DÍAS DE VÉRTIGO

Trump cumple dos semanas acentuando su perfil más duro

Le colgó el teléfono al premier de Australia y amenaza cortarle fondos a una universidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trump recibió en la Casa Blanca al CEO de Harley Davidson. Foto: Reuters

Donald Trump le cortó el teléfono al primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, amenazó a una universidad con dejarla sin fondos, anunció que va a "destruir" una ley que prohíbe que los credos religiosos participen en política, dijo que habrá más medidas contra los inmigrantes, y le anunció al mundo que debe acostumbrarse a su "tono duro". Ayer fue un día agitado en la nueva Casa Blanca, que hoy viernes cumple dos semanas con Trump.

"Créanme, cuando oyen hablar de las llamadas telefónicas duras que estoy teniendo, no se preocupen. No se preocupen", dijo Trump durante el Desayuno Nacional de Oración. "Prácticamente todos y cada uno de los países del mundo se han aprovechado de nosotros, pero eso no va a seguir sucediendo", agregó. "El mundo tiene problemas, pero vamos a arreglarlos, ¿de acuerdo? Eso es lo que yo hago, arreglo cosas", sostuvo.

The Washington Post informó ayer jueves de un tenso diálogo de Trump con el primer ministro de Australia, Turnbull, en el que discutieron sobre un plan de refugiados acordado en el gobierno de Barack Obama. El diario dijo que Trump describió ese plan de reubicación de refugiados como "el peor acuerdo de la historia" y acusó a Australia de intentar exportar "los próximos atacantes de Boston". Asimismo, agregó que estaba previsto que la llamada se extendiera durante una hora, pero Trump la cortó a los 25 minutos, cuando Turnbull intentó pasar a otros asuntos.

Turnbull rehusó confirmar la información del Post de que Trump, que había hablado antes con líderes como el presidente ruso, Vladimir Putin, y el mexicano Enrique Peña Nieto, le dijo enfadado que su conversación era "la peor hasta el momento".

Cuando las informaciones sobre la conversación comenzaron a copar los titulares en ambos lados del globo, Trump tuiteó: "¿Pueden creerlo? El gobierno de Obama acordó aceptar a miles de inmigrantes ilegales de Australia. ¿Por qué? Aún sigo estudiando este estúpido acuerdo".

Esto aumentó la confusión sobre el estatus del controvertido acuerdo que selló Australia con Obama a finales del año pasado para que Estados Unidos reubique hasta 1.250 solicitantes de asilo retenidos en campamentos de procesamiento en las islas del Pacífico Papúa Nueva Guinea y Nauru. A cambio, Australia aceptaría a refugiados de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Religión y política.

Trump prometió ayer defender la libertad religiosa y "destruir" una ley que limita la participación política de los credos. Además, defendió su veto migratorio a los refugiados y los ciudadanos de siete países musulmanes.

Según Trump, la libertad de religión es "un derecho sagrado" que actualmente está "bajo amenaza", tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. Así lo afirmó en su intervención en el Desayuno Nacional de Oración, un acto que mezcla política y religión, y que se celebra tradicionalmente cada año en Washington el primer jueves de febrero.

Sobre la llamada Enmienda Johnson, que establece que los credos religiosos y otras organizaciones exentas de impuestos no están autorizados a hacer campaña o apoyar abiertamente a candidatos a cargos políticos, Trump aseguró que la "destruirá totalmente".

Esa Enmienda Johnson está vigente desde 1954 y su desmantelamiento depende del Congreso.

"El terrorismo es una amenaza fundamental a la libertad religiosa. Debe terminar y se terminará", remarcó Trump en otro momento de discurso.

Por ello, "en los próximos días, desarrollaremos un sistema para ayudar a garantizar que los admitidos en nuestro país abracen plenamente nuestros valores de libertad religiosa y personal", adelantó sin dar detalles al respecto. "Queremos que la gente entre en nuestra nación, pero gente que nos ame y ame nuestros valores, no que nos odie", apuntó.

Ayer, más de 100 legisladores demócratas urgieron a Trump a retirar "inmediatamente" su orden sobre los refugiados y ciudadanos de países de mayoría musulmana, en una carta dirigida a su secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

Amenaza a Berkeley.

Otro asunto que ocupó la atención de Trump ayer fue la Universidad de California en Berkeley. Trump amenazó con cortarle el financiamiento luego de que cientos de estudiantes se enfrentaron con la Policía al protestar contra la conferencia de un polémico editor de un sitio ultraconservador.

