Al borde del abismo

Venezuela está al borde de la emergencia alimentaria

La vida diaria se está volviendo una pesadilla para miles de venezolanos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miles de venezolanos pasan gran parte de su dia haciendo cola en supermercados. Foto: Reuters

"Estamos raspando la olla". Así resume su situación José Demarco, un uruguayo radicado en Venezuela desde la década de 1980, que sufre la escasez de alimentos y medicamentos, cada vez más crítica en el país petrolero.

El Parlamento, de mayoría opositora, anunció que declarará emergencia alimentaria nacional tras haberla declarado en la salud la semana pasada.

La intención es que "el país entero conozca la gravedad del tema", expresó Julio Borges, diputado opositor.

José (56) es uno de los miles ciudadanos que lo sufren. Por ejemplo, desde hace "mucho tiempo" se baña con jabón del que se utiliza para lavar ropa. "Jabón de baño no se consigue por ningún lado", explica.

La situación afectó su trabajo. Trabajaba en publicidad: pintaba carteles en las carreteras. Luego, se dedicó a vender tazas con logos. Hace unos años dejó de hacerlo por el aumento de los costos. "Como muchas cosas vienen de afuera, el precio hace que sea imposible trabajar en esto", cuenta.

Su esposa, Ana, es jubilada. Por lo tanto, es la que más tiempo tiene para ir al supermercado. El Gobierno estipuló que sólo se puede ir a comprar a un supermercado, una vez por semana y en un día preestablecido. Para Ana son los viernes y, como todos, debe hacer cola "horas y horas". "Al finalizar la semana, ya no hay casi productos para comprar", cuenta. Por lo que busca a algún familiar que compre en otro lado.

"Uno se siente muy bien cuando logra comprar algo, pero a veces pasas medio día y no puedes llevar nada a tu casa", afirma Ana.

En las colas, que empiezan muy temprano a la mañana, pasa de todo: empujones, gritos y personas que se cuelan. Ayer, la dirigente opositora María Corina Machado denunció en su cuenta de Facebook el fallecimiento de un bebé en el supermercado El Tigrito, en el estado de Anzoátegui. Según su relato, durante la cola empezó una protesta, lo que derivó en una corrida de varios compradores. El niño recién nacido cayó de sus brazos y la gente que venía detrás lo aplastó. "¿No es esto su responsabilidad, señor Maduro?", preguntó la opositora.

Impacto en la salud.

La escasez también involucra a los medicamentos. La madre de Ana tiene Alzheimer. Desde el año pasado no consigue un sedante, fundamental para su tratamiento. Entonces, compró "el que había" para ver si surtía efecto. "Fue para peor, no se lo compro más. Ahora no le estoy dando nada", cuenta.

También le cuesta consiguir pastillas para su cuñado, quien padece hipertensión arterial.

Rosario Pérez, una venezolana que vive en el municipio de Sucre en Caracas, cuenta que en las redes sociales se arman grupos para informarse en qué farmacias se pueden encontrar determinados medicamentos. "Es la forma que tenemos de ayudarnos", dice.

Algunas compras son engorrosas. Para comprar pañales, el gobierno exige que se presente la partida de nacimiento de un bebé o, si es para un adulto mayor, un certificado médico.

Aflora la reventa.

Este sistema ha causado la proliferación de "bachaqueros", individuos que revenden productos básicos que no se encuentran en los supermercados.

Muchos lo ven como un mal necesario. "A veces no tenés otra", cuenta José. Rosario dice que les ha comprado café. "En el supermercado cuesta 29 bolívares el kilo (142 pesos uruguayos) y lo llegan a vender a 700 bolívares (1.900 pesos uruguayos)", dice.

Esta actividad, que está penada con tres a cinco años de cárcel, "ha instaurado una mafia", dicen los compradores.

LAS CIFRAS DE LA CRISIS HUMANITARIA.

Seguridad.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, dijo ayer que el país caribeño cerró el 2015 con una tasa de homicidios de 58,1 por cada 100.000 habitantes. Son 17.778 personas que perdieron la vida por causa de un homicidio intencional o doloso.

Medicinas.

La Federación Farmacéutica de Venezuelapidió a la Organización Mundial de la Salud que envíe medicamentos ya que el las farmacias carecen del 80% de los remedios.

Costo de vida.

Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, que cita el diario ABC de España, el coste de vida en Venezuela subió un 270% en 2015, mientras que este año esperan que crezca un 720%.

Inflación.

Venezuela tiene una de las tasas de inflación más altas del mundo. Según el Banco Central la inflación anualizada a septiembre de 2015 llegó a 141%. A su vez, el país sufre la caída del precio del petróleo, principal fuente de ingresos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)