UN DRAMA DEL SIGLO XXI

US$ 35.000 millones deja el tráfico de personas

Grupos ilícitos aprovechan la desesperación de migrantes; 1.700 muertos en 5 meses.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Policías mantienen el orden en la Oficina de Inmigración, en Questura, Napolés. Foto: EFE

Los traficantes de personas ganan unos 35.000 millones de dólares al año en todo el mundo y son responsables de la tragedia de los inmigrantes que mueren intentando cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa, dijo a Reuters el titular de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Cada vez más inmigrantes desesperados que huyen de África y otros lugares plagados de conflictos y crisis humanitarias están muriendo en su intento de llegar a Europa a través de Libia, atraídos por traficantes que los persuaden mientras esperan en centros migratorios.

La cifra de muertos entre quienes cruzan el Mediterráneo ha alcanzado los 1.700 en lo que va del año —justo antes del verano, que es cuando muchos más inmigrantes emprenden el viaje— frente a las 3.700 víctimas fatales de todo 2015 y las 5.000 del año pasado, dijo el jefe de la OIM, William Lacy Swing.

"Ahora, hay que ser cautos porque esas son las personas que sabemos que han muerto, pero ¿cuántos cuerpos más habrá sumergidos en el Mediterráneo o enterrados en las arenas del Sahara?", dijo en una entrevista al margen de una conferencia sobre migración.

"Esa es la tragedia y por eso estamos preocupándonos tanto de advertir a los inmigrantes sobre los traficantes. Los traficantes son realmente el gran problema. (El dinero que ganan) es unos 35.000 millones de dólares al año y sabemos que están haciendo mucho dinero en el Mediterráneo", agregó.

El tráfico de seres humanos representa hoy el tercer gran negocio para los delincuentes internacionales, después de los de armas y drogas, dijo Lacy Swing.

Libia se ha convertido en un punto importante de salida para los africanos que buscan emigrar debido a la anarquía reinante seis años después de la caída de Muammar Gaddafi. Los inmigrantes aseguran que las condiciones en los centros de inmigrantes gestionados por el Gobierno son tremendas.

Tras visitar Libia en marzo, Lacy Swing dijo que su organización tiene todo listo para llevar personal internacional al país para trabajar en los centros de inmigrantes, pero hasta ahora no ha sido autorizada por la ONU. El martes, la OIM y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) presentaron planes en Ginebra para impulsar las operaciones en Libia.

Lacy Swing dijo que la crisis de inmigrantes en Europa se ha visto agravada por un "sentimiento antiinmigrantes sin precedentes, alimentado ahora por las sospechas de que algunos de los que huyen del terrorismo podrían ser terroristas".

Sin embargo, instó a los gobiernos a intentar abordar las causas de la inmigración: los conflictos, la escasez de agua y las grandes diferencias entre países ricos y pobres. "En toda mi vida, no había conocido una situación como la de hoy, porque tenemos nueve conflictos armados y emergencias humanitarias desde el oeste de África al Himalaya", dijo Lacy Swing, que subrayó que la "inmigración no es un tema a resolver, es una realidad humana que ha de ser gestionada y regulada. Sabemos que históricamente la inmigración siempre ha sido abrumadoramente positiva".

ESCENARIO.

Alemania revisa miles de asilos concedidos.

El ministro de Interior de Alemania, Thomas de Maizière, anunció la revisión de decenas de miles de peticiones de asilo concedidas, al entender que podrían haberse resuelto positivamente pese a no contar con todos los documentos necesarios.

De Maizière anunció los resultados de una revisión de 2.000 expedientes que se puso en marcha al descubrirse que Franco A., un soldado alemán detenido en abril que planeaba un atentado ultraderechista, había conseguido burlar a la administración y registrarse como refugiado sirio.

"No hay casos comparables al de Franco A.", aseguró el ministro alemán de Interior en declaraciones a los medios.

No obstante, reconoció que en este análisis se han descubierto también "carencias en la documentación" de algunos casos, algo que, dijo, podrían haber llevado a falsas decisiones positivas.

Para comprobar si efectivamente se han cometido errores, De Maizière anunció la revisión por adelantado de entre 80.000 y 100.000 expedientes resueltos positivamente entre 2015 y 2016, principalmente de varones jóvenes (entre 18 y hasta 35 o 40 años) de los diez principales países de origen de los demandantes de asilo.

Los casos de los asilados se revisan cada tres años, para comprobar si la protección continúa siendo pertinente. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)