atentados en parís

Tres equipos, 3 belgas, 1 francés y una mujer, lo que se sabe de los terroristas

"Disparaban con los Ak47, demostraron tener gran puntería y alcanzaban los blancos", afirmó un testigo de uno de los ataques perpetrados en un bar cerca del "Stade de France".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Noche de pánico y horror en las calles de París. Foto: AFP

Un comando dividido en tres equipos, fuertemente armados y con la convicción que había que alcanzar los blancos fijados con una técnica militar: es el identikit del grupo que llevó a cabo los ataques del viernes en París, desencadenando así una escalada en la guerra declarada por el Estado Islámico a Europa.

Los responsables del terror sembrado en diferentes puntos de la capital francesa forman parte de una célula de combatientes "autosuficiente" y con un pasado de lucha en Siria, según los investigadores y expertos en antiterrorismo de Londres.

Los "mártires" del ataque eran por otra parte al menos ocho, según una reivindicación difundida por el Estado Islámico. Sin embargo, no se excluye que algunos de ellos lograron escapar.

"Los terroristas muertos son siete", informó la fiscalía de París, mientras no se descarta la presencia en el grupo de una mujer, que fue vista en el teatro Bataclan, donde tuvo lugar la más sangrienta de las masacres del viernes. Alli, en esa conocida sala de espectáculos parisina, los muertos fueron al menos 89.

El perfil de los yihadistas del comando es muy similar al de los protagonistas de los ataques en enero pasado a la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo y al supermercado koscher, siempre en esa capital.

Son jóvenes, dispuestos a inmolarse, adiestrados militarmente y con una experiencia de guerra en Siria.

El único del grupo identificado al cien por cien es un hombre de 30 años, de nacionalidad francesa, nacido en el barrio periférico parisino de Courcouronnes, área que las autoridades de la capital definen como "sensible".

"Los servicios secretos lo conocían", precisaron diferentes fuentes, al destacar que el joven de Courcouronnes había sido condenado por delitos menores entre el 2004 y el 2010 a raíz de su adhesión al Islam fundamentalista. Lo mismo puede decirse para sus compañeros que el viernes abrieron el fuego en París al grito de "Allah u Akbar" (Alá es grande).

Los tres equipos que formaban el comando parisino llevaron a cabo sus ataques con gran "profesionalidad" y trabajaron en perfecta coordinación: "Disparaban con los Ak47, demostraron tener gran puntería y alcanzaban los blancos", afirmó un testigo de uno de los ataques perpetrados en un bar cerca del "Stade de France".

"Parecían soldados de un fuerza especial", añadió. Los casquillos que quedaron en el piso en el lugar de los atentados confirman que los terroristas utilizaron diferentes armas.

Otro aspecto inquietante de los ataques es que los terroristas contaron "con una red logística localizada en el área metropolitana de París muy extensa y bien organizada. Esto les permitió planificar los ataques hasta el último detalle", destacó el director de la revista italiana de Defensa, Pietro Batacchi.

El grupo -añadió- contó con toda probabilidad con "zonas seguras, departamentos y garaje-almacenes que les permitió estudiar los objetivos, hacer llegar los explosivos y dividir las diferentes "tareas".

La periferia parisina donde nació el único terrorista hasta ahora identificado "tiene áreas que las autoridades controlan desde hace años", destacó Batacchi.

"En Francia se habla de un fracaso de la Inteligencia. Sin duda alguna no hubo prevención, o si la hubo fue escasa. Pero es muy difícil infiltrarse en realidades que tienen la capacidad -precisó el experto- de contar con apoyos muy consistentes".

Otro dato clave son las conexiones con las periferias igualmente amenazadoras de otras ciudades europeas: por ejemplo, las de Bruselas, o de otros centros de Bélgica, desde donde en enero llegaron las armas para el ataque a la revista Charlie Hebdo.

El barrio de Molenbeek de Bruselas es por ejemplo la "casa" de la célula yihadista de la localidad de Verviers y de muchos "foreign fighter": el lugar donde hoy fueron arrestados al menos tres cómplices "residentes en Bélgica" de los terroristas que perpetraron las masacres de París.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)