vea el video

Ucrania abrió un camino hacia la paz

Alemania, Francia, Rusia y Ucrania llegaron ayer a un acuerdo que ofrece un "destello de esperanza" para poner fin a los enfrentamientos en el este de Ucrania tras maratónicas conversaciones durante la noche.

Sin embargo, observaron que aún había un largo camino por recorrer, mientras que acusaciones de Kiev de un nuevo ingreso masivo de tanques rusos en el este de Ucrania —en manos rebeldes— minaban las perspectivas de paz.

El acuerdo contempla un cese el fuego entre fuerzas ucranianas y separatistas respaldados por Rusia a partir del domingo, seguido por el retiro de armas pesadas desde el frente de combate y una reforma constitucional para dar a Ucrania más autonomía.

"Lo principal que se logró es que a partir del sábado hacia el domingo debe ser declarado un cese el fuego general y sin condiciones", dijo el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, a periodistas.

Tras 16 horas de conversaciones, la canciller alemana, Angela Merkel —una de las patrocinadoras de las conversaciones—, discrepó con el presidente ruso, Vladimir Putin, sobre los motivos por los que demoraron tanto en alcanzar el acuerdo.

Putin culpó a Kiev por el tiempo que demoraron las conversaciones, que fueron la culminación de una dramática iniciativa de Francia y Alemania tras un aumento de los combates en que los separatistas avanzaron desde la línea de un cese el fuego previo.

Merkel, en tanto, dijo que Poroshenko "hizo todo lo posible para lograr la posibilidad de un fin al baño de sangre" y que Putin presionó a los separatistas para que aceptaran el cese el fuego "hacia el fin" de las negociaciones.

El acuerdo ofrece un "destello de esperanza", pero sigue habiendo obstáculos en el camino hacia la paz, dijo Merkel.

Ayuda del FMI.

Probablemente también alivie la presión en Estados Unidos para enviar ayuda militar al ejército ucraniano, y para que algunos países europeos refuercen las sanciones contra Moscú, un tema que se discutirá en las próximas horas en una cumbre de la UE.

El acuerdo también podría ayudar a proteger a Putin de cualquier efecto colateral por la muerte de rusos en los combates, que según Ucrania son soldados. Moscú afirma que son voluntarios.

Más de 5.000 personas murieron en el conflicto, que se ha intensificado en los últimos días, con más de 70 soldados ucranianos y al menos 24 civiles muertos en lo que va de febrero, según cálculos de Reuters en base a cifras oficiales ucranianas.

Un portavoz militar ucraniano dijo que durante la noche cruzaron desde Rusia hacia el este de Ucrania alrededor de 50 tanques, 40 sistemas de misil y 40 vehículos blindados, aunque no era posible verificar eso de inmediato. Moscú desestimó esas afirmaciones y dijo que carecen de base. Los combates han desestabilizado a Ucrania tanto militar como económicamente. Mientras se alcanzaba el acuerdo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ofreció una ayuda financiera de 40.000 millones de dólares a Ucrania para evitar un colapso financiero.

La economía rusa también ha sufrido debido a las sanciones impuestas por su apoyo a los separatistas en el este de Ucrania y la anexión de Crimea el año pasado.

Implementar los acuerdos negociados con los rebeldes prorrusos para un alto el fuego "no será fácil", declaró Petro Poroshenko. "Fue una negociación difícil y prevemos que el proceso de implementación no será fácil", declaró.

La Casa Blanca es cautelosa

Estados Unidos le dio una cauta "bienvenida" al acuerdo de cese el fuego firmado ayer en Minsk sobre el conflicto en el este de Ucrania, pero advierte que debe concretarse en el terreno. "El acuerdo representa potencialmente un avance importante para una solución pacífica del conflicto", indicó la Casa Blanca en un comunicado, subrayando que "el cese el fuego debe aplicarse y respetarse".

EL FINAL DEL CONFLICTO


Las bases principales del pacto


Alto el fuego: Las partes en conflicto acuerdan un alto el fuego bilateral a partir de las 00 horas del 15 de febrero en las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk.

Retirada de armas: Retirada "de todas las armas pesadas por las dos partes" para establecer una zona tapón de ancho de 50 a 140 km. Los precedentes acuerdos previeron una zona de 30 km.

Liberación de prisioneros: Una liberación de "todos los rehenes y prisioneros" retenidos desde el inicio del conflicto en abril. Este punto ya fue previsto en los anteriores acuerdos, pero fue respetado solo de forma parcial.

Diálogo político: Como en anteriores acuerdos, se prevé abrir un diálogo para celebrar elecciones locales según la legislación ucraniana, y para definir el futuro "régimen" de las regiones de Donetsk y Lugansk.

Fin del bloqueo: Las dos partes deben fijar las "modalidades" para restablecer vínculos económicos y sociales, como el pago de jubilaciones, entre zonas controladas por Kiev y las de los rebeldes.

Control de la frontera: El control de la frontera debe pasar íntegramente a las fuerzas de Kiev en "toda la zona del conflicto", tras elecciones locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)