ARGENTINA

Víctor Hugo Morales vinculó a Macri con su despido radial

El presidente argentino dijo que esas acusaciones son “totalmente falsas”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Multitudinaria marcha en Argentina en apoyo a la ley de medios. Foto: AFP

Cientos de personas se congregaron ayer en la Plaza de Mayo en apoyo del periodista uruguayo Víctor Hugo Morales, despedido el lunes de Radio Continental, quien vinculó al presidente Mauricio Macri de ejercer "presión" para desvincularlo de la emisora.

Aunque la cadena de radio dio por finalizado el contrato del periodista por "reiterados incumplimientos contractuales que alteraron el normal desarrollo de las emisiones", Morales sostuvo a través de Twitter: "Quieren disciplinar al periodismo persiguiendo a alguien que les molesta demasiado. (...) Esto es lo que necesita la derecha política: silenciar voces". "Macri es Magnetto", agregó

El conductor usó algunos minutos de su habitual horario para dirigirse a su audiencia y contar que el lunes de mañana "unos patovicas" querían impedirle el ingreso a la radio. Según Morales, dentro de la radio había un escribano dispuesto para leerle un acta. "Macri es una máscara de (el dueño de Clarín Héctor) Magnetto y se han hecho cargo del país", expresó.

Su expulsión desató una ola de repercusiones tanto de fuerzas políticas, de periodistas como del propio gobierno. El Frente para la Victoria, la fuerza de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, calificó este hecho como un "acto de censura" y advirtió que el Gobierno de Macri impone "una sola mirada de la realidad".

Incluso la exmandataria recordó el lunes vía la red social Facebook un fragmento de su último discurso como jefa de Estado, el pasado 9 de diciembre, en el que reclamaba "una Argentina sin censuras" y "sin represión".

El excandidato presidencial Daniel Scioli dijo ayer que "es inadmisible que un periodista de la trayectoria de Victor Hugo sea echado por defender sus convicciones".

Algunos periodistas se refirieron al episodio. Nelson Castro declaró: "Con Víctor Hugo Morales no compartimos nada en temas de visión política, nos separa un abismo de diferencia. Pero su ausencia representa una mancha negra para la democracia argentina".

En tanto, el periodista Marcelo Longobardi, expresó que durante la administración kirchnerista el periodista uruguayo "ha sido una suerte de perseguidor, en malos términos, de las personas que no piensan como él". Y agregó: "Dicho esto, a mí no me gusta que echen gente. A mí me pasó, y como a mí me pasó, no me gusta que le pase a los demás".

Por su parte, Mauricio Macri, en una conferencia de prensa convocada ayer en la Casa Rosada, se refirió a la situación del relator y ratificó el compromiso de su gestión con la libertad de expresión.

"Como cualquier otro caso, este gobierno tiene una enorme tarea por los compromisos que hemos asumido y no estamos abocados a ver qué periodista trabaja en qué medio, programa de radio y televisión", sostuvo.

Macri recordó que conoce a Víctor Hugo Morales desde que estuvo al frente del club Boca Juniors y que lamenta que el relator crea que el Gobierno tuvo "algo que ver" con su despido de Radio Continental, donde hasta ayer conducía el programa La Mañana.

"Lamento las cosas que ha dicho Víctor Hugo porque son totalmente falsas. Lo lamento porque tengo una larguísima relación con él. Siempre con enorme respeto. Me apoyó en muchas ocasiones, antes de convertirse en fanático kirchnerista pos sanción de la ley de medios",aseguró.

Movilización.

En la marcha de ayer los manifestantes, Víctor Hugo Morales asistió acompañado del exfuncionario kirchnerista Martín Sabbatella y de expanelistas de 678, un programa de corte kirchnerista que se transmitía en un canal público. También estaban en la marcha la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini y el diputado nacional Andrés "Cuervo" Larroque, representante de la agrupación kirchnerista La Cámpora.

En el lugar, cientos de manifestantes, que lucían carteles con leyendas que decían "Macri dictador", "Clarín manipula", "Todos somos Víctor Hugo" y "Ningún periodista menos", respaldaron al periodista uruguayo. A su vez, cantaban: "Macri, basura, vos sos la dictadura".

