TERRORISMO

Viajó a Turquía para rescatar a su hijo del ISIS; murió en el atentado

Fathi Bayoudh, la única víctima tunecina del ataque, estaba en el aeropuerto para recibir a su esposa y reencontrarse con su hijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fathi Bayoudh, una de las víctimas del atentado en el aeropuerto de Estambul. Foto: Fathi Bayoudh / Facebook.

Su nombre era Fathi Bayoudh. Tenía 58 años y vivía en Ksour Essaf, una pequeña ciudad tunecina situada en la costa oriental del país más pequeño del Magreb. Ese día estaba allí, en el aeropuerto de Atatürk, porque había ido a buscar a su mujer, que llegaba a Turquía con la misma intención que lo había hecho él semanas atrás: buscar a su hijo.

Además de ser coronel y de trabajar como director del servicio de pediatría del hospital militar de Túnez, Bayoudh hacía tiempo que se había propuesto una misión difícil de concretar. Quería convencer a su hijo de que abandonara las filas del grupo extremista Estado Islámico. Quería que regresara a su casa junto a él.

El hijo de la única víctima tunecina que tuvo el triple ataque perpetrado por terroristas en el aeropuerto de Atatürk, en Estambul, el martes pasado por la noche se llama Anouar Bayoudh y dos años atrás había partido a Siria junto a su mujer para unirse al grupo.

Anouar es estudiante de Medicina y en los últimos meses se había dedicado a engrosar las filas del la célula terroista. Pero esa no había sido la versión oficial: a su papá y a su mamá les había dicho que viajaba para realizar prácticas en Suiza. Sin embargo, la mentira no tuvo mucho éxito y -desde que se enteraron- sus padres se movieron para conseguir algo que parecía imposible: convencerlo de que ese no era un lugar para él; que ya era tiempo de volver a su hogar.

Lo habían logrado, poco tiempo atrás. Anouar ya no estaba más en Siria, sino a disposición de las autoridades turcas esperando su extradición a Túnez. Por eso Fathi había viajado; por eso, esa noche esperaba en el aeropuerto a su esposa, de acuerdo a una nota publicada por el diario español El Mundo.

Allí, junto a otras 41 personas, encontró la muerte, justo cuando pensaba en la nueva vida que iba a tener su hijo.

De acuerdo a un informe publicado por The Soufan Group, son alrededor de 6.000 las personas de origen tunecino que abandonaron el país para sumarse al ejército del grupo terrorista. Túnez es el país que más yihadistas exporta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)