TENSIÓN CON COREA DEL NORTE

Uruguay cita Consejo de ONU por crisis nuclear

Corea del Norte probó ayer un nuevo modelo de misil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El dictador norcoreano suele supervisar las pruebas nucleares. Foto: Reuters

Corea del Norte lanzó ayer domingo un nuevo modelo de misil nuclear, que cayó en el mar de Japón pero muy cerca de territorio de Rusia, elevando otra vez la tensión en esa zona del mundo. Uruguay, que por este mes de mayo preside el Consejo de Seguridad de la ONU, convocaría para mañana martes una sesión especial de ese organismo para analizar la crisis con el régimen norcoreano.

El sábado 29 de abril, en entrevista con El País, el embajador uruguayo ante la ONU, Elbio Rosselli, dijo que estaba muy preocupado por el escenario bélico que se agudizaba en Corea del Norte. Rosselli aclaró que la intención de Uruguay es apostar al diálogo y a las negociaciones entre las partes para buscar por las diferentes vías alcanzar la paz, lograr el freno a la carrera armamentista y el desarme nuclear de Corea del Norte.

El de ayer fue "un misil estratégico de mediano a largo alcance recién desarrollado, Hwasong-12", indicó la agencia oficial norcoreana KCNA, precisando que el dictador Kim Jong-Un "supervisó personalmente el lanzamiento de este nuevo modelo de cohete".

Ante esto, Estados Unidos y Japón pidieron una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que Uruguay convocaría para mañana.

El de ayer domingo fue el segundo disparo de misil en 15 días por parte de Corea del Norte, un ensayo interpretado como un desafío al nuevo jefe de Corea del Sur, Moo Jae-in.

Lanzado desde la base militar norcoreana de Kusong, en la provincia de Pyongan Norte, el proyectil recorrió alrededor de 700 kilómetros antes de caer en el mar de Japón.

"No hay ninguna excusa que justifique las acciones de Corea del Norte. (El misil) cayó cerca de Rusia. China no puede tener expectativas en el diálogo. La amenaza es real", tuiteó ayer la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, cuyo gobierno reclama desde hace semanas un fortalecimiento de las sanciones y un endurecimiento de la posición de China, principal aliada de Corea del Norte. "Lo que haremos es continuar apretando las tuercas (...). Seguiremos, ya se trate de sanciones, de declaraciones a la prensa, haremos todo lo que deba hacerse", insistió Haley en la cadena de televisión estadounidense ABC.

En este sentido, el Departamento del Tesoro había indicado el sábado que analizaba "todos los medios disponibles" para cortar las fuentes de financiamiento internacional a Corea del Norte.

"Primero hay que entrar en la cabeza de Kim Jong-Un, él se encuentra en un estado de paranoia, increíblemente preocupado por cualquier cosa a su alrededor", insistió Haley.

El Comando del Pacífico de Estados Unidos dijo que estaba evaluando el tipo de misil lanzado ayer por Corea del Norte, pero que "no era consistente con un misil balístico intercontinental".

El ministro japonés de Defensa, Tomomi Inada, dijo que el misil podría ser de un nuevo tipo.

Un funcionario estadounidense, hablando bajo condición de anonimato, dijo que el misil cayó a 97 kilómetros al sur de la región rusa de Vladivostok. La Casa Blanca mencionó a Rusia en una declaración sobre el lanzamiento. "Con el misil impactando tan cerca del suelo ruso —de hecho, más cerca de Rusia que de Japón— el Presidente no puede imaginar que Rusia esté satisfecha", dijo la Casa Blanca, refiriéndose al presidente Donald Trump.

El misil voló 700 kilómetros y alcanzó una altitud de más de 2.000 kilómetros, según funcionarios en Corea del Sur y Japón, más lejos y más alto que un misil de rango intermedio que Corea del Norte probó en febrero desde la misma Región de Kaesong. Se considera que un misil balístico intercontinental tiene que tener una autonomía de más de 6.000 km.

Se cree que Corea del Norte está intentando desarrollar un misil intercontinental provisto de un arma nuclear que sea capaz de llegar a Estados Unidos. Trump ha asegurado que no permitirá que eso ocurra.

"El lanzamiento puede de hecho representar un nuevo misil de largo alcance", dijo Jonathan McDowell del Centro Harvard Smithsoniano de Astrofísica, refiriéndose a la altitud estimada de más de 2.000 kilómetros. "Definitivamente es preocupante".

El presidente ruso Vladimir Putin y el presidente chino Xi Jinping hablaron de la situación en la península coreana, incluyendo el último lanzamiento de ayer domingo.

AFP, REUTERS, EFE, EL PAÍS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)