Emoción en caserío humilde, en Asunción, que recibirá al Papa en una cancha

Visita de Francisco es como un milagro para tres países

Una canchita de barrio, donde el pasto no crece porque los jugadores de 40 equipos la apisonan día tras día, albergará el domingo 12 de julio a unas 20 mil personas en el pobre caserío de Bañado Norte para ver al papa Francisco, en Asunción.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obras. En Bañado Norte se realizan diversos trabajos para mejorar la zona Foto: EFE

"Aquí no va a caber un alfiler, eso le advierto", dijo a la AFP Ñeca Aguero, subcoordinadora de la pequeña capilla San Juan Bautista.

Este recinto de apenas seis metros de largo por tres de ancho y ubicado frente al campo de juego, recibirá al Papa el domingo 12 de julio en la última jornada de su visita a Paraguay y último día de la gira que también lo llevará desde el domingo 5 a Ecuador y Bolivia.

Una febril actividad preanuncia la visita del Pontífice, inimaginable para los modestos pobladores de uno de los barrios marginales de Asunción, azotado cada año por las inundaciones del río Paraguay.

En 2014, el escenario deportivo se salvó a medias de la crecida del río que dejó a 5.000 familias fuera de sus precarios hogares. Al menos tres personas murieron ahogadas, un niño entre ellos, en el afán de salvar sus pertenencias de las aguas implacables.

El río volvió a crecer este año y muchas familias se vieron obligadas a reubicarse en la altura hasta que pase el fenómeno.

"Todo lo que nos está pasando parece un milagro", dijo Asunción Giménez, una anciana de 78 años. A ella le anunciaron que su pequeña vivienda fue elegida para una breve visita del Papa.

"Aunque estoy un poco enferma, estoy muy feliz. Hasta ahora no puedo creer que el Papa entre a mi casa", expresó la mujer que, según relata, trabajó como empleada doméstica y también un tiempo en una fábrica.

Su hijo, Rubén Ayala Giménez, de profesión albañil, refiere que por su vivienda no cesa el desfile de periodistas, religiosos, asistentes sociales y funcionarios del gobierno, en plenos preparativos.

Mayra, su nieta de tres años, dice que vendrá a visitarla el "abuelo" y muestra en su mano un pequeño póster de cartón con la foto de Francisco pegado a la Virgen de Caacupé, la Patrona del Paraguay.

En la casa de los Giménez no esperan más que bendiciones: "Solo quiero que bendiga a mi familia y ore para darnos salud y trabajo para los más jóvenes", dijo Asunción.

Carmen Sánchez, ama de casa de 40 años, es la segunda jefa de hogar que recibirá a Francisco. "Le voy a preparar sopa paraguaya, mbeyú y payaguá mascada", dijo.

Se trata de comidas típicas del Paraguay, que datan del tiempo de la colonia española y que habitualmente se consumen entre junio y julio, con motivo de las celebraciones de San Juan.

Cambios.

Doña Carmen se dirige en guaraní, la lengua nativa hablada por el 80% de los paraguayos. Interrogada si le hablará en guaraní, dijo que sí. "Yo creo que me va a entender porque dicen que en Buenos Aires visitaba mucho las villas de los paraguayos", manifestó.

Pero finalmente admite no saber si podrá articular palabra alguna ante la presencia del Santo Padre. La mujer relata que su esposo padece de una grave enfermedad que ya le dejó sin habla. "Todos esperamos un milagro", confesó.

A la vez, Ñeca Aguero asegura que ya comenzaron a producirse los milagros desde que Francisco decidió venir a Bañado Norte.

"Se están mejorando los accesos. Está bajando rápidamente el río. Los vecinos que estaban peleados se vuelven a hablar", enumeró. Todo gira alrededor de la expectativa ante la visita. "Solo falta su presencia, que venga a traernos un mensaje de paz, de amor, de reconciliación, de esperanza. Necesitamos que nos deje su paz y su amor", remarcó.

