Algo de esa antigua relación entre Scioli y Macri se reflejó en el debate

Dos viejos amigos separados por un sillón presidencial

Antes de que ambos ingresaran en el mundo de la política, Daniel Scioli y Mauricio Macri, los dos aspirantes a ocupar el sillón presidencial en la Casa Rosada, eran amigos. Pero la disputa férrea para ganar las elecciones los distanció.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Scioli invitó a Macri en 2012 a jugar un partido. Foto: Olé.

"Es una relación histórica de 30 años. Ellos son dos hijos de empresarios, se conocían de las fiestas y de los encuentros sociales. Eso perduró por mucho tiempo, hasta las elecciones generales del 25 de octubre", señaló a El País Joaquín Morales Solá, periodista del diario La Nación y del canal TN.

Ambos hablaban por teléfono al menos una vez por semana antes del 25 de octubre.

En 2012, Scioli llamó a Macri para jugar un partido de fútbol en el Club Villa La Ñata, una instalación deportiva frente a su residencia, donde el candidato suele jugar al fútbol. "Daniel es muy amigo de mi padre, me invitó a jugar este torneo benéfico y dije por qué no", expresó Macri tras ese partido. En ese club, hay fotos con distintas personalidades que visitaron el club, entre las que está su contrincante político.

Según el diario Perfil, ese partido generó el enojo de la actual presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, por lo que no jugaron más, aunque continuaron el diálogo.

La relación personal se extiende a las esposas de ambos. Juliana Awada, mujer de Macri, mantiene un vínculo con Karina Rabolini, pareja de Scioli. Según Joaquín Morales Solá, ambas se conocen por trabajar en el rubro del diseño de indumentaria femenina.

En julio de 2015, Awada contó el vínculo que tiene con Rabolini al diario Clarín: "No es que seamos amigas, la conozco de hace años, de hablarnos a cada rato. Tengo muy buena relación y ella es muy buena persona. (…) Ella es amiga de mi exmarido (el conde belga Bruno Laurent Barbier) y muchas veces me pregunta por Valentina, desde el afecto, no desde lo político", agregó.

Esta buena relación entre ambos aspirantes constituyó un hecho inédito en una campaña electoral argentina. "El lado positivo de esta elección es que tanto Macri como Scioli se tienen estima, es la primera vez que dos candidatos presidenciales tienen ese nivel de amistad", expresó el politólogo Sergio Berensztein, en el programa radial de Marcelo Longobardi en septiembre de este año.

Rispideces.

Al principio de la contienda, algunas versiones de prensa hablaban de un acuerdo entre los dos de no atacarse con críticas fuertes. Pero, a medida que se fue acercando la cita electoral, las rispideces empezaron a aparecer. "Yo no soy enemigo de Daniel, soy amigo desde hace años, pero él es parte de estos 25 años de gente que prometió muchas cosas y cumplió muy poco", dijo Macri en marzo, según La Nación.

En agosto, luego de las elecciones primarias, hubo grandes inundaciones en la provincia de Buenos Aires, gobernada por Daniel Scioli. Su rival del balotaje criticó su gestión y Scioli contraatacó: "Macri y su troupe han recurrido a las peores cosas. Han puesto imágenes viejas de una inundación en Costa Rica". "Qué no se haga la víctima", respondió Macri.

Este diferendo político continuó hasta la elección de octubre que marcó un triunfo de Scioli por un margen estrecho de casi tres puntos porcentuales. Fue un resultado sorpresivo en contra del candidato oficialista. "Esperaba ganar la primera vuelta, porque la segunda se le iba a hacer muy difícil. La elección marcó que el 60% de los argentinos quiere un cambio", indicó Morales Solá.

Luego de la instancia del 25 de octubre, la campaña electoral del aspirante oficialista se transformó. "A partir de ahí, Scioli se da cuenta que se le va hacer muy difícil ganar y toma la iniciativa, o la decisión, de cambiar su campaña. La hace muy agresiva, muy del miedo", agregó Morales Solá.

De ese modo, Scioli fue más duro que lo habitual: "El jefe de la Alianza quiere dejar todo librado al mercado (…) Quiere enfriar la economía y yo la quiero expandir (…) Macri ya está hablando con el FMI y con los fondos buitre". Estas fueron algunas de las frases que el candidato del Frente para la Victoria le dedicó al líder de la coalición Cambiemos.

Para Morales Solá, "son acusaciones que no tienen fundamento porque son a futuro. No lo acusa de hiciste tal cosa, sino le dice: Vos vas a hacer tal cosa. Eso es muy complicado", expresó Morales Solá.

Macri salió a contestar estas afirmaciones. "Se suponía que Daniel Scioli era una buena persona. Que él lidere una campaña como esta no habla bien de él", señaló el candidato opositor en una entrevista al programa de Luis Majul.

Por este intercambio que se intensificó a partir del 25 de octubre, ambos no hablan más por teléfono. Por lo tanto, la campaña dejó, por ahora, la amistad en un segundo plano.

Quieren recuperar la buena relación.

La semana pasada ambos fueron entrevistados en días distintos por el periodista Germán Paoloski, en el programa Nunca es tarde de Fox Sports. A ambos se les pidió que digan algo bueno del otro durante un minuto.

Daniel Scioli dijo que no toma la política "como una enemistad personal". "Yo discuto ideas, lo que considero lo mejor para el futuro del país como lo hace él", aclaró. Luego, lo halagó: "Hay un momento de nuestras vidas que nos marcaron. A él porque lo secuestraron y a mí porque secuestraron a mi hermano. Y la verdad que lo pudo sobrellevar con una gran entereza", declaró. A su vez, destacó "el sentido que le da a la familia" y dijo sobre el futuro: "Yo tengo una vida fuera de la política y la quiero tener después".

Macri, por su parte, espera reestablecer el vínculo. "Apuesto a que pasada la campaña recuperemos la buena relación que teníamos. Ahora se puso en vocero mío, de decir lo que yo voy a hacer. Entiendo que está bajo una enorme presión. Como dice él: por suerte, hay una vida después. Creo que eso es bueno. Él es un deportista, como siempre he sido yo. Confío en recuperar la buena relación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)