En uno de sus acostumbrados tuits matinales, el presidente amenazó con suprimir los fondos federales destinados a la universidad californiana, símbolo de la contra-cultura y bastión de la defensa de la libertad de expresión en las décadas de los 60 y 70.

En esa universidad de Berkeley el presidente del Banco Central del Uruguay, Mario Bergara, obtuvo su Doctorado en Economía, PhD.

"Si la UC (Universidad de California) Berkeley no permite la libertad de expresión y ejerce la violencia contra personas inocentes que tienen puntos de vista diferentes - NO HABRÁ FONDOS FEDERALES", escribió el nuevo presidente en Twitter.

Al grito de "¡cállenlos!" y "¡cancélenla!", los estudiantes bloquearon una conferencia del británico Milo Yiannopoulos, editor del sitio de extrema derecha Breitbart y simpatizante de Trump, a quien llamó "Papi" en la campaña electoral, y se ha convertido en una de las caras más conocidas del movimiento "Derecha Alternativa", "Alt-right" en inglés. En base a agencias y EL PAÍS DE MADRID

Motoquero.

Poco después de cortarle el teléfono al primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, Trump recibió en la Casa Blanca al CEO de Harley Davidson, Matthew S. Levatichy, y representantes sindicales. En esa reunión, Trump insistió en que Barack Obama prometió a Australia que aceptaría recibir en Estados Unidos a “probablemente más de 1.000 inmigrantes ilegales que estaban en cárceles”.

TRUMP Y EL MUNDO DEL ESPECTÁCULO

Burla

Susan Sarandon - Actriz.


Estrellas de Hollywood se unieron en un video cómico para burlarse de los "hechos alternativos" de Donald Trump, quien, según afirmaron con ironía, lo único que hace es seguir "una constitución alternativa" del país. Susan Sarandon, Cara Delevingne, Lizzy Caplan, Dulé Hill, Shailene Woodley y Amber Heard, entre otros, participaron en este gag en el sitio web "Funny or Die".

Superbowl

Lady Gaga - Cantante Pop.


Durante su presentación el sábado en el Superbowl dice que solo enviará un mensaje de inclusión. El Superbowl, el evento tradicionalmente de mayor audiencia televisiva en Estados Unidos, tendrá lugar este año en Houston en una atmósfera de fuerte polarización respecto del presidente Donald Trump, de quien Lady Gaga ha sido una fuerte crítica.

Cambio de roles

Arnold Schwarzenegger - Actor y exgobernador de California


Trump se burló de la audiencia de su antiguo programa "The Celebrity Apprentice". El actor publicó en Twitter: "Hey Donald, tengo una gran idea. ¿Por qué no intercambiamos trabajos? Tú te haces cargo de la televisión, ya que eres tan experto en los índices de audiencia, y yo me hago cargo de tu trabajo, y así la gente puede finalmente dormir tranquila de nuevo".

PRIMERA MUJER EN EL CARGO.


Acusada de tortura, vice de CIA.


El jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, nombró como su segunda al mando a Gina Haspel, acusada de ordenar el uso de tortura en interrogatorios secretos. Haspel se torna así en la primera mujer en alcanzar el cargo de vicedirectora de la CIA, después de una extensa carrera como agente encubierta en diversos países.

En 2013 Haspel fue designada para conducir el Servicio Nacional Clandestino de la CIA, aunque fue removida de ese cargo pocas semanas después al conocerse su autorización al uso de tormento físico a detenidos.

De acuerdo a reportes divulgados por el diario The Washington Post, en la ofensiva estadounidense posterior al 11/S, Haspel fue responsable por una prisión secreta en Tailandia. Allí "por lo menos dos detenidos fueron sometidos al submarino y otras técnicas de interrogatorio" que el propio Congreso estadounidense consideró equivalentes a torturas. El diario afirmó que Haspel también participó activamente en la destrucción de cintas de video de esos interrogatorios.

El nombramiento de Haspel en el segundo cargo más alto de la CIA hace renacer las preocupaciones sobre la posibilidad de que la inteligencia estadounidense vuelva a utilizar centros secretos de detención o "técnicas mejoradas de interrogatorio". El presidente Donald Trump dijo hace una semana estar absolutamente convencido de que "la tortura funciona". Trump dijo, sin embargo, que quien tendrá la decisión sobre el retorno del uso de la tortura será el secretario de Defensa, James Mattis, quien a su vez manifestó ante el Senado oponerse al uso de esas técnicas. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)