VIDEO 

Trump gana y se consolida en Nevada como candidato

Aunque separado por 20 puntos, Marco Rubio emerge como competidor.

La convincente victoria de Donald Trump en Nevada, incluso entre los republicanos hispanos, lo coloca como el gran favorito ante el "supermartes" del 1° de marzo, donde votarán más de diez estados de Estados Unidos.

Gran parte de esos procesos electorales se llevarán a cabo en territorios del sur y el suroeste del país. Trump vaticinó que desempeñará un buen papel en Texas, reducto de unos de sus principales adversarios, el senador Ted Cruz, que vota el próximo martes.

Las encuestas también le dan como primera opción de voto en estados clave como Florida y Ohio, los feudos del senador Marco Rubio, su más directo rival, y John Kasich (gobernador de Ohio), respectivamente, que irán a las urnas el 15 de marzo.

Después, llegará el turno de una serie de primarias durante los meses de marzo y abril.

"Van a ser dos meses geniales", afirmó el multimillonario durante su celebración de anoche en Las Vegas (Nevada).

"Tal vez ni siquiera necesitemos los dos meses", añadió, en alusión a la posibilidad de que sus contrincantes se rindan antes y él recabe el apoyo necesario para conseguir la candidatura presidencial republicana.

Trump, eufórico, pasó la prueba de Nevada. Foto: AFP.
Trump, eufórico, pasó la prueba de Nevada. Foto: AFP.

Gran triunfo.

Trump logró el 45,9 por ciento de apoyo en los caucus republicanos del estado de Nevada, según las cifras oficiales publicadas ayer tras completar el recuento final de votos.

Con el 100 % de votos escrutados, Trump obtuvo una amplia mayoría por delante de los senadores de origen cubano Marco Rubio (23,9 por ciento) y Ted Cruz (21,4 por ciento).

"Mitt Romney consiguió en Nevada más del 50 por ciento de votos, así que Donald Trump realmente quedó por debajo de lo que hizo él, no solo una vez, sino dos", indicó Rubio ayer en declaraciones al programa "Fox and Friends", en referencia a los caucus republicanos de 2008 y 2012, en los que venció Rommey.

Muy por detrás quedaron los otros dos contendientes, el neurocirujano retirado Ben Carson (4,8 por ciento) y el gobernador de Ohio, John Kasich (3,6 por ciento).

Para Trump es su tercer triunfo consecutivo en los cuatro procesos electorales para la candidatura presidencial celebrados hasta la fecha, después de imponerse en las primarias de Nueva Hampshire (9 de febrero) y Carolina del Sur (20 de febrero).

La única derrota del multimillonario, por ahora, se produjo en los caucus de Iowa, donde quedó segundo, por detrás de Cruz.

"La realidad indiscutible es que los cuatro primeros estados han mostrado que la única campaña que ha vencido a Trump y que puede vencer a Trump es esta campaña", manifestó Cruz anoche desde Las Vegas.

Según varios sondeos, el 85 por ciento de los votantes fueron blancos y el 8 por ciento hispanos, lo que significa un aumento del 60 por ciento en los electores hispanos respecto a 2012.

Nevada es el hogar de casi 800.000 latinos, el 28 por ciento de su población total (2,8 millones).

Para los caucus demócratas y republicanos, según datos de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (Naleo) actualizados hasta diciembre, se registraron 196.000 latinos, un 13 por ciento de todos los votantes inscritos en el estado.

El 17 por ciento de esa cifra se identificó como republicano.

Las encuestas a la entrada de las asambleas reflejan hoy que el 45 por ciento de los hispanos registrados como republicanos se decantó por Trump.

"Lo que realmente me hace feliz, porque lo vengo diciendo desde hace tiempo, es el 46 por ciento de apoyo entre los hispanos. ¡Soy el número uno entre los hispanos!", manifestó el magnate, que recalcó que México pagará el muro que planea levantar en la frontera sur para evitar el tráfico de drogas y la inmigración ilegal.

Cuestionamiento.

Los analistas de la organización Latino Decisions cuestionaron ayer el apoyo latino del que presumió el candidato a las elecciones primarias republicanas Donald Trump en los caucus de Nevada.

Latino Decisions, firma experta en sondeos y análisis sobre el electorado hispano en Estados Unidos, replicó a Trump en su página web que "no, no es el número uno entre los hispanos de Nevada", un estado donde este grupo demográfico vota mayoritariamente por los demócratas.

El 55% de los latinos del estado se identifica como demócrata, el 29% como independiente y solo el 16% como republicano, según un sondeo reciente de esta organización. Si se toma el dato de las encuestas a la entrada de las asambleas, un 44% de los republicanos latinos votó por Trump, lo que supone que le apoya el 7% de los hispanos del estado, según el cálculo que hace Latino Decisions. Es decir, en términos generales, un 93% de los latinos del estado no votó por Trump.

El analista David Damore señala además que las encuestas a la entrada de las asambleas tienen una muestra muy pequeña de los republicanos latinos, quizás solo de 130, y no están diseñadas para estimar de manera precisa el voto de subgrupos, lo que arrojaría más de un 8,5% de margen de error.

Rubio hizo un llamado anti Trump.

El senador de Florida Marco Rubio aseguró ayer que la mayoría de los votantes del Partido Republicano no quiere al magnate Donald Trump. "La mayor parte de los electores republicanos no quiere la nominación de Donald Trump para la Casa Blanca. Trump quiere apoderarse del partido y del país", aseveró Rubio, que espera recoger más apoyos.

PROTAGONISTAS DE LA INTERNA REPUBLICANA.

Donald Trump - "¡Soy el uno entre los latinos".

Lo que realmente me hace feliz, porque lo vengo diciendo desde hace tiempo, es el 46 por ciento de apoyo entre los hispanos. ¡Soy el número uno entre los hispanos!", se ufanó ayer Trump, con los resultados de los caucus en Nevada que lo dieron ganador.

Marco Rubio - "Hay que unir los esfuerzos".

Hasta que no se concentren los votos no habrá una clara alternativa a Trump", dijo Rubio, que

espera de ese modo no solo recoger los votos del exgobernador de Florida Jeb Bush, así como de los candidatos, como John Kasich, Ben Carson y Ted Cruz.

Ted Cruz - "Deberíamos deportarlos".

Sí, deberíamos deportarlos. Deberíamos construir un muro. Deberíamos triplicar la Patrulla Fronteriza", dijo Cruz cuando se le preguntó por la propuesta del muro de su rival Trump, en un esfuerzo desesperado por aproximarse a posiciones más radicales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)