BATALLA JUDICIAL

Trump vuelve a perder en su guerra a inmigrantes

Corte mantuvo bloqueo a prohibición de ingreso a EE.UU.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acto: Jeff Sessions jura ante el presidente Trump y el vice Pence. Foto: Reuters

Donald Trump sufrió anoche otra derrota judicial, al confirmar el tribunal de apelaciones el bloqueo al decreto que prohibía el ingreso a Estados Unidos a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana. El recurso del gobierno "es negado", indicó la sentencia del colegiado de tres jueces federales en San Francisco, con lo que ratificó la decisión del juez James Robart de suspender el decreto mientras el tema es juzgado en su corte federal en Seattle.

Pocos minutos después de conocerse el fallo, Trump reaccionó en Twitter. "Nos vemos en la Corte. La seguridad de nuestra nación está en juego", dijo el presidente, ya vaticinando que el asunto será definido en la Corte Suprema, que una vez que complete su integración tendrá una mayoría conservadora (cinco a cuatro) que le podría ser funcional a Trump.

Sessions.

El fallo de ayer se conoció horas después de que el polémico Jeff Sessions prestara juramento como nuevo secretario de Justicia.

Sessions, un senador ultraconservador de 70 años cuya confirmación en la cámara alta del Congreso provocó acalorados debates, dijo que las prioridades de su gestión serán la respuesta a la criminalidad y las amenazas de ataques, y poner fin a la "ilegalidad" entre los inmigrantes.

El martes, la senadora demócrata Elizabeth Warren, fue silenciada en el Senado luego de que leyó una carta de 1986 escrita por Coretta Scott King, viuda del reverendo Martin Luther King Jr., que criticó los antecedentes de Sessions sobre derechos civiles.

"Precisamos un sistema legal de migración, uno que sirva a los intereses de los estadounidenses. Eso no es equivocado, no es inmoral ni indecente", señaló el nuevo secretario de Justicia y Fiscal General.

De acuerdo con Sessions, "tenemos que terminar con la ilegalidad" entre los inmigrantes, porque se trata de una situación que "amenaza nuestra seguridad pública".

Sessions dijo que Estados Unidos "vive un problema de criminalidad", y añadió que se trata de una "tendencia peligrosa y permanente".

Para hacer frente a la ola de criminalidad y las "amenazas terroristas", el departamento de Justicia "movilizará su talento y habilidades de la forma más eficaz posible", adelantó.

Sessions dirigirá un departamento de Justicia que tiene nada menos que 113.000 empleados, incluyendo los 93 fiscales federales.

Narcos.

Al iniciar la ceremonia de juramento de Sessions en el Salón Oval de la Casa Blanca, Trump dijo que la investidura del nuevo secretario de Justicia representaba una "nueva era" para el país. "La ceremonia debe ser vista como un claro mensaje a los miembros de pandillas y vendedores de drogas que aterrorizan gente inocente: Sus días se terminaron. Una nueva era de justicia comienza, y comienza ahora mismo", expresó el mandatario.

Trump aprovechó la ceremonia de juramento de Sessions para firmar una orden ejecutiva para acabar con los "carteles criminales" del narcotráfico "que se han extendido por todo el país y están destruyendo la sangre de los jóvenes" estadounidenses.

Trump firmó, además, otras dos acciones ejecutivas, una destinada a crear "un grupo de trabajo para reducir el crimen violento" y otra en la que pide a su equipo que elabore un "plan para detener los crímenes violentos contra los agentes que aplican la ley".

Son "tres acciones ejecutivas diseñadas para restaurar la seguridad en Estados Unidos", dijo Trump.

Muro con México.

El muro que Trump planea levantar en la frontera de Estados Unidos con México estaría formado por vallas y paredes que costarían hasta 21.600 millones de dólares y cuya construcción demandaría tres años y medio, de acuerdo a un reporte interno del Departamento de Seguridad Nacional.

El reporte, al que Reuters tuvo acceso el jueves, estima el costo del muro muy por encima de los 12.000 millones de dólares a los que Trump aludió en la campaña.

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes y de la mayoría del Senado, Paul Ryan y Mitch McConnell, cifraron el valor en hasta unos 15.000 millones de dólares.

El "cerebro" del 11/S le escribió a Obama.

El autor de los atentados del 11/S, Jaled Cheij Mohamed, afirmó en una carta a Barack Obama que esos ataques fueron resultado de la política exterior de Estados Unidos. Cheij Mohamed, autoproclamado cerebro de los atentados, comenzó a escribir la carta de 18 páginas en 2014 y fue enviada a "la cabeza de la serpiente, Barack Obama" y dirigida a la "nación de la opresión y la tiranía". Fechada el 8 de enero de 2015, la carta llegó a la Casa Blanca en los últimos días de la presidencia de Obama, después de que un juzgado militar ordenara a la prisión de Guantánamo, donde está detenido Mohamed, que la entregara. Cheij Mohamed, de 52 años, lleva 15 años detenido y podría ser condenado a la pena capital. "Y si su tribunal me condena a muerte, seré todavía más feliz de ir al encuentro con Alá y los profetas (...) y de ver al jeque Osama Bin Laden", agregó. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)