PROYECTO DE LEY

Vicepresidente venezolano rechaza ley de amnistía ante el Parlamento

"Sin justicia no hay paz. Para que haya justicia se hace necesario vencer la impunidad", dijo Istúriz, ratificando la posición del presidente Nicolás Maduro frente a la iniciativa de la oposición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El líder opositor permanecerá en prisión mientras se le hace juicio. Foto: Reuters

El vicepresidente de Venezuela, Aristóbulo Istúriz, rechazó una amnistía para políticos presos al exponer este martes ante el Parlamento, de mayoría opositora, el informe anual de labores del gabinete ministerial.

"Sin justicia no hay paz. Para que haya justicia se hace necesario vencer la impunidad", dijo Istúriz, ratificando la posición del presidente Nicolás Maduro frente a un proyecto de ley de amnistía aprobado en primer debate por la Asamblea legislativa el pasado 16 de febrero.

Desde la tribuna de oradores, el vicepresidente señaló que ante "tantos hombres y mujeres muertos producto del odio y la intolerancia política" no se puede "reaccionar con una ley que generalice el perdón".

"Se hace necesario garantizar la aplicación de la justicia sancionando a quienes tienen responsabilidad", subrayó.

Tras su aprobación en segundo debate, que se da por descontada ante la amplia mayoría opositora, la iniciativa parlamentaria debe ser enviada a Maduro, que ya anunció su veto.

Analistas coinciden que el mandatario podría someter el texto a un análisis de legalidad por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acusado por la oposición de estar al servicio del gobierno chavista.

La ley busca beneficiar a unos 76 opositores presos incluido el líder radical Leopoldo López, condenado a casi 14 años de cárcel acusado de incitar a la violencia durante protestas que buscaban presionar la renuncia de Maduro y dejaron 43 muertos entre febrero y mayo de 2014.

También a cientos de personas inhabilitadas para ejercer cargos públicos y a exiliados.

Istúriz, que asistió a la Asamblea en compañía de los ministros, reconoció que Venezuela enfrenta una difícil situación económica por una caída del 70% en los ingresos del petróleo, generador del 96% de las divisas en este país altamente dependiente de las importaciones.

Esa situación, entre otros factores, genera una escasez de dos tercios de los alimentos, medicinas y otros productos de primera necesidad, que el vicepresidente caracterizó como un fenómeno "inducido" por la oposición para menguar el apoyo popular al gobierno socialista.

Istúriz destacó, por otra parte, que desde la llegada del chavismo al poder, en 1999, la pobreza extrema bajó de 10,8% a 4,9% en la actualidad, mientras que el índice de Gini mejoró al pasar de 0,486 a 0,391 en el mismo período, "reduciendo los niveles de desigualdad y siendo el más bajo de América Latina".

En respuesta a la ponencia de Iztúriz, el presidente del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup, dijo que "todas las medidas para resolver la crisis económica están en manos del gobierno", por lo que llamó al gabinete a tomar decisiones para "resolver la crisis sin dilaciones".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)