LA POLÍTICA MIGRATORIA DE ESTADOS UNIDOS

Trump tiene quien aporte el cemento para su muro

Gigante franco-suizo admitió que pagó al Estado Islámico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de EE.UU. prometió construir un muro pronto. Foto: EFE

El gigante franco-suizo LafargeHolcim, el mayor grupo cementero del mundo y que recientemente admitió que le pagó al grupo yihadista Estado Islámico para poder operar en Siria, está listo para vender el cemento que necesita Donald Trump para levantar su muro en la frontera con México. El proyecto, de un costo estimado de varias decenas de miles de millones de dólares, está en el centro de una crisis diplomática entre México y Washington y ha suscitado críticas en todo el mundo.

"Estamos listos para entregar materiales de construcción para todos los tipos de proyectos de infraestructura en Estados Unidos", dijo Eric Olsen, presidente de la megaempresa, en una entrevista con la AFP, al ser interrogado sobre la participación de la firma en el controvertido muro. "Somos la primera cementera en Estados Unidos (...). Estamos aquí para apoyar la construcción y el desarrollo del país", justificó el empresario. "Estamos para servir a nuestros clientes y para responder a sus necesidades. No somos una organización política", insistió.

El canciller francés, Jean-Marc Ayrault, instó ayer jueves a la compañía a "pensar cuidadosamente" antes de proporcionar material para la construcción del muro en la frontera con México, al insistir en que ello conlleva "responsabilidad social y ambiental".

La firma "debería pensar en sus propios intereses, pues hay otros clientes en el mundo que verán esto con cierto estupor", indicó en declaraciones a la radio-televisión pública Franceinfo.

También presente en Estados Unidos, la irlandesa CRH ya adelantó que no suministrará cemento para el muro ideado por el presidente estadounidense, que firmó el decreto de lanzamiento del proyecto el 25 de enero.

Para LafargeHolcim, nacida en 2015 de la fusión de la francesa Lafarge y la suiza Holcim, el "muro de Trump" representa una apuesta importante.

Estados Islámico.

LafargeHolcim admitió el pasado 2 de marzo en un comunicado que su empresa en Siria accedió a pagar a grupos armados para mantener la circulación de empleados y camiones de su planta en Xerab Hisq, en el norte del país. Lo hizo durante 2013 y hasta septiembre de 2014.

La unión de Lafarge y Holcim creó hace algo más de dos años el mayor grupo cementero del mundo: 90.000 empleados, 80 países, ventas de 32.000 millones de euros. Y estos días está en boca de muchos no solo por el affaire sirio sino porque su consejero delegado, Eric Olsen, ha manifestado su disposición a participar en la construcción del muro con México ideado por el presidente Donald Trump. Paradójicamente, el equipo de Trump aprovechó que Lafarge había contribuido con la Iniciativa Global Clinton para vincular a Hillary Clinton en plena campaña, en el verano de 2016, con los yihadistas del ISIS. Y eso porque un periódico sirio, Zaman al Wasl, y el diario francés Le Monde ya habían empezado a airear los tratos en Siria de la cementera con grupos armados.

El diario El País de Madrid ha tenido acceso a varios documentos y correos de la firma filtrados en la red. Alguno de estos papeles coinciden con los aportados por extrabajadores de la planta de Xerab Hisq en una denuncia presentada en París contra LafargeHolcim por "complicidad" con crímenes de guerra en Siria y "financiación de terrorismo".

Tanto la sede suiza de LafargeHolcim como sus oficinas en París, contactadas por ese diario, se limitan al comunicado del 2 de marzo y no dan más detalles. Conocen por la prensa la filtración de documentos, pero recurren a la investigación aún abierta para no hacer comentarios al respecto. Hasta el momento, el grupo ha reconocido que Lafarge Cement Syria, la empresa al cargo de la planta en el país árabe, "proveyó fondos a terceras partes para llegar a acuerdos con grupos armados, mantener las operaciones y garantizar el paso seguro de empleados y materiales hacia y desde la planta". Varios de los papeles aireados y vinculados a los tratos de LafargeHolcim tienen el membrete del ISIS y la firma de su rama provincial en Alepo, adonde pertenece la planta. Son precisamente permisos para el paso de vehículos de la empresa por los checkpoints yihadistas. En uno de ellos se pide a los "hermanos muyahidines" (combatientes de la yihad) que dejen pasar a un coche de la planta para cumplir el "acuerdo" alcanzado previamente con la empresa cementera.

Cae un 40% detención de ilegales en la frontera.

El número de inmigrantes indocumentados detenidos en Estados Unidos tras cruzar la frontera con México, cayó un 40% entre enero y febrero. Es el primer mes completo del gobierno de Donald Trump con estadísticas migratorias. Estados Unidos atribuyó el descenso a la política de mano dura contra la inmigración irregular. La policía fronteriza estadounidense detuvo en febrero a 18.762 personas que habían cruzado ilegalmente desde México. La cifra es un 40% inferior a la de enero de este año y un 51% menor que la de febrero de 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)