INVESTIGACIÓN DEL ATENTADO EN NUEVA YORK

Trump pide pena de muerte inmediata para el yihadista

“Deberíamos movernos rápido”, dijo el presidente; EE.UU. revisa situación de “centenares” de refugiados.

Foto: AFP
Trump pide pena de muerte para atacante de Nueva York

Primero dijo que habría que enviarlo a Guantánamo, y aunque sigue sosteniendo que le "encantaría" hacerlo, Donald Trump propone ahora una medida más extrema para el yihadista responsable del atentado del martes en Nueva York: la pena de muerte.

El atentado dejó ocho muertos: cinco argentinos que celebraban su graduación de la secundaria hace 30 años, una belga de 31 años madre de un bebé y un niño pequeño y dos estadounidenses —un joven recién graduado como ingeniero en sistemas y un empleado de Moodys de 32 años.

Otras 12 personas resultaron heridas, y varias están hospitalizadas en estado grave en el peor atentado cometido en Nueva York desde que Al Qaeda derribó las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

El atacante, Sayfullo Saipov, un uzbeko de 29 años, fue presentado ante una jueza la noche del miércoles, en silla de ruedas tras recibir el alta del hospital donde fue operado luego de ser baleado en el estómago durante su arresto.

La Fiscalía presentó cargos de terrorismo contra Saipov, que dijo a los investigadores que planificaba el atentado desde hacía un año, que se inspiró en el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) para cometerlo el día de Halloween, que buscó "causar el máximo de víctimas", y que estaba "satisfecho" de lo que hizo.

Aseguró que lo motivó en particular un video donde el líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi exhortaba a los musulmanes en Estados Unidos y otros lugares a apoyar la causa del grupo yihadista.

En el bolso y la camioneta de Saipov se hallaron cuchillos y celulares con miles de imágenes de propaganda y unos 90 videos con combatientes del ISIS arrollando prisioneros con un tanque, decapitándolos y disparándoles en la cara. En su habitación de hospital, el atacante pidió desplegar la bandera negra del grupo yihadista.

Tras haber indicado inicialmente que Saipov podría terminar en la prisión militar para sospechosos de terrorismo en Guántanamo, Cuba, Trump dijo ayer que debe ser condenado a muerte. "Me encantaría mandar al terrorista de NYC a Guantánamo pero estadísticamente ese proceso lleva mucho más tiempo que pasar por el sistema federal", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

"También tiene algo de apropiado mantenerlo en el sitio del horrendo crimen que cometió. Deberíamos movernos rápido. PENA DE MUERTE!", agregó luego.

"El terrorista de NYC está satisfecho y pidió que la bandera del ISIS sea desplegada en su habitación del hospital. Mató a 8 personas e hirió gravemente a 12. DEBERÍA SER CONDENADO A MUERTE!", insistió.

A partir de este atentado, Trump anunció el miércoles que inició el proceso para poner fin al programa de asignación de "green cards" o visas de residencia por lotería a través del cual Saipov entró a Estados Unidos en 2010. El programa, creado en 1990, otorga permisos de residencia permanente a unos 50.000 solicitantes cada año, y abre la puerta para que sus familiares los sigan.

Trump ya redujo la cifra de entrada de refugiados en más de 50%, endureció los requisitos para otorgar visas e intentó prohibir la entrada de viajeros de 11 países. Pero no de Uzbekistán, de mayoría musulmana, un país de la ex URSS que tiene frontera con Afganistán.

Saipov se enfrenta a dos cargos, uno de los cuales conlleva una pena máxima de cadena perpetua y el otro de muerte, afirmó el fiscal interino de Manhattan, Joon Kim.

En tanto, fiscal general Jeff Sessions, advirtió que se utilizarán "todas las herramientas disponibles" para hacer frente al terrorismo, y aseguró que se están investigando a "centenares de personas" que llegaron al país como refugiados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)