VEA EL VIDEO

En una Venezuela de luto, Maduro habla de infiltrados

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió ayer mantener la "máxima alerta" pues recibió la información de que desde Colombia tratan de "infiltrar" a paramilitares vestidos de civil para realizar actos de violencia en el país caribeño. El mandatario dio este mensaje 24 horas después del asesinato de un liceal de 14 años en Táchira.

"Hablé con el general en jefe (ministro de Defensa, Vladimir) Padrino López (...) y le dije vamos a colocar las fuerzas policiales y militares de la patria en máxima alerta porque tengo la información que desde Colombia están tratando de infiltrar a un grupo de paramilitares vestidos de civil para traer violencia", dijo Maduro.

El presidente hizo estas declaraciones durante un acto con obreros en el estado de Bolívar, donde aseguró que los paramilitares tendrían el objetivo de realizar actos de violencia en los estados de Zulia, Táchira y Apure, fronterizos con Colombia, y también tratarían de "infiltrarse hacia el centro del país". "Quieren infiltrar grupos armados entrenados por los paramilitares de Colombia porque desde el norte (Estados Unidos) se ha dado la orden de, como sea, destruir la patria de Bolívar", señaló.

El gobernante acusó al "imperio" de querer promover el caos en el país "para después venir y pedir la intervención internacional en Venezuela". En este sentido, conminó a la "clase obrera" a salir a la calle "junto a la fuerza armada" si un día amanece con la noticia "de que el presidente Nicolás Maduro no aparece" o que fue "atacado el palacio presidencial".

En tanto, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, informó ayer de la imputación por "homicidio intencional calificado" de un oficial de Policía por la muerte de un adolescente de 14 años, ocurrida este martes en coincidencia con manifestaciones en la ciudad de San Cristóbal (Táchira).

"Ya este (...) efectivo policial de la PNB (Policía Nacional Bolivariana) fue presentado ante el tribunal de control y el Ministerio Público le imputó los delitos de homicidio intencional calificado con un agravante previsto en la Lopna (Ley Orgánica de Protección de Niños y Adolescentes)", dijo Ortega durante una entrevista con el canal privado Venevisión.

La fiscal indicó que al policía, de nombre Javier Mora, de 23 años, que disparó munición de goma contra el adolescente Kluiverth Roa, se le imputó el delito de "uso indebido de arma orgánica", así como el delito de "quebrantamiento de pactos y convenios internacionales".

Reclamos.

Las protestas tras la muerte del liceal volvieron a la capital del Táchira, donde también se llevó a cabo el funeral del joven y también hubo movilizaciones en Caracas.

Medio centenar de estudiantes pidieron ayer al Ministerio del Interior y Justicia que anule la resolución que permite a órganos de seguridad el uso de fuerza letal en manifestaciones, tras el incidente en Táchira.

Pedimos "que se derogue la resolución 8610 y que sea destituido el director de la Policía Nacional Bolivariana (PNB)", declaró Hasler Iglesias, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, a la salida del Ministerio, donde le entregó una petición al viceministro del sistema integrado policial, Giuseppe Cacioppo Oliveri. Los estudiantes llegaron a las puertas del Ministerio, en el centro de Caracas, y corearon consignas en recuerdo de Kluiverth Roa, el liceal fallecido.

"Si el gobierno sigue abusando, sigue violando la Constitución y los derechos humanos, el movimiento estudiantil va a seguir contundentemente en las calles, exigiendo respeto", agregó Iglesias. La muerte de Roa ocurre semanas después de que el gobierno autorizara a los cuerpos de seguridad, mediante la resolución 8610, el uso de fuerza letal para controlar el orden público.

En otra ciudad cercana a la frontera con Colombia, en este caso Mérida, hubo otra protesta de estudiantes que terminó en choques con las fuerzas policiales. En este caso, según informó el propio movimiento estudiantil se registraron cinco heridos. Según pudieron constatar cronistas del diario El Nacional de Caracas durante las protestas, que derivaron en barricadas y apedreas, los uniformados volvieron a utilizar armas de fuego contra los manifestantes.Venezuela, crisis, Nicolás Maduro, estudiante muerto, protestas

Preocupación en OEA y en Washington

EE.UU. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo ayer que "Venezuela continúa moviéndose en la dirección equivocada" y calificó de "horrenda" la muerte del liceal de 14 años por un disparo en una manifestación, hecho del que ha sido imputado un policía según las autoridades. Ante las incisivas preguntas de la legisladora republicana Ileana Rohs-Letinen, de origen cubano y una de las más críticas con Venezuela, Kerry subrayó: "No tenemos discrepancia alguna sobre el atroz comportamiento, la represión de la gente, los arrestos, y las falsas acusaciones contra nosotros que están emanando de Venezuela".

uOEA. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, lamentó ayer "profundamente" la muerte de un estudiante venezolano en el transcurso de una manifestación e hizo un llamamiento a un diálogo "inclusivo" entre el gobierno y la oposición. Insulza condenó la violencia "venga de donde venga" e instó, "una vez más", al gobierno y a la oposición a un diálogo inclusivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)