vea el video

Tras el tiroteo con los policías, los prófugos continúan en libertad

Si bien la Policía bonaerense dejó trascender que Víctor Schillaci y los hermanos Víctor y Martín Lanatta estaban "cercados" por un operativo con al menos 700 agentes, ninguno de los condenados a perpetua que se fugaron el domingo pudo ser recapturado.

Si no puede ver el video haga click aquí.

Los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez en Argentina recibieron el fin de año en libertad, tras una madrugada de furia en el último día de 2015 cuando atacaron a balazos a dos policías en un control vial en la ruta provincial 20, a tres kilómetros de la ciudad bonaerense de Ranchos.

Si bien la Policía dejó trascender que Víctor Schillaci y los hermanos Víctor y Martín Lanatta estaban "cercados" por un operativo con al menos 700 agentes, ninguno de los condenados a perpetua que se fugaron el domingo pasado del penal de General Alvear pudo ser recapturado hasta primera hora de hoy.

Ayer, a las 3.40, al ser detenida su camioneta Ford Ranger en un puesto vial de Ranchos, los prófugos se bajaron e hirieron a balazos a dos jóvenes agentes, Lucrecia Yudati, de 33 años, y Fernando Pengsawath, de 22, quienes esta mañana permanecían internados en el Centro Médico Fitz Roy, del barrio porteño de Palermo.

La investigación.

Los hermanos Lanatta y Schillaci escaparon de la Unidad 30 de General Alvear el domingo pasado a las 2.30, vestidos con ropa oscura, similar a los uniformes penitenciarios, luego de reducir a dos guardias y maniatarlos con precintos y de tomar como rehén a otro, al que obligaron a subir a un Fíat 128, que debieron empujar para hacerlo arrancar. Luego abandonaron el Fíat y abordaron una camioneta negra que fue registrada por cámaras de seguridad.

Según el análisis de los cruces telefónicos ordenados por el fiscal de Azul Cristian Citterio, que investiga la fuga, el celular que usaba Martín Lanatta en el penal de General Alvear se activó el domingo pasado, horas después del escape, en una quinta de Florencio Varela, cerca de la ruta 36.

La propiedad -dijeron a La Nación fuentes policiales- pertenecería a Marcelo Melnick, dueño de una pizzería de Ezpeleta y amigo de Schillaci, que estaba inscripto en la lista de personas autorizadas para visitar a los hombres vinculados con el tráfico internacional de efedrina que mataron, en agosto de 2008, a Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

Anteayer, la policía allanó la vivienda de Melnick -quien habría reconocido la visita de los delincuentes- y secuestró una camioneta Dodge Ram y una gran cantidad de dinero en efectivo. Y Melnick fue demorado; el hombre, sospechan los pesquisas, podría haber colaborado con la fuga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)