VIDEO

Uruguay no avala aplicar Carta Democrática a Venezuela, que ayer le dio un portazo a la OEA

El chavismo se aísla y crece la presión internacional para una solución.

El régimen chavista se encierra cada vez más en sí mismo. Ayer oficializó el inicio del proceso para abandonar la Organización de Estados Americanos (OEA), en reacción a la resolución promovida por un grupo de países, entre ellos Uruguay, para convocar a los cancilleres a una sesión extraordinaria a fin de definir qué hacer con la crisis institucional en Venezuela. El presidente Tabaré Vázquez, durante la conferencia de prensa que brindó ayer junto a su par español Mariano Rajoy, dijo que Uruguay, pese a promover la resolución, no apoya que se le aplique a Venezuela la Carta Democrática de la ONU, que podría terminar con la expulsión de ese país del organismo.

Vázquez lamentó las muertes durante las marchas opositoras al régimen chavista (ayer iban 29 víctima fatales desde el 1° de abril) y recalcó que "los problemas de Venezuela los tienen que resolver los venezolanos". Por este motivo, dijo que Uruguay va a mantener su posición de no apoyar la aplicación de la Carta Democrática porque "creemos que no hay que aislar a Venezuela, hay que tenderle una mano de apoyo para que no desemboque en una lamentable situación de la que nos arrepintamos de no haber dado apoyo".

Rajoy también se mostró preocupado por la crisis venezolana. "Hemos prestado atención a Venezuela, la situación en ese país nos preocupa", dijo Rajoy, quien consideró que "hay que evitar un enfrentamiento sangriento, que se le devuelva la palabra al pueblo venezolano y se construya un consenso nacional".

El portazo.

Antes de la sesión del consejo permanente de la OEA de ayer en Washington, Venezuela había anunciado que dejaría el organismo si convocaba una reunión extraordinaria de cancilleres. Ratificó su amenaza apenas se confirmó la convocatoria. El proceso de salida de Venezuela de la OEA puede llevar hasta dos años. Venezuela deberá además pagar lo que adeuda a la OEA, unos 8,7 millones de dólares.

"Venezuela no participará en lo sucesivo de ninguna actividad, de ningún evento, donde se pretenda posicionar el intervencionismo y el injerencismo", dijo la canciller de ese país, Delcy Rodríguez, quien calificó a los 19 países que votaron a favor de la resolución de la OEA de "cipayos genuflexos".

Venezuela pretendía que su caso no fuera tratado en la OEA sino en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), organismo que no integra Estados Unidos. Y ayer hizo convocar una reunión extraordinaria de la Celac para el 2 de mayo. Diecisiete de los 33 miembros de la Celac votaron ayer la resolución de la OEA.

Maduro asegura que la "derecha venezolana" hace "terrorismo" para provocar un caos, como parte de un plan con Estados Unidos para derrocarlo y propiciar una intervención extranjera. El presidente chavista, cuyo mandato concluye en enero de 2019, dice querer elecciones, pero se refiere a las regionales, que en 2016 fueron postergadas y aún no tienen fecha, descartando adelantar, como pide la oposición, las presidenciales de diciembre de 2018.

La votación.

El consejo permanente de la OEA aprobó por 19 votos a favor (uno más de los necesarios), 10 en contra y cuatro abstención, la convocatoria de la reunión de cancilleres.

Votaron a favor de la resolución de la ONU Guyana, Bahamas, Santa Lucía, Argentina, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. Los 10 países que votaron en contra fueron Venezuela, Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, Haití, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Surinam. Se abstuvieron Belice, El Salvador, República Dominicana y Trinidad y Tobago, mientras que hubo una ausencia, la de Granada. La reunión de los cancilleres de la OEA se realizará después de la cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom), el próximo 18 de mayo. Por tanto, también se celebrará después de la Celac del 2 de mayo en El Salvador, la reunión que promovió Venezuela. AFP, EFE, REUTERS, EL PAÍS

Tres muertes más: van 29.

Un joven falleció ayer miércoles, tras ser golpeado por una bomba lacrimógena, y otros dos que murieron el martes debido a disparos, elevaron a 29 los fallecidos desde el 1° de abril cuando se iniciaron las protestas contra el gobier-no de Maduro. En Caracas, miles de personas intentaron llegar marchando al centro de la ciudad, pero, como en manifestaciones previas, fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad con gases lacrimógenos y camiones hidrantes.La nueva la ola de protestas contra Maduro, la peor desde la de 2014 que dejó 43 muertos, se inició en rechazo a los fallos del Tribunal Suprema que le quitó potestades al parlamento y en reclamo de elecciones.

Otra jornada sangrienta en las calles de Venezuela. Foto: AFP
Otra jornada sangrienta en las calles de Venezuela. Foto: AFP

CONTINUARÁN CON LAS MARCHAS.

Oposición: "La peor decisión".

La oposición al chavismo dijo que la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de dejar la OEA fue la "peor decisión", y anunció que no abandonará las protestas callejeras.

"Es la constatación de que el gobierno le tiene terror al pueblo venezolano y al voto, de que está perdido, porque tiene que saber que si ellos deciden salirse hoy de la OEA, eso se hace materialmente posible en dos años, de manera que me parece que es la peor decisión que puede tomar el gobierno", dijo el diputado Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional venezolana.

El legislador señaló además que es "una constatación de que en Venezuela hay un golpe de Estado", cometido por el máximo tribunal en contra de la Asamblea Nacional, único poder que controla la oposición.

La oposición venezolana mantendrá su protesta en las calles, con una sesión especial del Parlamento y una visita a las cárceles de los "presos políticos" para exigir su libertad. Borges informó que la sesión de hoy jueves se realizará en un complejo deportivo del este de Caracas para aprobar un "manifiesto por el rescate de la democracia" luego de la manifestación de ayer miércoles, que fue dispersada con gases, balas de goma y chorros de agua y dejó un joven fallecido. "A punta de represión Nicolás Maduro no va a frenar al pueblo venezolano. La decisión que tomó el pueblo venezolano es la de ser un pueblo libre", dijo Borges en una rueda de prensa.

Borges anunció que al finalizar la sesión caminarán hasta el lugar donde el joven de 20 años murió ayer por el impacto de una bomba lacrimógena en el pecho en la capital.

"La utilización de gases tóxicos y represión en todo el país ha dejado un saldo lamentable, tenemos que anunciar que tres venezolanos que salieron hoy lamentablemente murieron. Un joven estudiante en Caracas, y dos casos adicionales, uno en Táchira y otro en Carabobo", denunció el diputado.

La mayoría de las marchas opositoras terminan en duros enfrentamientos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)