ALTERNATIVA

Ultra derecha alemana se renueva

Elige nueva dirección en medio de tensión por manifestaciones.

Protestas en la ciudad alemana de Hanóver. Foto: AFP
Protestas en la ciudad alemana de Hanóver. Foto: AFP

La extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) elige este fin de semana a su nueva dirección, disputada por moderados y radicales, en medio de fuertes medidas de seguridad por las protestas previstas en contra del partido antiinmigrantes. La entrada de la AfD en el Bundestag tras obtener un 12,6% de los votos en las elecciones legislativas del pasado 24 de septiembre fue un terremoto político en Alemania.

La AfD, nacida en 2013, consiguió 92 escaños, algo nunca visto para una formación populista de estas características en Alemania desde la Segunda Guerra Mundial. El partido también está presente en 14 de los 16 parlamentos regionales.

Avalados por estos resultados, cerca de 600 delegados se reúnen en la ciudad de Hanóver, en el norte del país, para designar a su nueva cúpula y dotarse de una hoja de ruta política hacia su objetivo de convertirse en la principal formación opositora al partido de Angela Merkel.

Desde hace dos meses, la formación se deleita con las dificultades de la canciller, cuyo partido ganó las elecciones pero con un resultado históricamente bajo y que ahora complica la formación de una mayoría para gobernar.

Tras el fracaso de las conversaciones con los Verdes y los Liberales, ahora intenta convencer a los socialdemócratas, sus socios de la coalición saliente.

Estos "patéticos juegos" son "buenos para nosotros" y "nos proporcionan más partidarios", celebró el actual líder de la AfD, Jörg Meuthen, en su discurso de apertura.

En total se espera que cerca de 8.500 contrarios al AfD se congreguen en la ciudad durante el fin de semana para denunciar su política antiinmigración. En el inicio del congreso ayer sábado, varios centenares de manifestantes intentaron bloquear el acceso y la policía los dispersó con cañones de agua. Estos primeros altercados dejaron varios heridos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes.

Durante el día, más de 5.000 manifestantes desfilaron en el centro de Hanóver para defender la política migratoria de Merkel, la cual se tradujo en la llegada de más de un millón de solicitantes de asilo desde 2015.

Se espera también que cerca de otras 3.000 personas se reúnan respondiendo a una convocatoria de los sindicatos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)