Crecen salarios y el número de personas que trabaja en el sector

Wall Street dejó atrás la crisis y prospera

Los grandes bancos de inversiones han aumentado su salario base para quienes recién egresaron de la universidad a US$ 85.000, el primer incremento después de cinco años en los que los salarios se situaron en US$ 75.000.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Operadores de la Bolsa de Nueva York. Foto: Reuters

En el complejo del Bajo Manhattan, anteriormente conocido como Centro Financiero Mundial, la tasa de espacios inmuebles libres —se disparó al 41%, después que Merril Lynch consolidó sus oficinas tras la crisis financiera— ahora se encuentra por debajo de 5%.

En un retorno a los acuerdos de alto vuelo, las grandes empresas estadounidenses ejecutaron más fusiones y adquisiciones el año pasado que en el año previo a la crisis financiera global, ganando en el proceso honorarios enormes para sus asesores de Wall Street.

Siete años después de la crisis que estremeció a Wall Street hasta su cerno, la impronta económica del sector financiero, en gran medida, se ha recuperado. El número de personas que trabajan en el negocio de títulos, valores y acciones en el ámbito nacional retornó a los valores de 2007, al igual que la brecha de compensación entre quienes trabajan en Wall Street y el resto. El sector financiero como un todo informa de ganancias que representan una parte tan grande de la economía en general como a comienzos de este siglo y más del doble de su nivel promedio de los 70 años que finalizaron en 1999.

La recuperación de los bancos más grandes no es total. Ejecutivos de los bancos principales se quejan de nuevas regulaciones que los han llevado a desprenderse de negocios y a reducir sus balances, potencialmente perjudicando su capacidad de ayudar a los mercados financieros a superar cualquier nuevo temblor, como advirtió en fecha reciente el jefe jecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon. Los mayores pagos a los ejecutivos son más infrecuentes en la actualidad y las empresas de Wall Street enfrentan fuerte competencia de las firmas de Silicon Valley por los trabajadores jóvenes más brillantes. Pero, las mediciones del papel del sector financiero en la economía sugieren que como un todo es casi tan grande como siempre lo ha sido.

La recuperación del sector es suficientemente fuerte y amplia para sugerir que la gran crisis financiera de comienzos del siglo XXI tendrá un efecto diferente del que tuvo su contraparte del siglo XX. En el periodo siguiente a la Gran Depresión, el sector financiero de Estados Unidos se redujo de manera severa y permaneció en un estado de humildad durante la mayor parte de las cuatro décadas siguientes. La economía prosperó en ese periodo, sin otras grandes crisis financieras y menor desigualdad de ingresos que en décadas recientes.

Aumento.

Esta vez, tras la crisis de 2008, Wall Street ha retornado, en gran medida, a una situación más reminiscente del comienzo de este siglo que con mediados del siglo XX. El salario por trabajador de tiempo completo en el sector fue en promedio 2,2 veces superior al del trabajador medio estadounidense en los 70 años que terminaron en 1999 y que llegó a un pico de 4,2 en 2007. Ahora, rebotó hasta 3,6 veces más alto en 2013, y todo parece indicar que siguió aumentando.

"En 2008, todos pensaron que era el fin del mundo", recordó Noah Schwarz, un socio de la firma de reclutamiento de ejecutivos Korn Ferry, que se especializa en el sector financiero. "En 2009 y 2010, había numerosos interrogantes respecto de si todo se recuperaría. Transcurrió mucho tiempo, pero al menos en los últimos 18 meses se ve un cambio real para mejor".

Ocupan espacios para oficinas.

En los inmuebles se notó un cambio. Brookfield Place, el antiguo Centro Financiero Mundial, tuvo espacios vacíos equivalentes al Empire State después que Merryl Lynch se consolidó con su empresa pariente Bank of America, en el Midtown de Manhattan. Pero, el espacio se llenó en los últimos dos años con nuevos inquilinos como Jane Street Capital y Bank of New York Mellon.

OPORTUNIDADES EN FINANZAS.

Compiten por jóvenes brillantes.

Los bancos, que antes arrebataban a ejecutivos ofreciéndoles contratos seguros por dos y tres años, ahora solo se comprometen a un año. Muchas de las oportunidades no están en las empresas más conocidas de Wall Street, porque tienen un plantel más reducido que antes de la crisis.

"Los candidatos están abiertos a pensar en caminos menos convencionales", dijo Timothy Holt, socio de la emprersa reclutadora de ejecutivos Heindrich & Struggles. "Había mucho énfasis en los grandes bancos, pero la crisis sirvió para diversificar las opciones", incluyendo la contratación por bancos boutique de inversiones, regionales y extranjeros que buscan afirmarse en Estados Unidos. Los grandes bancos han perdido algunos jóvenes brillantes ante el sector de la tecnología, pero no se dan por vencidos. Anticipan sus ciclos de reclutamiento, indicó Barbara Hewitt, directora asociada senior de carreras en la Universidad de Pennsylvania. Los bancos intensifican sus esfuerzos para tener acceso a los estudiantes al comienzo de sus carreras universitarias, registrar sus nombres e informar a las empresas eventualmente interesadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)