Morales brindó un discurso a las 19.00 horas. Se mostró emocionado, cuestionó a Macri, defendió la Ley de Medios argentina, elogió a Sabbatella, a Bonafini y pidió recuperar su programa. "Gracias a ustedes. Esto es un desborde emocional, difícil de explicar. Siempre sale el sol después de la niebla", dijo.

"Me animo a pedirles a los de radio Continental que me devuelvan el programa. Devuélvanme el programa y nos olvidamos de todo. Cuánto quiero hacer el programa en Continental, donde transcurrieron 30 años de mi vida", clamó.

Y aludió a los despidos en el ámbito estatal: "La Argentina tiene dos satélites en el aire en lo que muchos trabajaron. El Arsat I levantaba vuelo, y el Arsat II levantaba vuelo. Parecen mirarnos con ojos desde la noche. Esta es la Argentina. No puede echar a la gente del Arsat. No hay ñoquis allí. Ellos nos permitieron sentirnos soberanos. Quiero pedir por los empleados del Congreso de la Nación. He estado ahí. Sé lo que hace cada uno de ellos.

Luego de su discurso ante la multitud, Morales habló con El País y criticó al Poder Ejecutivo. "Un gobierno que hace esto es un gobierno que se siente peligrosamente poderoso y los demás asisten a que ese poder sea temido".

Sobre el despido, declaró: "Ellos dicen entre comillas que hice incumplimiento de mis deberes profesionales, pero nunca recibí nada de que así fuera". (EFE, La Nación/GDA, Víctoria Molnar)

"Pensé que iban a cumplir el contrato"

En una entrevista con el canal C5N, Víctor Hugo Morales criticó el despido de Radio Continental. "Me echan con una mentira. Llevo 9 años y medio sin faltar ni un día. Jamás en nueve años.Yo pensé que iban a cumplir el contrato, que iba hasta el 31 de diciembre de este año. Antes de las elecciones (presidenciales), antes de tener este Estado de derecha, yo tuve un embargo de Magnetto", recordó. Morales dijo sentirse "perseguido" y cargó contra el Gobierno y contra la Justicia. "Esto es una correspondencia con lo que hicieron con 678", concluyó.

La incómoda entrevista de Feinman a Víctor Hugo

El periodista Eduardo Feinman entrevistó a su colega Víctor Hugo Morales luego de que radio Continental despidiera al conductor uruguayo, quien denunció que se trató de un acto relacionado a sus ideas políticas y no a un mero cambio de programación.

Feinman le consultó en Radio 10 al conductor kirchnerista si el gobierno de Mauricio Macri propició su salida. La respuesta de Morales fue en consonancia con sus dichos los últimos días: "No tengo dudas, de manera directa. Lo que hay en esto es una sujeción muy grande a la pauta publicitaria. Eso que no padecemos los periodistas que no tenemos pauta y que las empresas conocen a fondo. Enero es el mes de la negociación y además me lo dijeron. Lo supe cuando se sinceraron un poco. No hay manera de que una radio tenga, si tiene ese tipo de intereses o alineamientos, a un periodista, que habemos unos cuantos, que excede al propio interés del medio de comunicación, hasta que un día nos dicen hasta aquí llegamos", se expresó Morales.

Feinman le contestó: "Entiendo lo que significa porque yo viví exactamente lo mismo con el gobierno anterior. Entiendo de presidentes y aduláteres que ejercen presión sobre los dueños de los medios. Así que lo entiendo perfectamente. Y entiendo lo de la voz discordante. Yo era una voz discordante en el gobierno de Cristina y sufrí lo mismo, así que lo entiendo perfectamente bien".

Morales se quedó callado durante algunos segundos y le respondió: "Bueno Eduardo, supongo que me llamó para que le dijera qué pensaba yo, pero si quiere escucho su historia también", agregó.

Feinman lo interrumpió: "Me estoy poniendo de su lado. Lo escucha alguien que está de su lado". Y Morales siguió: "Lo cual valoro. Los periodistas en estos casos tienen que pensar en grande (...) Dejarnos llevar por antinomias no es bueno". LA NACIÓN/GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)