FOTOGALERÍA

Volver a empezar entre los escombros de la guerra

La guerra expulsó a 2 millones de habitantes de Alepo, corazón industrial sirio.

Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP
Alepo: tras seis años de guerra, el régimen sirio recupera zonas en poder de rebeldes. Foto: AFP

Apesar de la abrumadora destrucción de los populares barrios del este de Alepo, donde los rebeldes se alzaron contra el régimen del presidente sirio Bashar al Asad, algunos vecinos han empezado a volver a las pocas casas que no sufrieron los bombardeos del Ejército o que se encontraban alejadas del frente de batallas. Los sangrientos combates, según estimaciones no oficiales, han reducido a la mitad la población de cuatro millones de habitantes que tenía Alepo, el corazón industrial de Siria, hasta que la guerra lo paró.

El aspecto desolador muestra la imposibilidad de que alguien pueda vivir en esas zonas, tal y como se encuentran.

Como el Guernica de Pablo Picasso, los techos derrumbados por las bombas, los muros desplomados, las casas totalmente hundidas, los muebles desparramados, los edificios convertidos en escombros y las calles bloqueadas con piedras, recuerdan la pesadilla que se vivió en la ciudad tres meses atrás.

Las antiguas pintadas a favor de la "revolución" y la bandera de los rebeldes (verde, blanca y negra) han sido sustituidas por alabanzas al Ejército y al presidente Al Asad.

Sus fotos —a veces solo y otras acompañado de su hermano Maher, jefe de la cuarta división del Ejército, o del líder del movimiento chií libanés Hizbolá, Hasan Nasralá— vuelven a aparecen en los barrios de Alepo. La mayoría de sus habitantes huyeron a otras zonas del país o fuera de Siria, o encontraron refugio en campos de desplazados como el de Yebrín, ubicado en un polígono industrial, donde todavía viven numerosas familias, aunque su número no develan las autoridades por supuestas razones de seguridad.

La destrucción de estos barrios populares del este de Alepo, contrasta con la actividad que se vive en los distritos acomodados del oeste, que permanecieron del lado del régimen.

Más allá de la falta de luz y de agua y la escasez de gasolina que afecta a toda la ciudad por igual, el aspecto que ofrece Alepo occidental, con los cafés y los restaurantes llenos, un tráfico continuo y los comercios abiertos, no parece el de una ciudad que ha vivido seis años de guerra fratricida.

Mientras los lugareños empiezan a pensar en cómo reconstruir la ciudad, los cañonazos de artillería y el continuo paso de aviones de guerra recuerdan, sin embargo, que la guerra aún no ha terminado y que los rebeldes, aunque muy debilitados, todavía se encuentran a pocos kilómetros de allí.

Ayer viernes, el presidente ruso Vladimir Putin recibió a su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan para hablar de los esfuerzos comunes para resolver la crisis siria.

Un miembro del Estado Mayor ruso citado por la agencia RIA-Novosti, anunció que Rusia llevó a cabo en una semana 452 bombardeos contra el Estado Islámico en el este de la provincia de Alepo, matando a más de 600 yihadistas.

Por su lado, Estados Unidos aprobó el envío de 400 militares a Siria para apoyar la ofensiva en Raqa, capital del Estado Islámico. Ya hay en Siria 500 militares estadounidenses que asesoran a los combatientes de la alianza árabo-kurda de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Esta situación desagrada a Turquía, aliado clave de Estados Unidos, pero opuesto a que la reconquista de Raqa sea confiada a las FDS, considerado por Ankara como una pantalla para las milicias kurdas YPG, que los turcos califican de organización "terrorista".

"Intentamos obrar para evitar el escenario de un enfrentamiento entre dos aliados de la coalición", afirmó el jueves el general estadounidense Joseph Votel ante la comisión de las Fuerzas Armadas del Senado.

Escándalo por fotos de soldados desnudas.

El escándalo por las de fotos de marines desnudas en un grupo de Facebook se extiende a todas las divisiones del Ejército de EE.UU. El Pentágono asegura que el problema "afecta a toda la organización" y que los culpables deberán responder por sus actos, aunque todavía no han presentado cargos. Varios medios norteamericanos informaron ayer viernes que las imágenes aparecieron en numerosas páginas fuera de la red social y que siguen siendo accesibles incluso después de que se cerrase el primer foro, Marines United, donde fueron detectadas. El secretario de Defensa, Jim Mattis, afirmó que las actividades "suponen una violación grave de los valores fundamentales". "No toleraremos ni perdonaremos este comportamiento", aseguró Mattis, calificando la publicación de las imágenes como "inaceptables y contrarias a la unidad de nuestras filas".

"No están ayudando", afirmó el comandante general del Cuerpo de los Marines Robert Neller en referencia a los miembros del Ejército que participaron en el primer foro y que han seguido publicando las imágenes. Neller añadió que este tipo de comportamiento "misógino y despectivo" contra las soldados "no nos permite cumplir con la misión que este país nos ha encargado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)