Elecciones en Estados Unidos

Trump llega a Iowa como favorito pero no debatirá

El candidato republicano se peleó con la cadena Fox en un momento clave.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El candidato republicano Trump dando un discurso en el museo John Wayne. Foto: AFP.

El magnate Donald Trump volverá a dominar casi con toda seguridad el debate televisado de hoy entre los aspirantes republicanos a la Presidencia de EE.UU., esta vez por su anunciada ausencia debido a su enfrentamiento con la cadena conservadora Fox y una de sus presentadoras. Será el último debate republicano antes de los caucus (asambleas populares) de Iowa del 1º de febrero, que dan inicio al proceso de primarias de los partidos para elegir a sus candidatos a la Casa Blanca, y Trump ha vuelto a dar un golpe de efecto a la contienda con el anuncio de que no participará.

"Veamos cuánto dinero gana Fox sin mí en el debate", desafió Trump el pasado martes durante una rueda de prensa en Marshalltown (Iowa), al denunciar el trato "injusto" y "sesgado" que, a su juicio, ha recibido de esa cadena y, en particular, de una de sus presentadoras estrella, Megyn Kelly.

Trump pidió a Fox que Kelly no fuera una de las moderadoras del debate programado para hoy en Des Moines (Iowa), algo a lo que la cadena se negó.

El jefe de campaña de Trump, Corey Lewandowski, aseguró ayer en una entrevista con la cadena ABC que no se trata de que el magnate tenga "miedo" a debatir, como afirman algunos de sus rivales, sino que con la presencia como moderadora de Kelly "es imposible" que el evento sea "justo y honesto".

Lewandowski, quien acusó a la presentadora de Fox de estar "obsesionada" con Trump, sostuvo también que no cree que su jefe cambie de opinión y decida en el último momento asistir al debate.

"No veo la manera de que Fox tenga un debate exitoso cuando el claro favorito republicano ha decidido no participar porque no puede recibir un trato justo", anticipó el jefe de campaña de Trump en otra entrevista concedida a la cadena MSNBC.

El enfrentamiento entre Kelly y Trump se remonta al primer debate televisado entre los aspirantes republicanos, celebrado en agosto pasado y en el que la presentadora hizo preguntas duras e incisivas al magnate, entre ellas una sobre sus declaraciones ofensivas hacia las mujeres.

Al día siguiente, en una entrevista con CNN, Trump criticó la dureza de la periodista, de quien dijo que "le salía sangre de los ojos" y de "donde quiera que sea".

Interpretado como una insinuación de que Kelly fue dura con él porque tenía la menstruación, ese comentario le valió a Trump las críticas de muchos de sus rivales por la nominación republicana y, además, fue vetado de una importante reunión conservadora en Atlanta en la que había sido invitado a intervenir.

Desde entonces, Trump ha seguido cuestionando y criticando a la presentadora a través de su cuenta en Twitter, y también protagonizó un boicot contra Fox en septiembre, negándose a aparecer en sus programas, aunque duró menos de una semana.

"Rechazo llamar rubia tonta a Megyn Kelly, porque no sería políticamente correcto. En su lugar, la llamaré reportera insustancial", escribió Trump en su último tuit dirigido a la presentadora y publicado hace solo unas horas.

Favorito.

Trump sigue liderando las encuestas de intención de voto republicano a nivel nacional y también encabeza los sondeos de cara a los caucus de Iowa, aunque seguido muy de cerca por el senador Ted Cruz.

Tras conocer la decisión de Trump de no asistir al debate de hoy, Cruz retó el pasado martes a su rival a celebrar un "mano a mano" con él.

Por su parte, el senador y también aspirante presidencial Marco Rubio criticó ayer en un comunicado tanto a Trump como a Cruz por su "actitud teatral" y añadió: "No tenemos tiempo para esta clase de distracciones".

Mientras Trump ha dicho que prevé encabezar hoy jueves un acto con veteranos de guerra, en el debate principal de Fox en horario de máxima audiencia estarán Cruz, Rubio, el neurocirujano retirado Ben Carson, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, el exgobernador de Florida Jeb Bush, el gobernador de Ohio, John Kasich, así como el senador Rand Paul.

En el otro debate, que se celebrará dos horas antes, participarán los cuatro aspirantes restantes: Carly Fiorina, Mike Huckabee, Rick Santorum y Jim Gilmore.

Estas presentaciones en el estado clave de Iowa —el primero en el que se votará para las primarias y que suele tomarse como el medidor más significativo para las nacionales— tienen lugar a tres días de los comicios en ese estado.

Tanto en la interna republicana como la demócrata aparecen muy disputadas las candidaturas entre las primeras y segundas posiciones, respectivamente. En el caso de los demócratas, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton es seguida muy de cerca por el socialista Bernie Sanders.

Trump visto como poco religioso.

A pesar de ser considerado poco religioso, es la excepción a la norma: los estadounidenses confían más en un presidente con el que comparten unas profundas creencias religiosas, según un estudio publicado ayer. La encuesta, llevada a cabo por el Pew Research Center, señala que Trump, "candidato que está ampliamente visto por los republicanos como un potencial presidente "bueno" o "muy bueno", no es ampliamente considerado como una persona religiosa". Solo el 30% del total de los encuestados consideró al multimillonario una persona religiosa, mientras que, según la última encuesta de CNN, 4 de cada 10 votantes lo apoyaría. En concreto, del 56% de votantes republicanos que opinan que Trump sería un "buen" o "muy buen" presidente, solo el 17%, "una sustancial minoría" según el estudio, consideró que es una persona religiosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)