CRISIS

Vedan marchas a sedes electorales en Venezuela

La oposición hace oídos sordos al fallo y llama a manifestar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un hombre es arrestado durante una protesta contra el Poder Electoral. Foto. AFP

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) divulgó ayer una sentencia que prohíbe las manifestaciones en los alrededores de las sedes del Poder Electoral, tras una solicitud de trabajadores de esa institución.

La decisión del Poder Judicial insta a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Policía Nacional a "adoptar las medidas de seguridad permanentes" en las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) de toda Venezuela con el fin de "impedir los actos no autorizados, marchas, protestas, concentraciones no permisadas y manifestaciones violentas, convocadas por las organizaciones políticas y civiles".

El TSJ aprobó la medida cautelar interpuesta por funcionarios del CNE, quienes piden protección ante las movilizaciones convocadas por la alianza de partidos opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) al organismo a fin de obtener una respuesta sobre el referendo revocatorio presidencial solicitado hace tres semanas.

Los miembros del CNE alegan que han sido expuestos a "situaciones de riesgo que amenazan y en ocasiones llegan a violar nuestro derecho al libre tránsito, al trabajo y a la protección del Estado", según expresa la sentencia.

Esta solicitud llega luego de que el jefe de la comisión designada por la Presidencia venezolana para la revisión de la solicitud de referendo, Jorge Rodríguez, instara a rectoras del Poder Electoral a solicitar una medida de protección.

El dirigente opositor venezolano Henrique Capriles aseguró ayer en su cuenta de Twitter que pese a la medida cautelar de la Corte Segunda Contencioso Administrativo, "igualito" acudirán al CNE "a exigir cumplan la Constitución".

El dos veces candidato presidencial de Venezuela, y promotor del referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, convocó a los opositores venezolanos a movilizarse mañana para rechazar la decisión tomada por el TSJ.

"Todos los venezolanos nos vamos a movilizar a las sedes en todo el país del Poder Judicial que pretende obstaculizar el ejercicio de nuestros derechos, y vamos a exigirle que respete la Constitución y derechos que son del pueblo", afirmó Capriles en la red social.

El también gobernador del estado Miranda aseveró que "ningún venezolano tiene por qué acatar una decisión que va contra la Constitución" y que irán hasta la sede del CNE "todas las veces" que consideren "necesarias para que ellos cumplan con los artículos que están en la Constitución y con su obligación".

Preocupación.

En medio de esta tensión interna, crece la preocupación internacional sobre la vida en Venezuela. Por ejemplo, la mediación de expresidentes para un diálogo y la presión de la Organización de Estados A,ericanos (OEA).

"Hay una creciente acción de una parte de la comunidad internacional sobre Venezuela", dijo Félix Arellano, experto en política internacional de la Universidad Central del país petrolero.

En medio de una dramática escasez de alimentos y medicinas y un clima político cada vez más agresivo, tres exmandatarios gestionan desde el pasado jueves un acercamiento entre el gobierno y la coalición opositora, que controla el Parlamento.

Invitados por Maduro, el exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá) actúan a instancias de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en lo que admiten será un camino "largo y difícil".

Las gestiones recibieron el apoyo de Estados Unidos —acusado por Maduro de tramar su caída junto a la oposición—, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el gobierno de la vecina Colombia.

A ello se sumó una inédita declaración de Chile, Argentina y Uruguay, ofreciendo integrar un grupo de "países amigos" de un diálogo.

"Se está generando un proceso de presión internacional en ambos bandos para que se inicie una negociación", señaló Milagros Betancourt, profesora de derecho internacional de la Universidad Católica Andrés Bello.

Pero "soy un poco escéptica porque no sé qué se pueda negociar, la Asamblea no puede ceder su autonomía", añadió, subrayando que "el país está muy polarizado y el gobierno no cede un milímetro" para reconocer a la oposición y su derecho a impulsar un referéndum revocatorio con fines de destitución a Maduro.

Coca Cola suspende la producción en Venezuela.

Coca Cola suspendió gran parte de su producción en Venezuela debido a la falta de azúcar, informó ayer una portavoz del grupo estadounidense. "Nuestros proveedores de azúcar en Venezuela nos informaron que detendrían temporalmente sus operaciones debido a la falta de materias primas", dijo por correo electrónico la portavoz de Coca Cola Kerry Tressler. Venezuela está en medio de la peor recesión en décadas, atizada por la caída de los precios del crudo, del cual depende el 96% del ingreso de divisas al país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)