Grecia le reclama una indemnización por la Segunda Guerra

Tsipras sube el tono y hace desafío a Alemania

Alemania dijo ayer que había "cero" posibilidades de pagar una indemnización a Atenas por la Segunda Guerra Mundial, luego de que el recientemente electo primer ministro Alexis Tsipras reiterara una demanda de Grecia sobre el tema.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La severa situación económica derivó en el partido que hoy gobierna Grecia. Foto: AFP

Tsipras, en su primer discurso importante en el Parlamento el domingo pasado, presentó planes para desmantelar el programa de austeridad de Grecia, descartó una extensión del rescate internacional de 240.000 millones de euros y prometió buscar reparaciones de guerra ante Alemania.

La demanda por compensaciones, revivida por el gobierno griego en el 2013 pese a que no se dieron pasos oficiales, fue rechazada de plano por Sigmar Gabriel, vicecanciller alemán y ministro de Economía.

"La probabilidad es cero", afirmó Gabriel al ser consultado sobre si Alemania pagaría compensaciones a Grecia, y añadió que un tratado firmado hace 25 años había puesto fin a demandas de ese tipo. Alemania y Grecia comparten una compleja historia que ha complicado el debate por la deuda. Las tropas alemanas ocuparon Grecia durante la Segunda Guerra Mundial, un tema que resurgió desde que el país helénico se vio obligado a implementar duras reformas a cambio de un rescate financiero en parte financiado por sus socios de la zona euro.

Muchos griegos han culpado a Alemania, un país con peso en la zona euro, por la austeridad, lo que generó un nuevo intento de reclamar miles de millones de euros a Berlín por indemnizaciones de guerra.

Gabriel se refería al "Tratado de Acuerdo Final con respecto a Alemania", también conocido como el "Tratado dos más cuatro", firmado en septiembre de 1990 por Alemania Occidental y Alemania Oriental y los cuatro aliados de la Segunda Guerra poco antes de la reunificación germana.

Bajo sus términos, las cuatro potencias renunciaron a todos los derechos que tenían previamente en Alemania. Para Berlín, el documento, también aprobado por Grecia entre otros países, significó un límite para posibles reclamos futuros de indemnizaciones.

De este modo, Alemania niega deber más compensaciones a Grecia por la Segunda Guerra Mundial además de los 115 millones de marcos alemanes que pagó en 1960, uno de los 12 acuerdos de compensación que firmó con naciones occidentales, tras el conflicto bélico.

Pero Atenas ha dicho que siempre consideró ese dinero como un pago inicial y que el resto de sus reclamos serían discutidos después de la reunificación, que finalmente ocurrió en 1990. Esta postura volvió a ser reflotada como posibilidad en 2013, pero no fue sino hasta la llegada del nuevo gobierno de la fuerza de izquierda que se retomó con firmeza el reclamo ante Alemania.

Preocupación.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió a los griegos que no esperen que la zona euro ceda ante las exigencias de Tsipras, en un enfrentamiento que asustó a los mercados financieros y generó pedidos de Canadá y Estados Unidos de buscar un compromiso en calma.

En un hecho que marcó una escalada en las discusiones, el ministro de Finanzas griego dijo que la zona euro colapsaría "como un castillo de naipes" si Atenas es expulsada del bloque.

Un funcionario del Ministerio de Finanzas griego dijo que no creía que Juncker, la jefa del FMI, Christine Lagarde, o la canciller alemana, Angela Merkel, vayan a dejar que Grecia caiga en la bancarrota, aunque la jefa de Estado germana dijo que Atenas debía presentar una propuesta viable sobre su deuda. "Creo que lo que importa es lo que Grecia ponga sobre la mesa", dijo Merkel en una conferencia en Washington.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)