Estados Unidos

Trump promete eliminar prohibición de armas en escuelas y bases militares

El precandidato republicano dijo que si es electo, el primer día de su mandato terminará con las "gun free zones". Aseguró que el ataque en San bernardino pudo haberse evitado si los ciudadanos estuvieran armados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un seguidor de Donald Trump con un pin que lleva el texto "Barack, estás despedido". Foto: AFP.

Donald Trump sabe que, cuanto más lejos sean sus posiciones respecto a las del presidente Barack Obama, más crecerá su imagen entre los Republicanos. Esta vez prometió que, en caso de llegar a la Casa Blanca, eliminará las 'gun free zones' (zonas donde están prohibidas las armas de fuego) de las escuelas y bases militares.

"Liberaré las escuelas y las bases militares de las 'gun-free zone'", prometió el magnate neoyorquino, que lidera las encuestas entre los precandidatos presidenciales Republicanos, durante una reunión en Vermont.

"Pondré la firma el primer día, ¿Ok?. Mi primer día. No habrán más zonas libres de armas", indicó Trump, provocando gritos de júbilo entre los presentes.

De esta forma, tomó distancia respecto a la intención del presidente Barack Obama de poner límites a la compra y venta de armas de fuego en el país, sacudido en los últimos años por periódicos ataques armados.

Trump, primero en los sondeos entre los precandidatos Republicanos, sostuvo que las 'gun-free zone' son una verdadera y propia atracción para los atacantes con problemas mentales.

Señaló además que los recientes ataques en París y en California (San Bernardino) se habrían evitado si más ciudadanos hubieran estado armados para protegerse a sí mismos y a los demás.

Las declaraciones de Trump fueron realizadas en contraposición a las de Obama, quien a través de una carta publicada en el New York Times, aseguró que no apoyará a ningún candidato que no esté de acuerdo con una reforma sobre el tema de las armas.

"No apoyaré a ningún candidato a las presidenciales que no apoye una reforma de buen sentido sobre las armas de fuego", afirmó Obama en la carta abierta.

El presidente se refirió al caso como una "epidemia de la violencia de las armas" que está provocando una "crisis nacional", y que necesita de una "respuesta nacional".

"Todos tenemos una responsabilidad y un rol a jugar", agregó.

En la noche del jueves, Obama participó de un debate transmitido en directo por la cadena de televisión CNN: "Yo respeto el derecho a portar armas, respeto a las personas que desean un arma para protegerse, o para cazar, pero es coherente hacer todo lo posible para evitar que las armas no caigan en malas manos", expresó.

En las últimas horas, Obama recibió el apoyo de los obispos de Estados Unidos, que saludaron con beneplácito el nuevo paquete de medidas ejecutivas para tratar de reducir la violencia causada por las armas de fuego en el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)