VIDEO

Trump: "Se acabó la paciencia con la brutal Corea del Norte"

El presidente prometió una “respuesta firme” ante la amenaza nuclear.

Donald Trump hizo que volvieran a sonar con fuerza los tambores de la guerra. El presidente de Estados Unidos aprovechó ayer viernes su reunión con el líder de Corea del Sur, Moon Jae-in, para asegurar que la "paciencia" con Corea del Norte se acabó, y que llegó la hora de una "respuesta firme".

"La paciencia estratégica con el régimen de Corea del Norte fracasó. Ha fracasado por muchos años. Francamente, la paciencia se acabó", dijo Trump. Y agregó que Corea del Sur y Estados Unidos enfrentan "la amenaza del régimen brutal e irresponsable de Corea del Norte", por lo que "su programa nuclear y de misiles requiere una respuesta firme".

Desde que llegó a la Casa Blanca, Trump buscó convencer a China de que ejerciera su influencia para contener al gobierno de Corea del Norte, aunque por el momento la opción no ha mostrado resultados. "Nuestro objetivo es la paz, estabilidad y prosperidad para la región, pero Estados Unidos siempre se defenderá", alertó ayer Trump.

La situación se tornó aún más tensa después de que el régimen norcoreano liberó y envió de retorno al estadounidense Otto Warmbier, quien había sido detenido hace 18 meses en Corea del Norte. Warmbier llegó a Estados Unidos en coma y falleció pocos días después.

Trump recibió ayer viernes a Moon en el Salón Oval para una reunión cuya agenda estaba en gran parte dedicada a discutir las tensiones con Corea del Norte a raíz de sus ensayos con misiles y la continuidad de su programa nuclear.

Aún antes del inicio de la reunión a puertas cerradas, durante una rápida declaración a la prensa, Trump había dicho que había "muchas opciones" abiertas con relación a Corea del Norte.

"Estamos trabajando de cerca con Corea del Sur y Japón, así como con nuestros socios en todo el mundo, en una gama de medidas diplomáticas, de seguridad y económicas para proteger a nuestros aliados y a nuestros propios ciudadanos de esta amenaza conocida como Corea del Norte", añadió.

Moon busca en Washington apoyo a su intención de lograr algún tipo de aproximación entre Seúl y Pyongyang, y para ello tiene en agenda reuniones con varios legisladores.

Inclusive antes de desembarcar en la capital estadounidense, Moon había sugerido que Seúl y Washington deberían ofrecer algún tipo de concesión a Corea del Norte.

Trump, en cambio, parece dispuesto a abandonar las esperanzas que tenía de una ayuda de China para controlar a Corea del Norte. Ayer Trump evitó criticar en público la estrategia defendida por Moon, y sugirió que no estaba dispuesto a un esfuerzo de aproximación. "Estados Unidos hace un llamado a otras potenciales regiones y a las naciones responsables a que se unan a nosotros en la implementación de sanciones", dijo el presidente.

Por su parte, Moon indicó que "el más serio desafío para nuestras dos naciones son las amenazas nucleares y misilísticas de Corea del Norte".

"Las amenazas y provocaciones del norte se toparán con una severa respuesta" de Seúl y Washington, advirtió Moon.

Estados Unidos tiene en la actualidad unos 28.000 soldados en Corea del Sur.

Trump convocó a sus aliados a aplicar duras sanciones al régimen norcoreano. Foto: Reuters
Trump convocó a sus aliados a aplicar duras sanciones al régimen norcoreano. Foto: Reuters

Visita a Seúl.

En prueba de la firme alianza con Corea del Sur, Trump aceptó una invitación para visitar este año ese país junto a su esposa, Melania.

"He invitado al presidente Trump a visitar Corea del Sur este año, y él muy amablemente ha aceptado mi oferta", aseguró Moon en la conferencia de prensa después de reunirse con Trump en la Casa Blanca.

"La visita del señor y la señora Trump demostrará de nuevo no solo nuestra amistad, sino también los lazos íntimos que nuestros pueblos han desarrollado en momentos buenos y malos. Su visita será otro hito más en la definición de nuestra alianza, yo mismo me aseguraré de ello", añadió el presidente surcoreano.

Moon no precisó cuándo se producirá la visita de Trump, aunque el mandatario estadounidense tiene previsto viajar en noviembre a Vietnam y Filipinas para asistir a una serie de cumbres con líderes del sudeste asiático y el Pacífico.

Comercio.

La crisis con Corea del Norte no fue el único tema de la reunión de Trump con Moon. "Haremos más por remover las barreras recíprocas al comercio y al acceso a los mercados", dijo Trump, agregando que habían intercambiado opiniones sobre asuntos comerciales espinosos como los referentes al sector siderúrgico y automotor. Trump también destacó la necesidad de asegurar una división equitativa de los costos de defensa entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Presidente podría perder los poderes otorgados tras 11/S.

El Congreso estadounidense está un paso más cerca de debatir un nuevo marco legal para librar la guerra que el que fue aprobado inmediatamente después de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Un comité de la Cámara de Representantes aprobó esta semana una enmienda a un proyecto de ley de gasto militar que derogaría la Autorización de Uso de la Fuerza Militar de 2001, conocida en los círculos militares como el AUMF. Dicha medida dio a George W. Bush amplios poderes para invadir Afganistán y perseguir a Al Qaeda y los talibanes. Pero los críticos dicen que esta autorización es excesivamente amplia y que abrió la puerta a las guerras en Afganistán, Irak y Siria, ataques a Libia, una misión en Pakistán para matar a Osama bin Laden y el uso de drones para matar sospechosos terroristas. El AUMF dio al presidente el poder de utilizar "toda la fuerza necesaria y apropiada" contra cualquier grupo que haya facilitado los ataques del 11-S. La enmienda fue insertada por la congresista demócrata Barbara Lee, la única representante que votó no al AUMF cuando se debatió por primera vez en septiembre de 2001. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)