Alemania tendría el mayor número; Gran Bretaña se niega

UE propone que cada país reciba inmigrantes

La Comisión Europea se propone admitir a 20.000 inmigrantes en un período de dos años y distribuirlos por toda Europa, un plan que Gran Bretaña, uno de sus mayores miembros, ya había descartado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Inmigrantes rescatados del Mediterráneo descienden en puerto de Catania. Foto: Reuters.

Impresionada por los miles de muertos entre quienes intentan llegar a Europa desde el norte de África atravesando el Mediterráneo, la Unión Europea busca implementar una manera más justa de reasentar a las personas que buscan asilo, en momentos en que en varios países crece la popularidad de partidos contra la inmigración.

Italia y otros países del sur de Europa han pedido ayuda a la UE para lidiar con el enorme número de personas que llegan a sus fronteras pero, mientras que Italia, Alemania y Austria apoyan un sistema de cuotas, algunos estados del bloque se oponen al plan.

Gran Bretaña, Dinamarca e Irlanda tienen exoneraciones sobre temas relacionados con el asilo, inmigración, visas y controles fronterizos externos basadas en protocolos acordados en el tratado de Lisboa.

"A ningún país se le debe dejar solo para abordar las altas presiones migratorias", dijo el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en su cuenta de Twitter después de que las propuestas fueran publicadas.

Bajo un nuevo sistema de cuotas para reasentar a los inmigrantes según el tamaño del país, producción económica y otras mediciones, Alemania admitiría a la mayor parte de los inmigrantes, seguida de Francia e Italia, asumiendo que Reino Unido no cambie su postura.

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que su país está estudiando la propuesta de cuotas y defendió la "gestión solidaria" que ha hecho España en este tema.

Conforme a este plan, España sería el cuarto país de la Unión Europea que más demandantes de asilo debería aceptar de los que ya se encuentran en territorio comunitario).

Sáenz de Santamaría explicó que ahora empieza el análisis y la discusión en el seno de las instituciones europeas y que el Gobierno español "dará su propia visión y aportaciones" sobre inmigración, un tema "que tan bien conocemos".

Plan.

El plan estratégico de la Comisión Europea incluye acciones inmediatas y a largo plazo para combatir la emergencia. Entre las acciones inmediatas, además del sistema por cuotas de reparto de emergencia, figuran el reforzamiento de recursos y medios para la agencia de vigilancia de las fronteras exteriores.

El presupuesto aprobado para 2015 asegura un total de 89 millones de euros (algo más de 101 millones de dólares), en financiaciones de emergencia destinadas a los Estados miembros en primera línea.

En espera de una resolución de la ONU, el lunes próximo en Bruselas los ministros de Exteriores y de Defensa europeos darán el vía libre al plan general de la misión antitraficantes, que prevé crecientes niveles de intervención y uso de la fuerza.

Urgencia.

La enviada especial de la ONU para el Sahel, Hiroute Guebre Selassié, pidió ayer en Niamey (Níger) una "acción urgente" de la comunidad internacional en favor de los países del Sahel para poner fin al drama de la emigración.

Selassié participó en la cumbre sobre extremismo y seguridad del llamado G5 del Sahel, que agrupa a Níger, Chad, Mali, Mauritania y Burkina Fasso.

"Debemos actuar urgentemente para que el Sahel deje de ser el pasillo de la muerte, la antecámara de la muerte en que se ha convertido el Mediterráneo para nuestros hijos", dijo la enviada especial del secretario general de Naciones Unidas.

La creación de empleos y de oportunidades profesionales en estos países es la clave para evitar "este gesto fatalista que consiste en lanzarse al asalto de las aguas y preferir la muerte en el mar que la vergüenza ante sus propias madres", señaló.

Medio millón listo para salir desde Libia.

En las costas de Libia podría haber más de medio millón de personas listas para partir y atravesar el mar Mediterráneo rumbo a Europa, advirtió el jefe de la misión de Naciones Unidas en Libia, Bernardino León.

"Creo que estas embarcaciones migratorias son otro ejemplo de lo cerca que está Libia de ser un Estado que fracasó", dijo León entrevistado por la NPR, la radio pública estadounidense.

"Hemos visto otras crisis, como el colapso financiero y el colapso político", continuó León. "Pero (el colapso) migratorio, con estas mil personas que murieron cuando dos barcos se hundieron hace dos semanas, es probablemente el más dramático", añadió.

Según el jefe de misión, "hay más de medio millón de personas en Libia esperando para buscar asilo a través del Mediterráneo". Otras fuentes hablan de casi un millón de potenciales inmigrantes.

León denunció además los abusos a los derechos humanos que sufren estas personas sometidas a la extorsión y la prostitución.

"Sabemos que hay muchos abusos de los derechos humanos, pidiéndoles dinero y con la prostitución en muchos casos de mujeres; algo muy común para personas transitando a través de Libia", dijo.

Según el responsable de las Naciones Unidas, "las mafias están haciendo mucho dinero" con el tráfico de seres humanos.

"Y las personas que están trabajando con estas mafias también están ganando mucho dinero", continuó. ANSA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)