Primer ministro griego expuso su plan ante el Parlamento

Tsipras dice que el plan de austeridad "fracasó"

El nuevo primer ministro griego Alexis Tsipras expuso las políticas de su gobierno de izquierda en un discurso ofrecido ayer, en el que rechazó firmemente la imposición de cualquier medida de austeridad sobre el endeudado país por parte de sus socios de la zona euro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El primer ministro rechazó el plan de rescate de la troika y propone uno propio. Foto: EFE

Tsipras también aseguró que su Gobierno curará las "heridas" de la austeridad, cumpliendo sus promesas de campaña de dar comida y electricidad gratis a los que más sufren, y recontratando a los funcionarios civiles despedidos como parte de las medidas incluidas en el rescate.

En su primer gran discurso ante el Parlamento como primer ministro, dijo que aún es optimista acerca de alcanzar un acuerdo con sus socios de la UE sobre la deuda, así como un pacto transitorio.

"El rescate fracasó", dijo. "El nuevo Gobierno no tiene justificación para pedir una ampliación (...), porque no puede pedir una ampliación de los errores", indicó el premier griego. Su discurso fue seguido de cerca por los líderes de la UE, que a la fecha han mostrado poca voluntad de cumplir con las demandas de Tsipras, temiendo una vuelta atrás generalizada en las reformas económicas que los prestamistas internacionales han pedido a cambio de unos 240.000 millones de euros de asistencia.

Los griegos han sido golpeados duramente por la austeridad que les impuso la "troika" del Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea.

El país apenas está saliendo de años de depresión económica, pero aún uno de cada cuatro griegos no tiene empleo.

"La prioridad de este Gobierno (...) es enfrentar las grandes heridas del rescate y la crisis humanitaria, tal y como prometimos antes de las elecciones", afirmó Tsipras.

Aseguró que la principal batalla será contra la corrupción, al tiempo que auguró un duro combate contra el histórico problema griego de la evasión fiscal.

Tsipras señaló, asimismo, que pondrá fin al impuesto a la propiedad y lo sustituirá por un tasa sobre las propiedades de gran valor.

El gobierno del Syriza mostró su vocación de cambio apenas asumido, al anunciar un significativo aumento del salario mínimo.

Plan de cambnio.

Durante la semana pasada, funcionarios griegos presentaron lo que ven como un plan de transición para mantener las finanzas fluyendo durante los próximos meses mientras renegocian su acuerdo de deuda.

Primero rechazarán un tramo de 7.200 millones de euros del rescate que ha quedado pendiente por una revisión suspendida.

En su lugar, quieren el derecho de emitir más deuda a corto plazo más allá del actual límite de 15.000 millones de euros. También quieren 1.900 millones de euros en ganancias de bonos griegos retenidas por el BCE y otras autoridades de la eurozona, algo que fue acordado previamente.

Con eso como puente, los funcionarios en Atenas intentarían luego renegociar el pago de la deuda en bonos soberanos griegos, quizás extendiendo los pagos, sólo pagando los intereses y obteniendo un respiro para el superávit presupuestario que planea lograr.

Un funcionario del Gobierno sugirió que no todo tendría que ocurrir al mismo tiempo.

"El ritmo de implementación de nuestras promesas es en un marco de cuatro años", dijo el funcionario.Grecia, deuda, crisis, plan reformista, Alexis Tsipras, Unión Europea

Europa tuvo un leve crecimiento general

La Comisión Europea conducida por Jean Claude Juncker cumple 100 días, en un momento muy delicado para el futuro europeo, en un estado que oscila entre prosperidad y recesión, entre estabilidad y guerra, entre confianza recuperada y nuevo escepticismo. Una fecha que se registra en vísperas de una semana crucial, durante la cual serán debatidos en Bruselas documentos decisivos, desde las cuentas públicas griegas a los relacionados a la paz en Ucrania y la lucha contra el terrorismo. Las últimas estimaciones de la UE describen una situación levemente mejorada; por primera vez desde los tiempos de la crisis, desde 2007, vuelve la señal más avanzada de los PIB de toda Europa.

Una primera señal tímida, aún débil, que podría tomar fuerza también gracias a una nueva conciencia sobre el valor de la flexibilidad y del crecimiento. Incluso, más allá de las nuevas intervenciones del Banco Central Europeo. Todos estos son los temas que han ocupado en estas primeras 14 semanas desde que la Comisión asumió y que serán afrontados en los próximos días, incluso durante horas, en los cuales Bruselas vuelve a estar en una encrucijada decisiva. En la febril tratativa con Atenas, el miércoles, se dedicará al tema una reunión extraordinaria del Eurogrupo. También habrá una cumbre de la UE, el jueves, sobre la lucha al terrorismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)