Francia

El terrorista abatido por la Policía llevaba cinturón de explosivos falso

Al grito de "Alá es grande", el hombre intentó ingresar a la seccional armado con un cuchillo y utilizando un cinturón de explosivos, que resultó ser falto. Ocurrió el mismo día en que se cumple un año del ataque a las oficinas de Charlie Hebdo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Policías cerca del lugar donde abatieron al hombre armado en Francia. Foto: EFE

El hombre abatido hoy por la Policía al atacar con un arma blanca una comisaría de París al grito de "Alá es grande" llevaba un falso cinturón de explosivos sujeto al cuerpo, informaron fuentes policiales.

Los artificieros que acudieron al lugar de los hechos para determinar la naturaleza del artefacto constataron que era un dispositivo falso, explicó a la emisora "France Info" un responsable policial.

El atacante, que no llevaba documentos identificativos, utilizó para la agresión un arma blanca, que podría ser un utensilio de carnicería, según las fuentes.

El cuerpo sin vida del individuo quedó tendido en el suelo a pocos metros de la puerta, donde fue inspeccionado en un primer momento por un robot de los artificieros, que temían la presencia de un artefacto de explosivos porque había unos cables que le colgaban por el interior de la chaqueta.

Los hechos ocurrieron hacia las 12.00 locales (11.00 GMT) en la calle de la Goutte d'Or que da nombre al barrio, en el que hay una importante población originaria del Magreb y del África negra.

Said, un vecino del barrio, contó a Efe que se escucharon al menos tres disparos y unos gritos.

La Policía acordonó todo el sector, con el despliegue de decenas de agentes uniformados y de paisano.

Hasta allí acudió el ministro del interior, Bernard Cazeneuve, que en el momento del ataque se encontraba junto al presidente francés, François Hollande, que pronunció un discurso en homenaje de las fuerzas del orden en la Prefectura de policía de París, justo un año después del atentado yihadista contra el semanario satírico "Charlie Hebdo".

Hollande señaló que la amenaza terrorista en Francia sigue siendo "temible", lo que justifica un reforzamiento del dispositivo antiterrorista, entre otras cosas con una evolución de las condiciones en las que policías y gendarmes pueden hacer uso de sus armas.

Hollande dice que la amenaza terrorista sobre Francia sigue siendo "temible"

El presidente francés, François Hollande, afirmó este jueves que la amenaza terrorista sobre su país sigue siendo "temible", en un acto de homenaje a las fuerzas del orden coincidiendo con el aniversario del atentado contra el semanario satírico "Charlie Hebdo".

Hollande insistió en que la misión de las fuerzas del orden "nunca desde hace décadas" había sido "tan necesaria, tan exigente, porque el terrorismo no ha dejado de hacer pesar una amenaza temible sobre nuestro país".

Por eso justificó un incremento del dispositivo antiterrorista y reveló que desde que decretó el estado de emergencia tras los atentados yihadistas del 13 de noviembre en París -que calificó de "actos de guerra"- los registros administrativos han permitido poner en evidencia 25 infracciones "en relación directa con el terrorismo".

Igualmente explicó que en el último año se ha prohibido salir de Francia a cerca de 200 personas que tenían planes para ir a Siria e Irak para integrarse en grupos yihadistas.

En ese mismo período, se han dictado medidas contra medio centenar de extranjeros a fin de impedir que puedan entrar en territorio francés por sospechas terroristas.

El jefe de Estado confirmó que "para salir sin debilitarnos del estado de emergencia", que debe levantarse el próximo 26 de febrero, su Gobierno prepara un proyecto de ley que "responde a los desafíos que afrontamos" como el retorno a Francia desde Siria e Irak de personas radicalizadas.

Por eso, esa proposición legislativa integrará la imposición a algunos de ellos que no sean encarcelados medidas de residencia vigilada porque "son por definición sospechosos".

En términos generales, dijo que "hay que controlar más a los individuos sospechosos, fichados" por los servicios secretos.

Ante la polémica sobre el hecho de que ese proyecto de ley otorga poderes especiales a la policía y a los fiscales, aseguró que las decisiones se tomarán "forzosamente bajo el control del juez".

En cualquier caso, certificó que se contempla la posibilidad de que los agentes puedan proceder a registros de equipajes y vehículos en torno a lugares sensibles -como instalaciones industriales- en caso de amenaza terrorista y durante un tiempo limitado.

También avanzó que "el procedimiento penal se simplificará" para que la policía "pueda consagrarse plenamente a la investigación" y quede liberado de algunas tareas administrativas.

Otro punto del proyecto de ley es el referido al uso de las armas, que no se limitará a la legítima defensa frente a "individuos que han matado y que se disponen a matar".

Puso el acento en que "la doctrina de las fuerzas de seguridad debe adaptarse" para hacer frente a "combatientes (...) acostumbrados a una violencia extrema".

Hollande rindió homenaje a los agentes muertos el pasado año, y en particular a los tres asesinados durante los atentados de enero pasado.

Fueron los policías nacionales Franck Brinsolaro y Ahmed Merabet, muertos el 7 de enero de 2015 por los tiros de los hermanos Said y Cherif Kouachi que atacaron "Charlie Hebdo", así como la policía municipal Clarissa Jean-Philippe, asesinada al día siguiente en Montrouge (al sur de París) por Amedy Coulibaly.

Coulibaly fue el terrorista que el 9 de enero secuestró a varias decenas de personas que estaban en un supermercado judío del este de la capital francesa y mató a cuatro de ellas antes de ser tiroteado por la policía.

Hollande indicó que Brinsolaro, Merabet y Jean-Philippe "murieron para que podamos vivir libres".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)