El Sumo Pontífice ingresará al barrio por uno de los estrechos pasillos que comunican las viviendas entre sí antes de llegar hasta la capilla y dejar un mensaje para luego seguir camino hacia la gran misa en el campo de Ñu Guasú, que estará presidida por un enorme retablo diseñado por el artista paraguayo Koki Ruiz y fabricado a base de frutos, semillas y 32.000 espigas de maíz. El retablo, que representa el arte popular paraguayo y la religiosidad heredera de las misiones jesuíticas guaraníes, saldrá de la localidad de San Ignacio (sur), donde ha sido elaborado, y será trasladado a bordo de varios camiones hasta el parque Ñu Guasú.

Recuerdo.

Una placa en honor de Juan Pablo II, el primer Papa en visitar Paraguay, será inaugurada en el aeropuerto internacional de Asunción el 10 de julio, cuando llegue Francisco. La placa, que tendrá el escudo del Vaticano, será incrustada en el suelo de la zona de embarque de pasajeros, en el mismo lugar donde estuvo Juan Pablo II en 1988 a su llegada a Paraguay, dijo Rubén Aguilar, administrador del aeropuerto.

Añadió que Juan Pablo II se refugió en esa zona debido a la fuerte lluvia que caía sobre la capital paraguaya, lo que le obligó también a esperar en un salón del aeropuerto que también tendrá su nombre.

Mensaje revitaliza la fe de los pueblos.

Francisco visitará Ecuador, Bolivia y Paraguay del 6 al 12 de julio, un viaje que tiene como objetivo "reavivar la fe" de los católicos, dijeron embajadores latinoamericanos ante la Santa Sede.

"Cada palabra del Santo Padre en América Latina será verdaderamente una evangelización", aseguró el embajador de Ecuador, Luis La Torre, en reciente encuentro con la prensa organizado por la agencia Mediatrends de Roma. "Se espera entre un millón y un millón y doscientos mil personas en Quito y hasta un millón y medio en Guayaquil, entre ellos muchos colombianos y peruanos".

Según el centro de estudios Latinobarómetro, los católicos pasaron entre 1995 y 2014 de ser el 80% al 67% de la población en 18 países de América Latina.

"Tenemos un laicismo muy agresivo y también la descristianización de Ecuador, la familia ha venido a menos. Por fortuna, la constitución rechaza el matrimonio homosexual y gracias a Dios no hemos llegado a esa modernización", subrayó el embajador, quien recordó que el presidente Rafael Correa es un católico practicante, rechaza el aborto y la legalización del matrimonio gay.

"Será una visita histórica, un acontecimiento espiritual, de fe, que renueve y reconcilie al país", comentó, por su parte, la encargada de negocios de Bolivia, Erika Farfán. "El Papa y Evo Morales comparten muchos ideales, como el de la lucha contra la pobreza y la defensa de la tierra madre", dijo la diplomática, que evitó mencionar los roces que el mandatario tuvo con la jerarquía de la iglesia.

El embajador de Paraguay, Esteban Kriskovic dijo que "es como un milagro. Es una visita con mucho contenido social (...) El Papa conoce de verdad la realidad de Paraguay, un país 98% católico, con el 75% de la población joven". AFP

Entre obras en el barrio y rezo.

En la Capilla en honor a San Juan, donde apenas entran una docena de bancos y están las banderas del Vaticano y de Paraguay, el Papa tiene previsto pronunciar un mensaje de media hora. Los feligreses del barrio rezan como una forma de preparación espiritual ante la llegada de Francisco, dijo Josefina Chamorro, que organiza estas actividades en la capilla. En Bañado del Norte, pintan paredes, hacen revoques y reconstruyen muros con dinero aportado por ciudadanos, mientras que la Municipalidad de Asunción se ocupa del drenaje de la calle principal, que atraviesa el barrio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)