Los líderes se reúnen en Minsk para sellar la paz con prorrusos

Ucrania entra en una semana clave

Los líderes de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia acordaron reunirse el miércoles en Bielorrusia buscando negociar un acuerdo de paz para Ucrania, en medio de una escalada de violencia en ese país y claras señales de grietas en un consenso transatlántico sobre la forma de confrontar a Vladimir Putin.

Los cuatro líderes dialogaron en una teleconferencia el domingo, dos días después de que la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente francés, Francois Hollande, viajaran a Moscú para mantener conversaciones con Putin, las que no produjeron ningún avance en el conflicto de casi un año y que ha cobrado más de 5.300 vidas.

Después de la teleconferencia, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo que se habían logrado avances y que tenía esperanzas de que la reunión en Minsk conducirá a un "rápido e incondicional alto el fuego" en el este de Ucrania, donde los separatistas prorrusos han intensificado una ofensiva militar en las últimas semanas, apoderándose de nuevos territorios.

Un portavoz militar ucraniano dijo ayer que continuaban los intensos combates alrededor de la ciudad de Debáltsevo.

En una conferencia de seguridad realizada en Múnich el fin de semana, Merkel dijo que no se sabe si las negociaciones conducirán a un acuerdo con Putin, pero destacó que debían buscarse todas las opciones para lograr una solución diplomática. Merkel recibió fuertes críticas de los senadores estadounidenses Lyndsey Graham y John McCain, entre otros republicanos, por oponerse al envío de armas para ayudar al Ejército de Ucrania. "Los ucranianos se están matando y estamos enviándoles mantas y comidas", dijo McCain.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)