al autor del ataque, que mató a cuatro personas y dejó a 29 heridas antes de ser abatido, como el británico Khalid Masood, de 52 años, que estaba viviendo en Winson Green, en el oeste de Birmingham.

En esa ciudad, la policía detuvo en un domicilio a una mujer de 21 años y un hombre de 23, y en otra vivienda a una mujer de 26 años y tres hombres, de 26, 27 y 28 años. En una tercera operación, también en Birmingham, fue arrestado un hombre de 58 años, mientras que en Londres fue detenida una mujer de 39 años.

"La investigación de la unidad antiterrorista de la policía de Londres sobre el ataque terrorista del miércoles continúa desarrollándose a un ritmo rápido e involucra a cientos de agentes", afirmó Scotland Yard en un comunicado. (EFE)

Alarma por un auto en Bélgica

Las fuerzas de seguridad belgas detuvieron ayer jueves a un conductor por circular a "gran velocidad" por la principal arteria comercial de Amberes con armas en el maletero. El primer ministro belga, Charles Michel, evitó calificar los hechos de ataque, evocando simplemente un "incidente sospechoso". La Fiscalía belga identificó al detenido como Mohamed R., un hombre de 39 años de nacionalidad francesa y residente en Francia, aunque una fuente de la policía gala aseguró que se trata de un tunecino con tarjeta de residencia en Francia. En el maletero del vehículo, las fuerzas de seguridad hallaron armas blancas y un bidón con un "producto todavía por determinar" en su interior, así como un fusil.

>Según una fuente cercana a la investigación, el hombre tenía antecedentes por delitos comunes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)