VISITA A MEDIO ORIENTE

Trump: Irán "nunca" debe ser autorizado a tener armas nucleares

El presidente de Estados Unidos visitó por la tarde el Muro de los Lamentos, en Jerusalén, convirtiéndose en el primer mandatario de su país en ejercicio que acude a este lugar sagrado del judaísmo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Donald Trump en el muro de los lamentos. Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó con fuerza este lunes en Israel a Irán de respaldar a los "terroristas" e insistió en la necesidad de hacer que Teherán "nunca" tenga armas nucleares.

"Estados Unidos e Israel pueden afirmar con una sola voz que Irán jamás debe ser autorizada a poseer un arma nuclear -nunca jamás- y que debe cesar la financiación, el entrenamiento y el equipamiento mortíferos de terroristas y milicias", declaró Trump en un breve discurso en presencia del presidente israelí Reuven Rivlin.

Según el presidente republicano, que se encuentra efectuando una visita a Oriente Medio en su primera salida al exterior desde su asunción, hay una "toma de consciencia creciente" entre los países árabes de la región que comparten una "causa común" con Israel sobre "la amenaza que supone Irán".

Algunos minutos antes, el presidente israelí había denunciado en términos virulentos el comportamiento de Teherán.

"Tenemos que asegurarnos (...) de no despertarnos en una pesadilla, con Irán, el grupo Estado Islámico y Hamas en nuestras fronteras", declaró Rivlin.

"Para poder soñar, debemos asegurarnos que Irán esté fuera de nuestras fronteras, fuera de Siria y Líbano", añadió.

Muro de los lamentos

Trump visitó este lunes por la tarde el Muro de los Lamentos, en Jerusalén, convirtiéndose en el primer presidente estadounidense en ejercicio que acude a este lugar sagrado del judaísmo.

Trump posó su mano en el Muro y, siguiendo la tradición, colocó un trozo de papel entre las piedras. Los fieles suelen escribir oraciones o votos en los mensajes que dejan en ese lugar.

El 45º presidente de Estados Unidos escribió luego unas palabras en un gran libro destinado a ese fin.

Ningún responsable israelí lo acompañó en su visita al Muro. Su presencia habría podido ser interpretada como un reconocimiento por Estados Unidos de la soberanía de Israel en este lugar, y Washington piensa que el estatuto diplomático de Jerusalén aún tiene que negociarse.
El Muro de los Lamentos se encuentra en Jerusalén este, la parte palestina de la ciudad santa ocupada por Israel en 1967 y anexionada en 1980.

Israel considera Jerusalén como su capital "indivisible", mientras que los palestinos quieren convertir Jerusalén este en la capital del Estado al que aspiran.

En el Muro de los Lamentos, la mujer y la hija de Trump, Melania e Ivanka, que también es su consejera en la Casa Blanca, se dirigieron a la parte reservada a las mujeres.

Tras haber rezado, Ivanka Trump, convertida al judaísmo, derramó unas lágrimas.

Antes de esta visita histórica en el lugar de rezo más sagrado para los judíos, Trump y su familia habían visitado el Santo Sepulcro, el sitio más sagrado del cristianismo, que también se sitúa en Jerusalén Este.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)